Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
CONFEDERACIÓN INTERNACIONAL DE ORGANIZACIONES SINDICALES LIBRES

Vinculando la pobreza con el trabajo decente en la lucha contra el trabajo infantil

Rebanadas de Realidad - Bruselas, 4 de mayo de 2006: La CIOSL y la CMT se regocijaron hoy por las afirmaciones clave que se hacen en el informe global de la OIT "La eliminación del trabajo infantil: un objetivo a nuestro alcance".

"Los niños del mundo merecen que el mundo entero se comprometa a erradicar el trabajo infantil. Al igual que la OIT, tenemos conciencia de que se puede y se debe hacer más al respecto. Al mismo tiempo, el movimiento sindical internacional tiene el orgullo de haber sido uno de los principales actores de la lucha contra el trabajo infantil, como se afirma con justicia en el informe", dijo en el día de la fecha Guy Ryder, Secretario General de la CIOSL.

El informe señala que durante los últimos cuatro años se redujo en un 11 por ciento la cantidad de niños que trabajan, al tiempo que el porcentaje de niños que realizan las peores formas de trabajo infantil disminuyó más acentuadamente, un 26 por ciento. No obstante, es preocupante el aumento de unos 15,6 millones de niños que realizan otras formas de trabajo infantil porque puede estar indicando que se saca a los niños de una forma de trabajo para ponerlos en otra.

Willy Thys, Secretario General de la CMT, declara: "Debemos continuar velando para que se eliminen las peores formas de trabajo infantil pero sin perder de vista a los denominados trabajadores infantiles invisibles, que desempeñan tareas sobre todo en la agricultura y en domicilios particulares. A esos niños se les deniega la posibilidad de vivir su infancia, lo cual es muy grave, reclama que se hagan todavía mayores esfuerzos para combatir esa situación y pone de relieve la acuciante necesidad de sindicalizar a los trabajadores y trabajadoras de la economía informal en general."

En el informe se establece claramente que el éxito de las estrategias que utilizó la OIT, con sus constituyentes empleadores, sindicales y gubernamentales, radica en su enfoque holístico, que vincula el reclamo de educación para todos con la cruzada por el trabajo decente para terminar con el trabajo infantil.

El informe señala el papel que el trabajo infantil desempeña en el círculo vicioso de la pobreza y reconoce que entre la erradicación del trabajo infantil y el crecimiento económico no hay una correlación automática sino que se deben instaurar políticas nacionales coherentes para corregir los innumerables factores que dan origen a este problema.

"Para que la excelente labor que está realizando la OIT al promover la erradicación del trabajo infantil no se vea socavada por políticas comerciales y financieras negativas, es fundamental que haya coherencia política entre todas las instituciones internacionales, como los organismos especializados de la ONU, las instituciones de Bretton Woods y la OMC.

"Si alguna vez se necesitaron pruebas que demostraran que un enfoque basado en los derechos concentrado en la igualdad y en los derechos humanos es el mejor mecanismo para erradicar el trabajo infantil, este informe las proporciona. Además, hay una positiva correlación entre la reducción del trabajo infantil y la ratificación de los convenios de la OIT. Esto da por tierra con la falsa creencia de que las normas laborales van de alguna manera en contra del desarrollo", comentó Ryder.

"No obstante, faltando que todavía 20 miembros de la OIT ratifiquen los convenios de la OIT sobre trabajo infantil y mientras 218 millones de niños siguen trabajando, no deben escatimarse esfuerzos por combatir este problema. Todo programa de acción debe contemplar que se brinde mayor respaldo al derecho de sindicación y a la inspección del trabajo", comentó Thys.

El informe establece claramente que la solución al problema del trabajo infantil radica en vincularlo con el derecho de los sindicatos de efectuar negociaciones colectivas para mejorar las condiciones de trabajo de los padres y entablar formas reforzadas de diálogo social.

"El informe reconoce con justa razón que es fundamental concentrar la atención en brindar acceso a educación de calidad y teniendo eso presente, respaldamos el llamamiento de la OIT de que se integren mejor los esfuerzos que se realizan en el nivel nacional e internacional por alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio y en los programas de lucha contra el trabajo infantil. Dentro de ese marco, se debe corregir con toda urgencia la discrepancia entre el primer ODM -acceso universal a la educación primaria- y la edad mínima de admisión al empleo -de 14 años según estipulada en el Convenio núm. 138 de la OIT, a fin de que todos los menores de 14 años asistan a la escuela", agregó Thys.

Ryder finalizó diciendo: "El movimiento sindical internacional está dispuesto a responder al llamamiento de la OIT de mantener e intensificar sus esfuerzos para acabar con el trabajo infantil. Nos comprometemos a hacerlo dentro del contexto de los esfuerzos que hacemos para combatir la pobreza y obtener educación universal y trabajo decente para todos. El accionar en los niveles nacionales es la clave para eliminar el trabajo infantil y reclamamos a todos los gobiernos y empleadores que tomen junto a nosotros las próximas medidas urgentes."

Gentileza del Departamento de Prensa de la CIOSL.
Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones