Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
ACCIÓN CONTINENTAL Y SUR-SUR POR UN NUEVO MILENIO LIBRE DE DEUDAS Y DOMINACIÓN

Carta al BID reclamando la anulación de la deuda de Haití, Bolivia, Guyana, Honduras y Nicaragua

Rebanadas de Realidad - 17/11/06.-

At: Sr. Luis Alberto Moreno

Presidente del Banco Interamericano de Desarrollo
1300 New York Avenue, NW
Washington DC 20577
United States of Americas

Fax: (202) 623-3096

Cc: Gobernadores

Directores ejecutivos

Ref: Anulación de la deuda de Haití, Bolivia, Guyana, Honduras y Nicaragua

15 de Noviembre de 2006.-

Estimado Sr. Presidente
Banco Interamericano de Desarrollo

Luis Alberto Moreno:

Es de nuestro conocimiento que durante la 47° Asamblea Anual del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) que tuvo lugar en abril de 2006 en la ciudad de Belo Horizonte, Brasil, los países miembros del Banco iniciaron un proceso de discusión en torno a la anulación de la deuda reclamada por este Banco a Haití, Bolivia, Guyana, Honduras y Nicaragua. Esta iniciativa es de suma importancia ya que cualquier propuesta de reducción o anulación de deudas reclamadas a los países de América Latina y el Caribe, tiene que también incluir al BID: durante el año 2006, estos cinco países habrán sido obligados a pagar más de U$S 313 millones en servicios de deuda demandada por el BID; más de U$S 320 millones para el 2007 y hasta U$S 361 millones hasta el 2016- valores que superan los disponibles para la implementación de políticas sociales, aún bajo el supuesto que los reclamos siendo servidos fuesen legítimos.

En el caso de Haití, por ejemplo, el país más empobrecido de la región, la situación de endeudamiento es crítica. El monto de los pagos de deuda reclamados a Haití se duplicó entre los años 1996 y 2003; para el año 2004/05, en medio de la crisis social y política, se destinó un 22% del presupuesto nacional al servicio de estos reclamos. Para el año 2005/2006, el pago de intereses más las amortizaciones sobre lo reclamado alcanzó US$ 69,21 millones, el doble del monto destinado en el mismo presupuesto a la salud pública (US$ 33,34 millones). Para el presupuesto 2006/2007, el pago total de intereses alcanzará US$ 22,98 millones y las amortizaciones alcanzarán US$ 47,92 millones, siendo esto un total de US$ 70,9 millones.

Al BID le corresponde actualmente el 41% del monto total de deuda externa reclamada a Haití (U$S 556 millones del total de U$S 1.348 millones). Esto significa que durante el año 2006/2007, Haití le abonará al BID en concepto de intereses y amortizaciones un total de U$S 33.82 millones (US$ 11.96 millones de intereses y US$ 21.86 millones de amortizaciones). En julio de 2003, Haití pagó U$S 32 millones al BID en concepto de atrasos. Supuestamente ese pago debería dar acceso a nuevos préstamos de este organismo. No obstante, los desembolsos del BID no fueron reiniciados. Ese pago representó una transferencia líquida neta de capital hacia el BID. Los recursos fueron retirados de las reservas internacionales del país, provocando una grave situación de vulnerabilidad.

Recordemos que Haití tiene una renta per capita que representa un 15% de la media latinoamericana, menos de una persona entre 50 tiene empleo fijo, menos del 40% de la población tiene acceso al agua potable, el analfabetismo alcanza a un 45% y la expectativa de vida pasó de 52,6 años en 2002 a 49,1 años en 2003. Esta situación es el resultado de un largo proceso de deterioro y crisis estructural, agravado por la aplicación sistemática de varias políticas de "estabilización" y de "ajuste" impuestas por el BID y las demás Instituciones Financieras Multilaterales con el acuerdo de sucesivos gobiernos haitianos. El pueblo de Haití es el verdadero acreedor!

Si bien reconocemos la importancia de la decisión del BID de estudiar la posibilidad de anular sus reclamos a estos cincos países, lamentamos de hecho que no haya impulsado ningún proceso de consulta formal y efectiva con la sociedad civil. Sabemos que durante la Asamblea se creó una Comisión para tratar la cuestión y que ésta realizó su primera reunión el 17 de Julio. Entendemos ahora que esta misma Comisión tendría su segunda reunión el próximo 17 de noviembre. Es inaceptable que el Banco realice esas reuniones decisorias sin contar con la participación de organizaciones de los cinco países directamente afectados por esas propuestas como tampoco de otros países de la región que serían indirectamente afectados. Estas organizaciones, muchas de las cuales realizan un trabajo importante de seguimiento de las deudas internas y externas de los países de la región y de todo el Sur, precisan ser oídas, ya que sus propuestas y preocupaciones abarcan aspectos que sobre dicha cuestión no son contemplados por el Banco.

Nos preocupa además, que la actual propuesta a ser discutida en la próxima reunión del BID, no considera la posibilidad de anulación total de las deudas reclamadas y que la iniciativa encierra condicionalidades futuras para los cinco países y otros tomadores de préstamos del Banco. Cuestionamos que las deudas de Capital Ordinario no están siendo contempladas cuando tendrían un impacto inmediato mayor sobre los indicadores de servicio de los reclamos de deuda y por lo tanto en el monto de los recursos disponibles para gastos sociales. También sabemos que dentro de las propuestas del Banco el monto total de reclamos a ser considerado es el correspondiente al año 2003, cuando debería ser considerada el monto actual. Bajo este supuesto, el monto de los reclamos a anular sería US$ 716 millones para Honduras, US$ 517 millones para Nicaragua, U$S 382 millones para Bolivia, US$ 326 millones para Haití y US$ 248 millones para Guyana; los cinco países continuarían con una deuda reclamada por el BID de US$ 1623 millones, según datos de diciembre de 2005. Asimismo, el BID pretende implementar esta anulación solamente en el 2007, cuando por su urgencia debería implementarse ya. Estos países no pueden esperar más!

Exigimos que la deuda reclamada por el BID a estos cinco países sea anulado inmediata, completa e incondicionalmente. En el caso específico de Haití, exigimos que no sea obligado a cumplir con las condiciones de los programas de PPAE/HIPC y del PRSP, que tan nefastas consecuencias ya han traído por los otros cuatro países. De hecho, exigimos que el BID se somete a un proceso de auditoría externa estos reclamos de deuda, en el marco de una auditoría general de sus reclamos a los países de América Latina y el Caribe, para verificar su real impacto en las condiciones de vida de los pueblos, los términos, condiciones y beneficiarios de los contratos así como también los montos ya pagados. Entendemos que en realidad son los pueblos de estos cinco países y de toda la región los verdaderos acreedores, y que la única deuda legítimamente cobrable es la deuda histórica, social, cultural y ecológica para con nosotros.

La situación actual de Haití demuestra con fuerza la importancia del reclamo de deuda histórica, social, cultural y ecológica. Remonta a la experiencia colonial y un bloqueo económico de 10 años impuesto por Francia que solo fue levantado cuando los gobernantes de Haití acordaron un pago de 150 millones de francos oro (US$ 22 mil millones en valores actuales) en compensación por la pérdida de los esclavos. Esa deuda continúa acumulándose en un costo humano, social, financiero, ecológico y cultural como resultado de la proliferación de zonas francas y otras políticas elaboradas e implementadas por el BID junto con las demás IFIs y los llamados "donantes internacionales" en violación del derecho de autodeterminación del pueblo haitiano, el derecho de definir su propias políticas, su trayectoria, y su destino.

Consideramos que todas las IFIs tienen una gran responsabilidad en el crecimiento de las deudas financieras, sociales y ecológicas para con nuestros países, y así son los países que se han beneficiados de las mismas quienes deben pagarlas. Los Estados Unidos de Norteamérica, como mayor accionista del BID, es uno de los países más responsables por la situación actual en la región y deben ser los encargados del reabastecimiento de los fondos del Banco. Otros países tomadores de préstamos no deben cargar con ninguna consecuencia negativa del proceso de anulación de deudas reclamadas.

Entendemos que los programas de "alivio" de deuda promovidos por el G8 y las Instituciones Financieras Multilaterales (IFIs) demuestran la incapacidad de resolver los problemas de endeudamiento que pesan sobre nuestros países. Por el contrario favorecen un modelo que aumenta la dependencia de nuestras naciones y agrava la vulnerabilidad de nuestras economías. Por lo tanto, el BID no debería adoptar ese mismo modelo. Es en este sentido que demandamos al BID la anulación total e incondicional de las deudas de Haití, Bolivia, Guyana, Honduras y Nicaragua, propiciando una determinación soberana de parte de los gobiernos de esos países en cuanto al destino eventual de los recursos que no gastarían en el servicio de los reclamos anulados.

Exigimos al BID la realización inmediata de una reunión colectiva con organizaciones y movimientos sociales de la sociedad civil de los diversos países de la región directamente e indirectamente implicados en esta propuesta de anulación de deuda con el BID, con el fin de poder dar cuenta de nuestras demandas y preocupaciones según lo mencionado en esta carta.

A la espera de una pronta respuesta, saludamos atentamente;

Beverly Keene
Coordinadora Jubileo Sur/Américas

Organizaciones firmantes:

Jubileo Sur/Américas

Alianza de los Pueblos del Sur Acreedores de la Deuda Ecológica
Dialogo 2000, Argentina
Red Jubileu Sul - Campaña de Auditoría Ciudadana de la Deuda, Brasil
Red Jubileu Sul - Red Brasilera sobre las Instituciones Financieras Multilaterales, Brasil
Mesa de Trabajo Mujeres y Economía, Colombia
Centro Memorial Martin Luther King, Cuba
Acción Ecológica, Ecuador
Red Sinti Techan, El Salvador
Plataforma de Acción por un Desarrollo Alternativo (PAPDA), Haití
Asociación de Profesionales Haitianos Formados en Cuba (APROHFOC)- Haití
Konbit Fanm, Haití
Grupo Apoyo a los Refugiados y Repatriados (GARR), Haití
Agrupaciòn jovenes Sabanet (Rajes), Haiti
Movimiento Democrático Popular (MODEP), Haití
CHANDEL, Haití
Centro de búsqueda de acción para el desarrollo (CRAD), Haití
Instituto Cultural Karl Léveque (ICKL), Haití
Solidaridad de Mujeres Haitianas (SOF), Haití
Bloque Popular, Honduras
CAFRA, Santa Lucía
FITUN, Trinidad y Tobago
COMPA, Venezuela
Gentileza de Aldrin Santodomingo M., Asistente Ejecutivo de la CLADEHLT. Correo
Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones