Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
CONFEDERACIÓN INTERNACIONAL DE ORGANIZACIONES SINDICALES LIBRES

Oriente Medio: Violencia mortífera en Irak y continua represión en Irán

Material audio y video del Informe

Rebanadas de Realidad - Bruselas, 7 de junio de 2006 (La CIOSL EnLínea): Hadi Salih, Secretario General de la Federación Iraquí de Sindicatos (IFTU), fue asesinado el 4 de enero de 2005, tras haber sido atrozmente torturado. El 18 de febrero, le tocó el turno de ser asesinado a Ali Hassan Abd, del sindicato de la energía, en presencia de sus hijos. Y lo mismo le sucedió seis días más tarde a Ahmed Adris Abas, del sindicato iraquí de transporte y comunicaciones. Por su parte, el sindicato de trabajadores de la metalurgia, imprenta y mecánica tiene el macabro saldo de por lo menos diez afiliados asesinados. Pese a estar en plena renovación desde la caída del régimen de Saddam Hussein, el movimiento sindical de Iraq vivió dolorosamente el año 2005, marcado por la violencia extrema que tiñe de sangre cotidianamente ese país.

En Irán, continúa siendo extremadamente peligroso intentar protestar por los despidos o los atrasos en los pagos de los salarios, como así también emprender cualquier atisbo de actividad sindical independiente. Las numerosas medidas de protestas que jalonaron el año 2005 fueron invariablemente reprimidas con violencia. En la fábrica de automóviles Irán Khodro -el mayor productor de automóviles en Oriente Medio y donde Renault posee el 51% de las acciones- los trabajadores convocaron una huelga para protestar por la precariedad de su situación. Por haber manifestado su apoyo a esta acción, el trabajador Parviz Salarvand fue detenido el 12 de abril por el servicio de seguridad de la empresa y recibió una paliza. Luego "desapareció" hasta que fue localizado encarcelado en la prisión Evin de Teherán, conocida como centro de tortura. Posteriormente sería liberado a raíz de una campaña internacional. En el informe se señalan numerosos casos de huelgas reprimidas con violencia. Como el de Farshid Beheshti Zad, huelguista de la fábrica Kurdistan Textile, quien fue detenido y brutalmente golpeado. Además, en la fábrica textil de Fumanat, la policía agredió con sus porras a 500 huelguistas. La movilización masiva que tuvo lugar en la empresa de autobuses de Teherán también fue reprimida con muchísima violencia. Uno de sus dirigentes, Mansour Osanloo, resultó herido cuando intentaron degollarlo con un cuchillo y luego fue detenido. En cuanto a los siete sindicalistas presos desde el 1 de mayo de 2004, tras un simulacro de juicio fueron sentenciados a cumplir penas de reclusión exageradamente severas, de hasta cinco años.

Los trabajadores migrantes siguen siendo objeto de explotación y privados de los derechos más básicos

En numerosos países de la región, como Kuwait, Líbano, Omán, Quatar y Arabia Saudita, los trabajadores y trabajadoras migrantes representan la mayoría de la fuerza laboral. Pero son muy vulnerables y a menudo se los explota, especialmente a las mujeres empleadas en el servicio doméstico. En Jordania, los trabajadores extranjeros no tienen derecho de sindicalizarse ni de hacer huelga o mantener negociaciones colectivas. Se habría obligado a más de 100 personas a trabajar durante 48 horas seguidas en la fábrica de ropa La Shahed, y durante todo ese tiempo solamente recibieron como alimento dos trozos de pan. Si reclaman que se les paguen sus salarios, los golpean. En Kuwait, más de sesenta trabajadores indios que protestaban por sus míseros salarios fueron arrestados y repatriados. En los Emiratos Árabes Unidos, en reiteradas oportunidades durante 2005, los trabajadores inmigrantes hicieron huelga para protestar por los malos tratos y la falta de pago de sus salarios, con atrasos de hasta 16 meses. El 17 de octubre, matones a sueldo de la empresa golpearon a 130 trabajadores del sector de la construcción que hacían huelga como protesta por la falta de pago de sus salarios y luego se los arrestó y enjuició acusándolos de haber instigado la huelga.

Algo de esperanza en Qatar, en medio de un panorama sindical regional muy sombrío

Como sucediera en Bahrein el año precedente, Qatar adoptó un nuevo código laboral que autoriza la creación de sindicatos libres. Pero el progreso es relativo, puesto que la ley adoptada en Qatar no cumple con las normas internacionales en la materia. Entre tanto, en Bahrein, las esperanzas que se mencionaban en el Informe de la CIOSL del año precedente se vinieron abajo al promulgarse una nueva disposición jurídica más restrictiva. En cuanto al resto de la región, ya sea que haya sindicatos únicos como ocurre en Siria y Kuwait, o que directamente se prohíbe la existencia de cualquier sindicato, como sucede en Arabia Saudita y Omán, Oriente Medio sigue formando una oscurísima mancha en el planisferio de los derechos sindicales en el mundo. Mientras tanto, en Palestina, siguió estando obstaculizada toda actividad sindical normal, al persistir la dramática situación de tensiones políticas y la imposición de medidas de seguridad.

Gentileza del Departamento de Prensa de la CIOSL.
Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones