Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
CONFEDERACION INTERNACIONAL DE ORGANIZACIONES SINDICALES LIBRES

La Agrupación Global Unions reclama al FMI y al Banco Mundial que vayan más allá del alcance del acuerdo del G8 y desistan de aplicar a sus préstamos la nociva condicionalidad

Se puede consultar la declaración en:

Rebanadas de Realidad - Bruselas, 26 de septiembre de 2005 (La CIOSL EnLínea): En una declaración hecha hoy ante las reuniones anuales de 2005 del FMI y el Banco Mundial, la Agrupación Global Unions hizo un llamamiento a los países industrializados para que vayan más allá de los compromisos que se hicieron en la Cumbre del G8 en lo relativo a aumentar el alivio de la deuda y la ayuda al desarrollo. Reclamó asimismo a esas instituciones que eliminen la condicionalidad que su política económica vincula al alivio de la deuda y la ayuda.

"Dar seguimiento a los compromisos que hiciera el G8 en materia de alivio de la deuda es una tarea clave de las instituciones financieras internacionales con sede en Washington", dijo Guy Ryder, Secretario General de la CIOSL. "Pero las IFI tienen otro deber de similar importancia: deben dejar de condicionar el alivio de la deuda y la ayuda a la aplicación de reformas estructurales como la privatización y la liberalización unilateral del comercio, medidas que a menudo son perjudiciales para a los países pobres en desarrollo.

"La política actual equivale a dar con una mano y quitar con la otra. Se necesitan grandes reformas para alcanzar los objetivos del Llamamiento Mundial a la Acción contra la Pobreza, la alianza contra la pobreza que la CIOSL respalda y de la cual es uno de los fundadores", agregó Ryder.

La declaración de la Agrupación Global Unions sostiene que las condiciones de la política económica muchas veces socavan los esfuerzos nacionales por erradicar la pobreza y alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

"Alentamos a las IFI a proporcionar en cambio ayuda financiera para respaldar los planes de desarrollo nacionales y participativos, originados en los países a través de consultas de los parlamentos nacionales con la sociedad civil y los sindicatos, como alternativa a la condicionalidad de la política económica", puntualizó Ryder.

En la declaración se reclama asimismo al FMI y al Banco Mundial que hagan extensivo el alivio de la deuda a un mayor número de países. Se pide que en sus préstamos y en sus recomendaciones políticas, el FMI y el Banco Mundial den prioridad a la creación de empleos decentes, al respeto de las normas fundamentales del trabajo y a una protección social abarcadora. Dado el contradictorio comportamiento de las IFI en materia de defensa de los derechos de los trabajadores, en la declaración de la Agrupación Global Unions se reitera que para erradicar la pobreza y alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio es fundamental que se respeten los derechos de los trabajadores y el trabajo decente, lo que comprende salarios adecuados, lugares de trabajo seguros y protección social.

La Agrupación Global Unions está compuesta por la Confederación Internacional de Organizaciones Sindicales Libres (CIOSL), la Comisión Sindical Consultiva (CSC) ante la OCDE y las Federaciones Sindicales Internacionales (FSI), que representan a sus respectivos sectores en el nivel sindical internacional (UNI, FITCM, UITA, FITIM, ISP, IE, FITTVC, FIP e ICEM).
Gentileza del Departamento de Prensa de la CIOSL.
Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones