Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
CONFEDERACIÓN INTERNACIONAL DE ORGANIZACIONES SINDICALES LIBRES

México: La mina 8

Por Hilda Sánchez M. y Alvaro Orsatti

Rebanadas de Realidad - Boletín de CIOSL/ORIT del 14/03/06.- La fortaleza de la demanda china, sumada a la norteamericana, ha llevado los precios de los minerales en general, y de los metales en particular, a niveles no vistos desde hace mucho tiempo. Los buenos precios llegaron en momentos en que la mayoría de los productores latinoamericanos (Brasil, Chile, México y Perú) habían realizado fuertes ajustes operacionales para encarar el bajón que enfrentaron a fines de los 90 y principios de la presente década. Para el 2005, en el ranking de las 500 Mayores Empresas de América latina, las mineras son las que han registrados importantes incrementos a nivel de sus ventas y ganancias, tal es el caso de la brasileña Cia. Vale do Río Doce, la chilena Codelco y el Grupo México.

El mayor dinamismo de la minería no solo se explica por el interés estratégico de la “locomotora” china, lo cual ha llevado directamente a sus empresas, la acerera Baosteel y la productora de aluminio Chalco, a asociarse con Vale do Ro Doce y Codelco para explotar yacimientos de metales y minerales, particularmente cobre. Diversos especialistas han estimado que una vez que las reservas económicas de petróleo y gas se hayan agotado, existen grandes reservas de carbón disponibles para satisfacer las necesidades de energía del mundo. Actualmente, más de la mitad de la producción total de carbón a nivel mundial hace posible el 40% de la electricidad del que disponemos. Casi 70% de la producción de acero proviene de hierro hecho en altos hornos, los cuales utilizan carbón y coque y, la mayoría de las plantas de cemento a nivel mundial utilizan carbón.

Para la OIT, la minería es uno de los trabajos más peligrosos a nivel mundial. Se calcula que cada año mueren más de 15 mil minero/as, aunque la cifra podría ser mayor. Aunado a esto, la minería lo/as lleva a contraer y desarrollar enfermedades como las neumoconiosis, sordera, secuelas por las vibraciones e invalidez.

Por ello, la OIT estableció dos convenios a fin de regular y mejorar las condiciones de vida de lo/as minero/as en el mundo. El convenio 31 sobre las horas de trabajo, el cual fue adoptado en 1931, y el 176 sobre seguridad y salud en las minas, adoptado en 1995. Sin embargo, la OIT considera que la competencia internacional, el aumento de costos, la privatización y la restructuración hacen que las empresas mineras quieran reducir costos y aumentar la productividad, lo cual va en desmedro de las condiciones de trabajo del sector. A escala global, el sector minero emplea a más de 30 millones de trabajadore/as, y de éstos, unos 10 millones laboran en vetas de carbón. Existen otros 13 millones que trabajan en lo que se denominan minas pequeñas, las cuales son prácticamente artesanales y en las que los accidentes son hasta siete veces más frecuentes que en las grandes galerías. La OIT ha destacado reiteradamente su preocupación por la seguridad y la salud de los mineros ya que son trabajadore/as cuyo ambiente de trabajo no solo se caracteriza por no tener luz ni ventilación natural, sino porque los huecos que se abren en la tierra no deben generar una reacción en los estratos adyacentes y porque se labora en un ambiente plagado de gases tóxicos y explosivos. Cuando el gas grisú (compuesto por metano, nitrógeno, etano, bióxido y monóxido de carbono) tiene una concentración en la mina de más de 5 por ciento, cualquier chispa puede provocar una explosión. Pero no sólo las explosiones cobran la vida de los mineros, también lo va haciendo lentamente el polvo que aspiran. La OIT refiere que las neumoconiosis, mal respiratorio causado por la inhalación del polvo de carbón durante prolongados periodos, que genera dificultad respiratoria y tos crónica-, entre ellas la silicosis, causan "5 mil muertes por año". Este mal, que prácticamente se ha erradicado entre los mineros de los países industrializados, en las naciones en desarrollo tiene a "10 millones" de trabajadores expuestos a él. En América Latina "37 por ciento de los mineros sufre de silicosis, y ese porcentaje se eleva a 50 por ciento entre los mineros mayores de 50 años".

El convenio 176 sobre seguridad y salud, adoptado por el gobierno mexicano desde 1995, establece que entre las responsabilidades del empleador está la de "adoptar todas las disposiciones necesarias para eliminar o reducir al mínimo los riesgos, asegurarse que las minas se diseñen dotándolas de equipos y un sistema de comunicación que garantice la explotación segura, asegurar un sistema de ventilación adecuado y garantizar la interrupción de las actividades y la evacuación de los trabajadores a un lugar seguro en caso de peligro grave", entre otros. También habla de establecer una legislación nacional en la materia que permita tener procedimientos eficaces que "garanticen el ejercicio de los derechos de los trabajadores" y especificar "medidas de salvamento en minas". A nivel nacional, Grupo México es una de las empresas más rentables, solo en el 2004 sus ventas registraron un aumento de 24% lo cual se reflejo en un incremento de cerca de un 40% en su nivel de ganancias. Es el productor más grande de cobre en México y el tercero del mundo, con ingresos de 48 mil millones de dólares. Es un holding con operaciones de minado y transportación y realiza operaciones mineras en México, Perú, Estados Unidos, Chile, Canadá, Australia e Irlanda.

El Grupo México ha sido uno de los grandes beneficiados con las privatizaciones de empresas estatales. En 1988 obtuvo 95 por ciento de Mexicana de Cobre. En 1990 adquirió 100 por ciento de la histórica mina de Cananea. En 1997, en asociación con Union Pacific e ICA, logró la concesión de las líneas de ferrocarril del Pacífico Norte, del Chihuahua Pacífico y la línea corta Nogales-Cananea.

A finales de 2005, la empresa arrancó un importante proyecto para construir una planta de autogeneración de energía en Coahuila utilizando el carbón extraído de la mina 8 Pasta de Conchos, lo cual reduciría en un 40% el costo de la energía eléctrica que actualmente provee la Comisisón Federal de Electricidad. La actual plantilla laboral de la empresa es de más de19 mil personas: 75% son obrero/as y el resto empleado/as y funcionarios de administración. Sin embargo, según el último reporte de Grupo México enviado a la Bolsa mexicana de Valores, la empresa no aporta recursos para el fondo de pensiones y prima de antigüedad.

En el caso de México, la mayoría de los trabajadores mineros no cuentan con seguridad social y existen intermediarios que los explotan. Información de la Secretaria del Trabajo y Previsión Social(STPS) revela que actualmente hay un menor número de mineros afiliados al Seguro Social y al Instituto Mexicano del Seguro Social(IMSS) que hace tres sexenios, el salario promedio en este sector esta 30% más abajo del que perciben lo/as trabajadore/as de los sectores manufacturero, maquilador y comercio(sectores con menor riesgo laboral) y cumplen jornadas laborales superiores a las 48 horas a la semana.

Las mismas cifras de la Secretaria demuestran que entre el 2000 y 2005 solo se ha incrementado en poco más de 500 personas el número de mineros asegurados permanentes al IMSS, lo que contrasta con el crecimiento de la producción minera registrada a lo largo de los últimos años. Es decir, menos trabajadores ahora producen más, o bien las nóminas están llenas de mineros no afiliados al Seguro Social contratados de manera “irregular”, como lo ha denunciado el Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros y Metalúrgicos.

Dos tercios de los mineros que murieron atrapados el pasado 19 de febrero en la explosión de la mina 8 “Pasta de Conchos” ubicada en San Juan de Sabinas, Coahuila, perteneciente a Industrial Mineral filial de Grupo México, fueron contratados al margen de la protección de la relación laboral. A pesar de tener todos los elementos constitutivos de una relación laboral (dependencia económica, lugar de trabajo, horario, sistema de trabajo), su actividad no era considerada tal, fueron “contratados” al margen de cualquier contratación colectiva. La mina 8 empleaba un total de 450 trabajadores eventuales y permanentes.

La tragedia fue oficializada por la empresa ante los familiares hasta el sexto día, cuando se suspendieron las labores de rescate, a pesar de que desde el primer momento tuvo la certeza de que los trabajadores habían muerto con la explosión. No fue diferente la actitud de la STPS. Las 65 familias que perdieron a sus familiares (padres, esposos, hermanos, hijos) mantuvieron hasta el final la esperanza de que algunos de los trabajadores pudieran ser rescatados vivos. Hoy solo mantienen la esperanza de que la empresa realmente cumpla con la promesa de rescatar los cuerpos de la mina. Según palabras del especialista internacional del National Safety Council (NSC), Tony Smith (uno de los pocos especialistas mundiales de seguridad en minas).. " se hubiera requerido "un enorme milagro" para que los 65 mineros atrapados tras el colapso de la mina aún estuvieran vivos... las vetas de carbón deben contar con una inspección por lo menos dos veces al año y las debe hacer un gran número de inspectores... quienes estén a cargo de las labores de supervisión de las minas deben haber trabajado en ellas para que conozcan las eventualidades que se puedan presentar.” . La STPS informó que solo tiene 7 inspectores asignados para la región minera de Coahuila. Desde 2003, Carlos Abascal, entonces secretario del Trabajo y previsión Social(STPS) promovió un esquema de inspección federal sustentado en la “autoevaluación y buena fe” de los empresarios sobre el cumplimiento de las normas en materia de seguridad e higiene. De acuerdo con datos de especialistas, en ese año México tenía 400 inspectores federales del trabajo para vigilar 2.7 millones de empresas. Pese al aumento de accidentes de trabajo, el eje de esa “reingenieria” fue el cumplimiento voluntario de los reglamentos de seguridad, higiene y medio ambiente laboral ya que el inspector debe dejar de ser inquisidor para convertirse en un consejero, aliado y asesor de los factores de la producción.

Minera México habría omitido corregir al menos seis observaciones hechas doce días antes de la explosión por la (STPS) sobre fallas en el sistema eléctrico de la mina 8 de Pasta de Conchos. Según un informe que se elaboró tras el accidente, las inspecciones en la compañía carbonera dieron lugar a 34 puntos de alerta sobre condiciones de inseguridad que iban desde eliminar una serie de vigas dañadas hasta reparar los servicios sanitarios de los trabajadores. Sólo 28 de las fallas se corrigieron y quedaron seis pendientes relacionadas con la electrificación del yacimiento. La empresa omitió cambiar una caja de conexión eléctrica dañada y tampoco reubico otra que abastece de energía a una bomba de la banda transportadora de carbón localizada entre diagonales 12 y 13.

Según datos del Grupo Acerero del Norte, mil 552 mineros han perdido la vida en la explosión del carbón en diversas minas de México por las altas concentraciones del gas grisú a lo largo de los últimos años. Además, también se sabe que en las empresas carboníferas de Coahuila, es común que los túneles se soporten con pilotes a base de desechos de las vías ferroviarias, con viejos durmientes que han servido más de 50 años o más y muchas veces no pueden contener un derrumbe.

El artículo 8 del Convenio 176 sobre Seguridad y Salud en las minas, establece que las empresas deberán tener preparado un plan de acción de urgencia específico para cada mina, destinado a hacer frente a los desastres naturales e industriales razonablemente previsibles. El articulo 5 señala que los gobiernos deberán tener legislaciones pertinentes para vigilar la seguridad y la salud en las minas, llevar a cabo la inspección de las minas, investigar los accidentes mortales o graves, realizar una compilación y publicación de estadísticas sobre enfermedades profesionales y sobre incidentes peligrosos, suspender o restringir actividades de empresas que no corrijan esos riesgos, vigilar el ejercicio de los derechos de los trabajadores. El artículo 6 señala que la autoridad tendrá que obligar a los patrones a controlar los riesgos. El artículo 7 indica que las empresas tienen que establecer dos vías de salida desde cualquier lugar subterráneo de trabajo y asegurar un sistema de ventilación adecuado. El gobierno de México ratificó en 1995 el Convenio 176, sin embargo, la información proporcionada por las mismas empresas mineras muestra el incumplimiento del mismo.

El 1 de marzo, la regional americana de la Federación Internacional de Trabajadores de las Industrias Metalúrgicas, a través de su director regional, Jorge Campos, se solidarizó con el Sindicato Minero por la persecución empresarial y gubernamental orquestada contra su Secretario General, N. Gómez Urrutia, declarándose sorprendido de que el gobierno mexicano "avale acciones que no se aceptan a nivel mundial: en ningún país respecto a que los gobiernos quiten o pongan dirigentes sindicales". Agrega que el secretario de trabajo actuó en forma equivocada, violando la autonomía sindical, y que el secretario de gobernación "parece estar mas involucrado de lo que debe en un asunto sindical", lo que quizá sucedió "porque así lo hizo siempre durante su (anterior) gestión al frente de la Secretaria de Trabajo". FITIM también declara compartir "el orgullo de los mineros de México de ser el primer sindicato de ese país que firma un convenio con el Tecnológico de Monterrey, para otorgar becas de bachillerato y licenciatura a sus agremiados", y anuncia que presentará una denuncia ante la OIT.

A nivel nacional, la CROC ha manifestado igualmente su solidaridad con el Sindicato Minero y el 7 de marzo, más de 30 mil trabajadores electricistas, mineros, telefonistas, del Instituto Mexicano del Seguro Social y decenas de organizaciones obreras pertenecientes a la Unión Nacional de Trabajadores (UNT) y el Frente Sindical Mexicano (FSM) marcharon hacia el Zócalo capitalino en apoyo al sindicato minero y por la defensa de la autonomía sindical.

Gentileza del Departamento de Prensa de la CIOSL.
Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones