Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
FEDERACIÓN GRÁFICA DEL PERÚ (FGP)

Hay salida para la crisis ¿…?

Por Carlos Ortiz Cornejo, Director General del ILA y Secretario General Adjunto de la FGP

Artículos de Carlos Ortiz Cornejo editados en Rebanadas:

Rebanadas de Realidad - FGP, Lima, 02/12/09.- Durante estos dos últimos años la palabra CRISIS se ha pronunciado repetidamente en casi todos los medios de comunicación, cada uno acomodándolo de acuerdo a los intereses de los grupos de poder económico y los gobiernos comprometidos con el neoliberalismo mientras millones de personas se preguntan si habrá salida para la crisis climática y ambiental como resultado del calentamiento global por la contaminación atmosférica y múltiples formas de contaminación y destrucción de los ecos sistemas; para la crisis energética como resultado de una continua sobre demanda de energía que llevó a su pico los precios del petróleo y los combustibles; para la crisis alimentaria como resultado de la dedicación de extensas áreas a la producción de agro combustibles a costa de la producción de alimentos, del predominio del modelo agro exportador y del comercio de bienes agropecuarios a futuro, que elevó los precios; para la crisis económica internacional desatada tras la crisis hipotecaria y financiera en Estados Unidos y el comienzo de la recesión en los países de la Comunidad Andina en este caso. No podemos dejar de recordar ese 15 de septiembre de 2008 sobre la quiebra y venta a precios muy bajos de los grandes bancos de inversión de Wall Street -que tenían una reputación sagrada de sabiduría para analizar el presente y anunciar el futuro del mundo económico de empresas y países, pero que nunca advirtieron sobre sus propias deudas incobrables- simbolizaron la bancarrota de la ideología neoliberal y que el gobierno norteamericano trato de ocultar la crisis aprobando grandes cantidades de dinero del pueblo de Estados Unidos para salvar al capital privado, es decir a los que robaron millones de dólares que hubieran servido para salvar a millones de niños y niñas que viven en extrema pobreza.

Este lunes 7 de diciembre empieza en Copenhague, Dinamarca la conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático donde estarán presentes los principales gobernantes del mundo para discutir lo que se debe hacer de inmediato y analizar lo que nos espera a tan grave problema si no se toman las acciones que permitan reducir rápidamente todo lo que hace daño a nuestro planeta. Muchos países quedaran al borde de la destrucción si las grandes potencias industriales y los que quieren crecer a pasos agigantados no ponen fin a la emisión de gases tóxicos que dañan a esta aldea global en que vivimos ricos y pobres.

Es bueno tener presente la declaración de Rajendra Pachauri, presidente del Consejo Intergubernamental de expertos sobre Cambio Climático de la ONU, al diario español La Vanguardia "No hay que comer carne ni conducir una 4 x 4". "Primero, se talan los bosques para poder crear pastizales; luego, hay que alimentar todos esos animales, y el pienso que fabricamos también consume muchísima energía. Luego, matamos a esos animales, y tenemos que tenerlos guardados en zonas refrigeradas. Hay que transportarlos también refrigerados en cámaras y después se venden también en establecimientos que además tienen cámaras frigoríficas. Si nos fijamos, hace 20 o 30 años nuestros frigoríficos tenían una parte de congelación muy pequeña, mientras que ahora la parte del congelador es así de grande. La gente lo que hace es congelar carne y guardarla ahí. O sea, que reducir el consumo de carne es bueno para el planeta". En este caso el Perú sigue huérfano de estadísticas, no está preparado para este reto a pesar de que figura entre los 10 países más vulnerables del planeta donde nuestra sierra ha perdido el 22% de la superficie glaciar y es lamentable que el gobierno solo se preocupe por las inversiones transnacionales que por este peligro. La verdad es que no sabemos que propondrá el Perú en esta importante reunión aparte de decir que tenemos un Ministerio del Ambiente (pero sin presupuesto) generalidades recientes como la doctrina de "El síndrome del perro del hortelano" que sostiene que en la amazonía "se necesita propiedad, es decir un tercero seguro sobre 5,000, 10,000 ó 20,000 hectáreas", para instalar -dice- industria maderera y fábricas de muebles. Será buena esta idea que conspira contra el bosque y contra la búsqueda de una mejora en el medio ambiente de la Amazonía, pulmón actual del mundo al que todos debemos cuidar.

Recientemente se han reunido en Trinidad y Tobago los Jefes de Estado de los 53 países de la Mancomunidad Britanica con la presencia de Nicolas Sarkozy presidente de Francia, y Lars Rasmussen, primer ministro de Dinamarca con la finalidad de que se lleve un consenso a Copenhague para combatir y mitigar los efectos del cambio climático. Eso esperamos y no seguir escuchando de los mandatarios de Colombia y Perú que los TLC son buenos para el crecimiento y desarrollo de nuestros pueblos mientras que según estadísticas recientes los pobres, así como el desempleo, la delincuencia, la corrupción, es lo único que ha crecido rápidamente.

Como vemos la situación es complicada cuando sólo se ve lo relacionado al comercio y nos sumergimos en las bondades del capital financiero y no analizamos la parte negativa, por ejemplo el TLC que vienen negociando Colombia y Perú con la Unión Europea y que la declaración de 220 organizaciones del mundo exigen suspender esta negociación para poner freno a la injusticia y la desigualdad. La crisis económica mundial ha cuestionado el paradigma del "libre comercio" y todo el sistema económico internacional basado en el predominio del capital financiero y los intereses de las multinacionales, lo que ha conducido a una catástrofe energética, alimenticia y climática. Los TLC, en que persisten la UE y los gobiernos de Colombia y Perú bloquean la capacidad de los países andinos de promover políticas nacionales de desarrollo en beneficio de la mayoría de sus habitantes, agravando las tensiones en el seno de la Comunidad Andina afectando el avance del proceso de integración. Es lamentable que estos gobiernos abandonen la discusión del los "pilares" de Diálogo Político y Cooperación contrario a los gobiernos de Ecuador y Bolivia que buscan promover el "comercio justo", "acuerdos comerciales para el desarrollo" y una real superación de las asimetrías que fueron desechadas por la UE e ignoradas por los gobiernos de Colombia y Perú porque se apartan del dogma del libre comercio.

Estos TLC con la Unión Europea agudizarán los conflictos sociales en la región andina. Los acontecimientos recientes han demostrado la perversidad de estos tratados y la justificación de las luchas sociales contra la comercialización de los recursos naturales, el despojo de territorios y la violación constante de los derechos humanos, la expansión de la industria de hidrocarburos y minas que vienen originando enfrentamientos entre los gobiernos partidarios de la inversión extranjera en industrias extractivas sin medir las consecuencias de la contaminación ambiental, de los ríos y lagos y la población local y el daño que viene ocasionando a los trabajadores y trabajadoras.

La crisis actual ha reforzado la representación de un capitalismo financiero depredador y sin fronteras que se opone de vez en cuando a las virtudes de la economía real, la de las empresas bien implantadas en un territorio que desarrollan unos conocimientos industriales. Esta visión ingenua se desvanece con la historia del asbesto. Esta historia demuestra como grupos industriales de la economía real han desarrollado, a sabiendas de las consecuencias, el mercado de una sustancia cancerigena. El número exacto de victimas no se sabrá nunca. Se sitúa alrededor de un millón de personas. En Europa occidental, las proyecciones por lo que concierne la mortalidad debida al asbesto para el periodo 2000 - 2030 prevén 500.000 fallecimientos

Las cifras son evidentes en cada uno de nuestros países por más que traten de maquillarlas los Institutos Nacionales de Estadística porque sigue aumentando el desempleo, los trabajadores y trabajadoras asalariados son quienes han sufrido en carne propia las mayores consecuencias de la pérdida del empleo cuya mayor caída ha sido en lo que va de 2009. Otro indicador que da cuenta de la crisis es el aumento de los trabajadores por cuenta propia.

La pregunta sería a los mandatarios que defienden el libre mercado a ultranza sin importarles la salud ni la seguridad de los trabajadores y trabajadoras, mucho menos de buscar mecanismos que permitan impulsar leyes que garanticen que las empresas transnacionales no sigan burlando las medidas ambientales que dañan sobre todo a la agricultura. ¿Tienen alguna alternativa?