Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
CONFEDERACIÓN INTERNACIONAL DE ORGANIZACIONES SINDICALES LIBRES

Recta final de la OMC: Organización sindical mundial advierte de una pérdida masiva de puestos de trabajo

Rebanadas de Realidad - Bruselas, 29 de junio de 2006 (icftu online): Nuevas cifras publicadas hoy por la CIOSL coincidiendo con el reinicio de conversaciones de la OMC en Ginebra muestran los posibles efectos devastadores de las actuales negociaciones sobre el empleo en los países en desarrollo.

Las cifras son simulaciones sobre la situación que se registraría en diversos sectores con mano de obra intensiva en caso de aplicarse las actuales propuestas presentadas por la UE y EE UU sobre el Acceso a los Mercados para los Productos no Agrícolas.

En la Conferencia Ministerial de la OMC en Hong Kong el pasado mes de diciembre, se acordó que las negociaciones del AMNA procedan en base a una fórmula suiza aplicando una serie de coeficientes, que supondrían una reducción mucho mayor de los aranceles más altos con relación a los más bajos, y por tanto afectaría de manera más marcada a los países en desarrollo. De momento se están manteniendo discusiones respecto al valor del coeficiente que se aplicará para los países en desarrollo y desarrollados.

Los comentarios realizados ayer por Pascal Lamy de que un coeficiente de 20 resultaría aceptable para los involucrados en las negociaciones del AMNA fueron acogidos con alarma por los sindicalistas en todo el mundo, teniendo en cuenta el considerable número de puestos de trabajo que indudablemente se perderían a consecuencia de un recorte tan drástico.

Los EE UU y la UE proponen un coeficiente inferior de 15 ó menos para los países en desarrollo, lo que de hecho implicaría que algunos de los sectores que emplean un mayor número de personas, por ser de mano de obra intensiva, se enfrentarían a la perspectiva de recortes arancelarios de hasta un 75%.

Guy Ryder, Secretario General de la CIOSL comentó el día de hoy:

"Frente al reto de la pobreza y la desigualdad ya existentes, esta propuesta no aportará a los países en desarrollo ni la flexibilidad ni la justicia que se prometía al inicio de las conversaciones".

"Es como si la debacle tras el final del acuerdo sobre textiles nunca hubiera tenido lugar: la OMC está empeñada en reducir los aranceles en textil y vestuario pese a contar con pruebas fehacientes de la manera en que esos drásticos recortes afectarán al empleo y por consiguiente a los medios de subsistencia de millones de personas. Ahora lo que quieren es aplicar la misma estrategia destructora a otros sectores manufactureros, lo que equivale a desindustrializar aquellos países que más necesitan empleos decentes".

El final del Acuerdo sobre Textiles y Vestido (TVC) supuso la eliminación total de los cupos en este sector a partir de enero de 2005.

"Antes del final de los cupos en virtud del ATV, advertimos a la OMC sobre lo que ocurriría, y ha quedado demostrado que teníamos razón. Ahora, antes de iniciar la fase final de la ronda queremos advertir una vez más a la OMC y a sus principales actores, para que piensen antes de infligir recortes tan drásticos al empleo y convenzan a los ciudadanos de que el comercio es en realidad una forma de salir de la pobreza, y no simplemente la manera en que los países ricos buscan mantener el statu quo", concluyó Ryder.

El sector de textil y vestuario será una vez más el principal afectado, pero otros sectores como los productos de caucho y plástico, los muebles y la industria del automóvil también saldrían mal parados en base a las actuales propuestas. Estos sectores representan una elevada proporción de empleo formal en los países en desarrollo y los recortes conducirían inevitablemente a una pérdida masiva de puestos de trabajo. Por ejemplo, Argentina deberá reducir sus aranceles de textiles y piezas de automóviles en un 50 y 62% respectivamente, e Indonesia tendrá que reducir los aranceles sobre vehículos motorizados en un 61%. Marruecos debería reducir los aranceles en un 78% en los sectores de textil y confección, que emplean poco menos de la mitad de los trabajadores que cuentan con un empleo formal en ese país.

A continuación presentamos un cuadro con los importantes recortes arancelarios que se pedirá a los países en desarrollo que realicen:

País
Reducción media en los aranceles consolidados con un coeficiente de 15
Argentina
68%
Brasil
67%
Colombia
70%
Costa Rica
75%
India
70%
Indonesia
70%
México
70%
Marruecos
73%
Perú
66%
Filipinas
63%
Sudáfrica
52%*
Túnez
73%
Uruguay
68%

*Pese a que esta cifra parece ser la menos importante de los 13 países citados, Sudáfrica será de hecho el país más afectado, debido al hecho de que deberán aplicar recortes considerables en las tasas aplicadas.

Gentileza del Departamento de Prensa de la CIOSL.
Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones