Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
CONFEDERACIÓN LATINOAMERICANA DE TRABAJADORES JUDICIALES (CLTJ) / Web

Los judiciales latinoamericanos nos solidarizamos con los compañeros colombianos, ante la actitud antidemocrática del gobierno de Uribe

Por Julio Piumato, Presidente Ejecutivo

Informaciones de la CLTJ editadas en Rebanadas:

Rebanadas de Realidad - CLTJ, Buenos Aires, 14/10/08.- Ante la actitud antidemocrática del Gobierno de Uribe, que ha declarado el estado de conmoción interior, a raíz de las medidas de fuerza llevadas adelante por los magistrados, funcionarios y demás trabajadores de la Asonal Judicial y por los corteros de cañas, la Confederación Latinoamericana de Trabajadores Judiciales se solidariza con los trabajadores colombianos, que vienen sufriendo las políticas antisindicales y autoritarias de un gobierno que, como es evidente, está dispuesto a todo cuando de ocultar el accionar paramilitar se trata.

No es el cese de actividades de la Asonal Judicial y de los corteros de caña lo que pone en riesgo al Estado colombiano y a sus instituciones, como pretende hacerlo creer el gobierno de Uribe. Lo que pone en jaque a la democracia colombiana es la parapolítica, las violaciones de los derechos humanos y sociales de los ciudadanos, las muertes de jóvenes y de dirigentes sindicales, las injusticias, la negligencia y el desmanejo gubernamental. Eso es lo que compromete la "seguridad democrática" y no el legítimo reclamo de los trabajadores organizados.

Los trabajadores judiciales latinoamericanos tenemos clara conciencia de que los 37 días de paro que vienen sosteniendo los compañeros judiciales colombianos, tienen como objetivo la defensa de la separación de poderes, la independencia de la rama judicial y el ajuste salarial. Al mismo tiempo, sabemos que los trabajadores de la caña de azúcar llevan 31 días de paro en defensa del trabajo digno y por la vinculación directa. No nos dejamos engañar por las patrañas del gobierno de Uribe que pretende con el estado de sitio golpear a los trabajadores, debilitar a los que luchan por sus derechos y así, con el fantasma del terrorismo de por medio, violentar al Poder Judicial y continuar fortaleciendo un modelo de país que nada tiene que ver con las auténticas necesidades del Pueblo Colombiano.

Por todo ello nos solidarizamos con la Asonal Judicial y adherimos a todas las medidas de fuerza pautadas para los próximos días, con la convicción de que luchar por los derechos de los trabajadores de la Justicia colombiana es hacerlo por la Justicia y por la Patria.