Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
COMISIÓN LATINOAMERICANA POR LOS DERECHOS HUMANOS Y LIBERTADES DE LOS TRABAJADORES Y PUEBLOS (CLADEHLT)

La CLADEHLT Saluda la creación de la Confederación Sindical Internacional (CSI)

Por Rodolfo Romero (*)

Rebanadas de Realidad - CLADEHLT , Venezuela, San Antonio de los Altos, 03/11/06.- En Viena - Austria - en los días 1/2/3 de noviembre nació la nueva INTERNACIONAL SINDICAL con el nombre de Confederación Sindical Internacional (CSI).

Participaron en este hecho histórico 306 Centrales Sindicales de 154 países, representando a 168 millones de trabajadores.

Para consumar este acontecimiento, previamente la CIOSL, y la CMT acordaron en sus Congresos respectivos, desaparecer orgánicamente para constituir con la incorporación de ocho organizaciones sindicales hasta entonces independientes, la nueva internacional.

Los mensajes fueron claros. Guy Ryder, hasta entonces Secretario General de la CIOSL y electo Secretario General de la CSI expresó:

"La creación de la CSI reforzará las capacidades del movimiento sindical a nivel nacional e internacional. Aún más, adquiriremos mayor peso e influencia ante las empresas, gobiernos e instituciones financieras y comerciales internacionales. La fundación de la CSI forma parte integrante de este proceso de unificación del sindicalismo"

Willy Thys, ex Secretario General del Confederación Mundial de Trabajo - CMT resaltó que " La CSI será sin duda alguna un contrapoder eficaz en una sociedad que ha evolucionado enormente y que ha sido cercenador de los derechos de lo trabajadores y las trabajadoras bajo la presión creada por el actual proceso de globalización."

El Presidente de Austria, país anfitrión del Congreso, Franz Fischer fue muy preciso: "Es fundamental para el mundo entero el respeto de los derechos humanos y en especial la libertad sindical, ya que sin ella no es posible redistribuir la riqueza en el mundo."

Juan Somavía, Director General de la Organización Internacional del Trabajo, al abordar el tema "Cohesión o caos - las instituciones globales", afirmó: "La forma actual de globalización no es inevitable. Está moldeada por opciones humanas y, por tanto, también puede cambiarse. Hasta ahora se nos ha dicho liberalicen sus mercados y privaticen el Estado y tendrán desarrollo económico y crearán nuevos empleos. Sin embargo, a diario vemos que no es así. Con toda razón podemos preguntar, ¿ cuándo votamos el Consenso de Washington? ¿Cuándo fue adoptado democráticamente este programa? ¿Cuándo obtuvo la aprobación a escala global? Obviamente nunca".

Julio Roberto Gómez, Presidente de la CLAT y Secretario General de la CGT de Colombia destacó:

"La urgente necesidad de confrontar la globalización capitalista poniendo de manifiesto la solidaridad para con los pueblos de Palestina, Irak y del Líbano, abogando por la autodeterminación de los pueblos, exigiendo la salida de ejércitos invasores y condenando el nuevo muro de la infamia que se construye en la frontera Israel - Palestina, así como el muro segregacionista en la frontera Estados Unidos - México. Al regreso a nuestros países queremos tener muy claro que la CSI, no se ha fundado para contemporizar con la globalización capitalista, sino para combatirla como es debido y ante todo para mundializar la solidaridad entre todas y todos.

La clase trabajadora en el mundo, de los excluidos sociales, los desempleados, los campesinos y campesinas empobrecidos, los trabajadores de la economía informal, las niñas y los niños que son obligados a trabajar, las mujeres víctimas de la discriminación, los enfermos del VHI/SIDA, quienes trabajan en la esclavitud y para el pago de deudas, las trabajadoras y trabajadores migrantes y en general los desposeídos del mundo, esperan que la CSI obre en consecuencia."

Le Roy Trotman, Presidente del Grupo de Trabajadores de la OIT fue enfático al decir:

"Con plena conciencia de la trascendencia histórica de este día, declaramos fundada la CSI con 306 centrales sindicales nacionales de 154 países que representan a 168 millones de miembros"

En pleno inicio del Siglo XXI, el movimiento sindical internacional se refunda y comienza una nueva etapa para la LUCHA POR EL DERECHO Y LA JUSTICIA SOCIAL.

Los desafíos son inmensos: enfrentar con nueva visión estratégica la explotación del trabajo humano y la brutal ofensiva antisindical promovida por el neoliberalismo y orquestada como política por la globalización, la transnacionalización y los TLC, verdadera Troika operativa del capitalismo salvaje. Se vuelve un imperativo:

  • Asumir la lucha contra la pobreza; la exclusión social y la deuda externa
  • Batallar por la generación de trabajo digno, empleo decente y medio ambiente sano
  • Luchar en defensa de la LIBERTAD SINDICAL, la CONTRATACIÓN COLECTIVA y el DERECHO DE HUELGA asumiendo la defensa de los DD.HH. en forma integral
  • Combatir la explotación del trabajo infantil y toda la discriminación de la mujer
  • Preservar una Seguridad Social pública, solidaria, integral, universal, participativa
  • Defender la autonomía de los pueblos y la Soberanía de las naciones y regiones
  • Denunciar la políticas de guerra, el armamentismo, el terrorismo, la violencia y toda política imperial
  • .Trabajar por la construcción de sociedades solidarias a nivel nacional, y una sociedad internacional signada por la libertad, la justicia social, la Democracia Real y la Paz duradera.
  • Trabajar intensamente por el redimensionamiento, renovación y reestructuración del movimiento sindical para crear una nueva conciencia de la UNIDAD - SOLIDARIDAD - ORGANIZACIÓN de todos los trabajadores sean asalariados, obreros, empleados tanto del sector público como del sector privado, técnicos, profesionales, desempleados, mujeres y jóvenes trabajadores, jubilados y pensionados, organizaciones vecinales populares, ecologistas y de DD.HH., campesinos, aborígenes, de la economía informal, etc. Se necesita dar un salto cultural para construir el Movimiento de los Trabajadores.

La CSI tiene la gran tarea de luchar por la reivindicaciones legítimas y la aspiraciones más sentidas de la Clase Trabajadora del mundo sin distinción ni discriminación alguna.

Y todos asumimos la responsabilidad histórica de promoverla desde la bases para construir el PODER SINDICAL y SOCIO POLÍTICO que reclaman los cambios vertiginosos del mundo de hoy, caracterizado por la creciente desigualdad entre ricos, muy ricos, y pobres cada vez más pobres.

Sabemos que la CSI será un foro democrático, pluralista y abierto, incluyente, con vocación de construir una UNIDAD EN LA DIVERSIDAD efectiva, duradera y combativa.

La CLADEHLT saluda la aurora de una nueva esperanza que tendrá su impacto unitario en la región de las AMERICAS, donde la IDENTIDAD, ENTIDAD y PROYECTO LATINOAMERICANO - CARIBEÑO debe ser preservado y fortalecido.

La UNIDAD es un mandato de la historia y saludamos que se haya convertido en una esperanzadora realidad.

Estamos a disposición de todo un proceso que puede representar un HITO en el devenir del Movimiento de los Trabajadores del Mundo.

(*) Presidente CLADEHLT
Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones