Bufete de Informaciones Especiales y Noticias

Debemos definir una política nacional de la coca

Por la Redacción del MAS
Información relacionada:
Guía de artículos sobre coca, drogas, narcotráfico y lavado de dinero

Rebanadas de Realidad - Bolivia, La Paz, 07/12/03.- Los gobiernos neoliberales, sometidos a la voluntad de Washington, "cocainizaron" la política internacional de Bolivia. Las relaciones económicas y políticas, pasaron a depender del cumplimiento de un memorándum o de un convenio por el que se fijaban metas de erradicación de la coca, a cambio de lo cual se recibía montos de ayuda económica y certificaciones para acceder a créditos internacionales. La represión contra los productores de coca ha sido, y sigue siendo todavía, la carta de presentación de los gobernantes bolivianos.

Los resultados de esa política son desastrosos. Se formó una fuerza de élite que, a título de lucha contra el narcotráfico, se entrena exclusivamente para la represión contra los campesinos que cultivan la coca. La erradicación de estos cultivos, ha dejado decenas de muertos, tortura y vejámenes y absoluto desconocimiento de los derechos fundamentales de las personas. Pero el narcotráfico mantiene su creciente actividad, en complicidad con autoridades, como en el caso del narco-avión.

Esta realidad tiene que dar un vuelco. Es preciso establecer una nueva visión de la lucha contra el narcotráfico. Hay que formular una política nacional, que sea el resultado de un consenso entre la sociedad y el gobierno que sea sustentada firmemente ante la comunidad internacional.

El MAS ha presentado un proyecto de ley que modifica el artículo 10 de la Ley 1008, para establecer y garantizar la producción de coca legal en el Trópico de Cochabamba, sobre una superficie máxima de tres catos por familia.

Respecto a la zona de Yungas, tenemos la promesa del presidente Carlos Mesa de contar con mecanismos propios para medir la extensión cultivada y así poder contrastar con los informes que presenta el gobierno de Estados Unidos.

Como ha dicho muchas veces, la Coordinadora de las Federaciones del Trópico de Cochabamba, está dispuesta a luchar contra el narcotráfico. Puede garantizar que, en toda la extensión del Chapare, se impedirá cualquier actividad de los narcotraficantes.

Los productores de los Yungas sostienen, también, su disposición a colaborar en la lucha contra el negocio de la droga.

Sobre esta base, podemos y debemos encontrar una salida correcta, digna y soberana a un problema que merece la inmediata atención del gobierno.

Gentileza del Movimiento al Socialismo (Bolivia).
Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones