Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
CONFEDERACIÓN INTERNACIONAL DE ORGANIZACIONES SINDICALES LIBRES

Ucrania: la crisis del gas saca a relucir la gran depresión de las zonas mineras

Nuevo dossier de El mundo sindical - Ucrania

Rebanadas de Realidad - Bruselas, 30 de enero de 2006 (La CIOSL EnLínea): Al interrumpirse el 1 de enero pasado las entregas de gas ruso a Ucrania se reactivó el debate sobre la independencia energética de ese país. ¿Pueden las grandes reservas subterráneas de carbón existentes en Ucrania ayudarle a forjarse esa independencia? Eso es lo que opinan los sindicatos de mineros ucranios, pero saben que la mayoría de las minas de carbón están sufriendo una deterioración creciente que exige grandes inversiones. Ese deterioro -debido a la mala gestión de las minas estatales y a las prácticas de oligarcas ávidos de obtener riquezas rápidamente- también contribuye a que las minas ucranias sean algunas de las más peligrosas del mundo.

En 2005, 157 trabajadores murieron a raíz de accidentes ocurridos en las minas ucranias y 7.768 sufrieron heridas. Miles de mineros jubilados continúan trabajando en las galerías subterráneas porque lo que perciben como jubilación es demasiado poco como para que puedan vivir decentemente. Mujeres y niños bajan todos los días a las minas clandestinas que se van haciendo en cualquier lugar donde puede haber carbón a poca profundidad. Todo esto, bajo la mirada de hombres de negocios sin escrúpulos que se han convertido en poderosos "oligarcas", que aprovechan las muchas falencias de la mala administración de las autoridades ucranias. Una vez que se enriquecieron, invierten en otros negocios particulares, como por ejemplo, clubes de fútbol.

En el nuevo dossier de El mundo sindical, titulado "Ucrania: La gran depresión de los mineros", que hace público hoy la CIOSL, se pone de relieve la desastrosa situación social existente en el yacimiento carbonífero de Donbass, al sudeste de Ucrania. Hay localidades de esa zona a las que se denomina "ciudades deprimidas" desde que cerraron las minas de carbón -que eran sus pulmones económicos-, con lo que se originó una drástica reducción de los servicios sociales, servicios que hasta entonces brindaban las minas (mantenimiento de caminos, apoyo para las escuelas y guarderías, etc.). En 1991, cuando Ucrania se independizó, había 1,2 millones de empleos en las minas pero ahora no quedan nada más que unos 300.000. Muchos de los que fueran mineros tuvieron que irse del país.

El gobierno de Ucrania piensa privatizar todas las minas de carbón que continúan abiertas. Los sindicatos de mineros se oponen a ello ya que consideran que únicamente las autoridades públicas podrían inyectar las sumas astronómicas que se necesitan para modernizar los operativos de extracción de carbón, cuya rentabilidad tardaría varios años en producirse. Los sindicatos consideran que la mala gestión de las autoridades explica el creciente deterioro de la mayoría de las minas estatales y, con ello, su actual falta de rentabilidad. La corrupción de numerosísimos funcionarios de todos los niveles favoreció el enriquecimiento de los oligarcas en detrimento de las minas y de sus trabajadores. "Ciertas privatizaciones fueron hechas por grupos de personas que están en el poder que consideran el presupuesto estatal como un complemento de sus propios negocios", declara Volodymir Novikov, Viceministro de Energía de Ucrania. Nada más que 10 de las 167 minas están actualmente en manos de inversores privados serios, es decir, las que no necesitaban grandes inversiones para ser rentables.

En esta nueva reseña de El mundo sindical se plantea asimismo la cuestión de la independencia energética de Ucrania. A raíz de que el 1 de enero el gigante ruso del gas, Gazprom, interrumpiera sus entregas a Ucrania debido a un desacuerdo con respecto al precio del gas, el ministerio ucranio de energía advirtió a las tres centrales térmicas que sería necesario poder reemplazar una parte del gas por carbón. Si bien entre tanto se encontró salida a esta crisis en las relaciones entre Ucrania y Rusia, la misma reavivó algunas esperanzas en la región de Donbass, donde los sindicatos de mineros estiman que Ucrania tiene suficiente carbón bajo tierra como para ser independiente en el plano energético. No obstante, si el gobierno ucranio decidiera tomar este rumbo, deberá hacer frente a grandes desafíos económicos y ecológicos.

Gentileza del Departamento de Prensa de la CIOSL.
Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones