Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
CENTRAL LATINOAMERICANA DE TRABAJADORES (CLAT)

Por la integración y el desarrollo de América Latina y el Caribe

Por el Secretariado Ejecutivo Latinoamericano de la CLAT

Rebanadas de Realidad - CLAT, Venezuela, San Antonio de los Altos, 31/01/07.- Durante los días 18 y 19 de enero en Río de Janeiro-Brasil se llevó a cabo la XXXI cumbre del MERCOSUR, la cual permitió analizar las debilidades y contradicciones del proceso que se desarrolla en la subregión y reafirmar la imperiosa necesidad de darle una nueva dimensión al proceso de integración.

Para ello será necesario promover el desarrollo de la región, priorizar los objetivos sociales, generar una dinámica participativa, activa y decisiva de las organizaciones de trabajadores y de las organizaciones sociales y populares en general.

Tanto el MERCOSUR como todo el proceso que se desarrolla en la subregión (zona andina, Centroamérica-México, caribe) requiere de profundas transformaciones para avanzar en una visión estratégica de complementación, armonización y participación económica, política y social.

Para la Central Latinoamericana de Trabajadores CLAT, es un dato positivo que se haya acordado fortalecer el MERCOSUR en la perspectiva de avanzar hacia la UNIÓN SUDAMERICANA, siendo promisoria la incorporación plena de Venezuela y los anuncios de futuras incorporaciones de Bolivia, Ecuador y otros países del sur.

Esta apertura y potencial ampliación del proceso de integración, anhelamos se consolide, aprovechando la circunstancia para el relanzamiento del proceso, rediseñando sus estructuras para garantizar una participación que sobrepase los límites actuales, donde los gobiernos y los empresarios son los verdaderos sujetos que deciden la marcha y contramarcha del proceso de integración, como también aborde con profundo sentido político y estratégico el tratamiento de las desigualdades y asimetrías existentes en su interior.

La CLAT reafirma una vez más que la integración es un instrumento clave para conquistar el desarrollo regional, para lo cual es decisivo tener una perspectiva geopolítica, geoeconómica y geocultural a nivel de toda América Latina-Caribe para así construir la Comunidad Latinoamericana de Naciones (CLAN).

Nuestro futuro está históricamente relacionado con la construcción de la CLAN y la conquista de la Democracia Real, Libertad y Justicia Social, para así enfrentar con éxito la ideología neoliberal y su troika operativa: la globalización, la transnacionalización y los Tratados de Libre Comercio TLC.

El Secretariado Ejecutivo Latinoamericano de la CLAT en su XI Reunión celebrada del 23 al 27 de enero de 2007, considera pertinente recordar lo aprobado en su XII Congreso, celebrado en Brasilia-Brasil, noviembre, 2004.

La Integración debe ser Latinoamericana-Caribeña

"La integración debe ser latinoamericana; es decir, pensada, realizada y controlada por los latinoamericanos, entre los latinoamericanos y para los latinoamericanos. Y esto exige realizar todo el proceso de integración a través de instituciones latinoamericanas".

La integración es Total o no es Integración

"La integración debe ser no solamente económica, sino también social, cultural, política y fundamentalmente humana".

"La aceptación de estos principios exige del Movimiento de los Trabajadores una acción firme y profunda para construir, junto con otras fuerzas progresistas, un verdadero sistema latinoamericano que abarque no sólo el orden económico, sino también el orden social, político, cultural y hasta sindical".

La Integración debe ser, esencialmente, obra de los pueblos y de los trabajadores organizados

"La integración debe ser esencialmente integración de pueblos y de gobiernos que representen coherentemente las necesidades y aspiraciones de sus pueblos y no de nuevos intereses oligárquicos o de monopolios o de gobiernos que se prestan a otros intereses".

La integración debe ser un factor de desarrollo y de liberación social y humana

"En América Latina-Caribe el desarrollo no se puede encarar fuera del contexto de un proceso revolucionario y fuera de la indispensable solidaridad de la comunidad latinoamericana. No puede haber desarrollo sin revolución y no puede haber desarrollo nacional efectivo y duradero sin integración latinoamericana".

La Integración debe ser un factor de liberación social y humana y de profundos cambios sociales

"La integración debe ser un factor de aceleración de los procesos revolucionarios nacionales y se debe realizar simultáneamente en todos los países de América Latina, puestos de pié, todos juntos y al mismo tiempo y en todas partes, para hacer de la unidad de los pueblos la última palabra de la revolución y la primera realidad de la Nueva América Latina".

En estas circunstancias, al reiterar lo anteriormente planteado, instamos al conjunto del movimiento sindical, a los trabajadores y a toda la población, para que continuemos transitando el camino hacia la construcción de la Comunidad Latinoamericana-Caribeña de Naciones (CLAN).

Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones