Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
COMISIÓN LATINOAMERICANA POR LOS DERECHOS HUMANOS Y LIBERTADES DE LOS TRABAJADORES Y PUEBLOS (CLADEHLT)

Libertad de expresión en América Latina y el Caribe en el primer cuatrimestre de 2007

Rebanadas de Realidad - CLADEHLT, Venezuela, San Antonio de los Altos, 11/05/07.- La Comisión Latinoamericana por los Derechos y Libertades de los Trabajadores y de los Pueblos (CLADEHLT) y la Federación Latinoamericana de Trabajadores de la Comunicación Social (FELATRACS) condenan de manera enérgica los asesinatos de los que fueron víctimas 8 comunicadores sociales en la región en lo que va del 2007 y ven con profunda preocupación las condiciones de seguridad en las que a diario ejercen su labor quienes tienen la misión de informar.

La CLADEHLT y FELATRACS instan a las autoridades de América Latina-Caribe a investigar los hechos con la celeridad que los casos demandan para que se sancione debidamente a los responsables y se esclarezca el verdadero móvil de los crímenes, exigiendo una actitud más eficaz de los gobiernos que en el práctica no han dado muestras de acción efectiva en el terreno investigativo.

Tal como se precisa con meridiana claridad en la Declaración de Principios sobre Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, la CLADEHLT y FELATRACS recuerdan a la opinión pública que "el asesinato, secuestro, intimidación o amenaza a los comunicadores sociales, así como la destrucción material de los medios de comunicación, viola los derechos fundamentales de las personas y coarta severamente la libertad de expresión, siendo DEBER DE LOS ESTADOS PREVENIR E INVESTIGAR ESTOS HECHOS, SANCIONAR A SUS AUTORES Y ASEGURAR A LAS VÍCTIMAS REPARACIÓN ADECUADA".

Profunda preocupación causa de manera particular lo acontecido durante el año en México, que siguen el país más riesgosos para el ejercicio de la profesión periodística.

Para la CLADEHLT y FELATRACS el caso mexicano merece los mayores esfuerzos de denuncia y acompañamiento en la región. A pesar que data de reciente nacimiento la constitución de un Grupo Parlamentario que da seguimiento a los atropellos contra los comunicadores sociales y una Fiscalía Especializada para los Delitos contra Periodistas dependiente de la Procuraduría General de la República, es necesaria una respuesta mucho más efectiva que convoque al movimiento en su conjunto para que los casos denunciados no queden en impunidad.

Asimismo, en un balance de lo que es el estado de la libertad de expresión en América Latina-Caribe debemos hacer manifiesta nuestra profunda preocupación por el caso del periodista paraguayo Enrique Galeano, quien se encuentra desaparecido desde febrero último. La indignación por lo que hasta la fecha ha sido la respuesta "oficial" del gobierno paraguayo en torno al caso nos obliga a demandar con la mayor firmeza una acción inmediata de las instancias supranacionales clamando por la aparición con vida del comunicador.

La CLADEHLT recuerda que en la última década 300 comunicadores sociales han sido asesinados en América Latina-Caribe, sin que a la fecha se haya identificado a los culpables de tales violaciones a la vida ni los reales móviles de los crímenes.

De México a Chile se cuentan por centenares atropellos, que van desde las querellas hasta los atentados, sin descuidar detenciones, intimidaciones y agresiones físicas. América Latina, en razón a ello, con decenas de muertes cada año, se sitúa a la cabeza de la estadística mundial cuando de medir violaciones a la libertad de expresión se trata.

La CLADEHLT y FELATRACS que iniciaron en el 2006 una CAMPAÑA POR LA LIBERTAD SINDICAL-LIBERTAD DE EXPRESIÓN, recuerda a la ciudadanía en su conjunto que cuando se silencia a un periodista se está atentando no sólo contra el derecho a la vida del comunicador, sino condenando al silencio a una colectividad que tiene derecho a ser informada, por lo que ratifica su compromiso inclaudicable de mantenerse alerta ante actos atentatorios contra el derecho a la vida de los comunicadores, y los trabajadores en general, acciones amenazantes y limitantes a la libertad sindical y la libertad de expresión.

La libertad Sindical y La Libertad de Expresión están profundamente vinculadas y son las bases fundamentales para establecer una sociedad democrática. El respeto a estas libertades asegura la consolidación de las instituciones democráticas y de las libertades fundamentales al facilitar la participación de los ciudadanos en los procesos de decisión, al constituirse como herramienta para alcanzar una sociedad más tolerante y estable y al dignificar a la persona humana a través del intercambio de ideas, opiniones e información.

Hoy mas que nunca es el tiempo de la lucha por el Derecho y la Justicia Social.

Por la LIBERTAD SINDICAL Y LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN

Roberto Mejía
Rodolfo Romero
Presidente ANP - FELATRACS
Presidente CLADEHLT
Zuliana Lainez
Secretaria General ANP
Comisionada Andina CLADEHLT
El presente material se publica en Rebanadas por gentileza de Osvaldo Herbach Álvarez, Vice Presidente de la CAT (Chile) y Secretario General Adjunto de la CLAT. / Web - Correo
Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones