Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
8 DE MARZO - DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER

"Plantar un árbol para luchar contra el desierto... y la pobreza de las mujeres"

Primer plano de Rosine Soubeiga (Burkina Faso - FNTCS)
Por Pierre Martinot

Rebanadas de Realidad - Bruselas, 6 de marzo de 2006 (CIOSL En línea): El 8 de marzo de 2006, la CIOSL dará inicio a la segunda etapa de su campaña mundial de sindicalización de trabajadoras, tomando a las trabajadoras de la economía informal como uno de los blancos prioritarios (*).

En el norte de Burkina Faso, cerca de Ouahigouya, la Fédération nationale des travailleurs de la construction et de la sylviculture (FNTCS) respalda un proyecto de lucha contra la desertificación. En el corazón del proyecto, más de 80 mujeres trabajan cotidianamente en el vivero de Somiaga. Rosine Soubeiga, Secretaria de Promoción Femenina de la FNTCS, considera que promover el cultivo del árbol moringa en esta región del Sahel contribuye eficazmente a reducir la pobreza.

  • ¿Qué objetivo tiene este proyecto de vivero a las puertas del desierto?

Lo que busca la FNTCS es proteger el medio ambiente y luchar contra la desertificación. Su cometido es llevar a los miembros a forjar una solidaridad nacional para defender los intereses de los trabajadores y trabajadoras y proteger los derechos humanos de los trabajadores a través del respeto de los derechos sindicales. Desarrollando una actividad silvícola en esa región de Burkina Faso, estamos realmente en ese rumbo. En concreto, plantar un árbol equivale a frenar el avance del desierto. También contribuimos con ello a que la tierra sea más fértil. Con esa fertilidad, las generaciones actuales y futuras podrán hacer buenas cosechas. Eso garantiza la seguridad alimentaria de las poblaciones y, con ello, mejor salud. Además, al hacer un proyecto de reforestación en una región desértica, se está también favoreciendo un aporte de agua a través de las lluvias. Tenemos nuestro vivero en un terreno de 4 hectáreas en Somiaga, aldea situada a 7 kilómetros de Ouahigouya.

  • ¿Qué cualidades tiene el moringa, ese árbol que decidieron cultivar?

El moringa es un árbol tropical procedente de la India pero especialmente apto para el clima del Sahel y la sequedad del suelo de Burkina. Un árbol adulto tiene entre 4 y 7 metros de altura y es de crecimiento rápido. En Burkina Faso cultivamos 9 de las 13 especies de moringa que hay. Es un árbol con múltiples virtudes alimentarias y medicinales. En la farmacopea tradicional, la corteza y la raíz se utilizan para tratar afecciones hepáticas, diarrea y paludismo. Es posible así tratar esas dolencias con poco gasto. En cuanto al aspecto culinario, las hojas, que crecen todo el año, se utilizan para preparar salsas que acompañan el arroz, el cuscús y el tô. Se las consume frescas o secas. También se las puede conservar molidas durante mucho tiempo. Contienen muchas vitaminas por lo que se las puede utilizar para combatir la desnutrición. Las mujeres también hacen harina de moringa, con la que preparan croquetas o la agregan a la papilla de los niños. Finalmente, los granos del moringa, ricos en materia grasa, se muelen para hacer un aceite que se utiliza en los engranajes mecánicos de los relojes y que se emplea también para preparar perfumes.

  • ¿Cómo contribuye este proyecto de vivero a la lucha contra la pobreza?

Las múltiples utilizaciones que se le pueden dar al moringa permiten que las poblaciones se alimenten y se traten con un costo menor durante todo el año. El moringa también es muy valioso en otros sectores. Su madera se utiliza en la construcción de casas, para los techos y carpintería de obra. No hay que olvidar tampoco el carbón vegetal, que se vende a la vera de los caminos y que se utiliza para cocinar.

Todas estas utilizaciones generan ingresos con los que las poblaciones pueden llevar a cabo otras actividades y movilizar la economía local. Promovemos también el desarrollo de una mutual de salud con los beneficios obtenidos de la explotación del moringa.

  • ¿Qué participación tienen las mujeres en ese proyecto?

La Federación tiene actualmente 5.396 miembros, 1.862 de los cuales son mujeres. En este proyecto de vivero de moringas, más de 80 mujeres trabajan todos los días plantando y cuidando las plantas. También hemos llevado a cabo numerosos cursos de formación, principalmente referidos a la gestión de los viveros. Eso promovió la colaboración entre hombres y mujeres, que hoy pueden sentarse, discutir y tomar decisiones juntos. Es un gran adelanto. Pienso que el sindicato realmente permite que las mujeres militen para defender sus intereses.

La Federación también respalda a las mujeres en sus actividades de sensibilización con respecto al VIH/SIDA y la ablación del clítoris. Con el grupo de teatro Yamwekré (despertar de la conciencia), recorren las aldeas y los barrios informando a la población y cuestionando su comportamiento.

  • ¿Se extenderá ahora este proyecto piloto a otras regiones de Burkina Faso?

Actualmente estamos todavía en la etapa de experimentación. Contamos con el seguimiento y el asesoramiento científico de la Federación Internacional de Trabajadores de la Construcción y de la Madera (FITCM), que financia una parte del proyecto. Cuando se hayan analizado los resultados podremos contemplar la ampliación del proyecto. Pero no contamos con los medios necesarios y dependemos del apoyo de otros asociados para llevar a cabo las etapas siguientes. Dados los primeros resultados, estamos convencidos de que podremos reunir los medios necesarios para seguir experimentando.

(*) El próximo 8 de marzo de 2006, la CIOSL dará inicio a la segunda etapa de su campaña mundial de sindicalización de trabajadoras. Esta campaña, titulada Los sindicatos para las mujeres, mujeres para los sindicatos, toma como blanco prioritario a las trabajadoras de las zonas francas de exportación, las trabajadoras de la economía informal y las trabajadoras migrantes. Como se recordará, en la primera etapa de esta campaña, llevada a cabo de 2002 a 2004, se movilizaron 60 centrales nacionales de 49 países y se alcanzaron éxitos notables en algunos de ellos, como por ejemplo, Mauritania, donde se triplicó la cantidad de mujeres afiliadas a sindicatos.
Gentileza del Departamento de Prensa de la CIOSL.
Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones