Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
GOBIERNOS LOCALES - PROV. DE BUENOS AIRES

Opinión sobre Ley de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos bonaerense

Por René Alberto Cruz (*)

Rebanadas de Realidad - CRyOS, Buenos Aires, 16/02/07.- Desde un enfoque que intenta ser distinto a los proyectos que se presentaron anteriormente, cuyo contenido reflejaban los intereses de la "corporación de la basura"; la nueva Ley 13.592 de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos (RSU), se propone dar respuesta a los problemas comunes que tienen los bonaerenses en un tema tan candente como el de los residuos domiciliarios.

No obstante debemos decir, que previo a la sanción de la nueva Ley hubiese sido importante y necesario un debate público más amplio, para que la comunidad diera su opinión y realizara propuestas sobre el grave problema de colapsamiento de un sistema de gestión de RSU que aún implementa la CEAMSE, responsable de generar graves problemas de contaminación ambiental que en la actualidad seguimos sufriendo los bonaerenses. Tal vez hubiese sido una oportunidad para que entre todos se iniciara un proceso que contribuyera a desarrollar una mayor conciencia colectiva, para afrontar en mejores condiciones el tema del ¿que hacer con los residuos?.

De todas maneras, y mirando hacia adelante, la nueva Ley plantea promover "la participación social en todas las formas posibles y en todas las fases de la gestión integral de residuos sólidos urbanos" (Art. 3º - Inc. 11); definiendo como "necesaria" la "participación de la comunidad en los planes y programas, efectuando, en concordancia con los Municipios, programas de educación formal e informal para las diferentes etapas de la gestión integral de residuos" (Art. 5º - Inc. 9). Si bien esto es positivo, consideramos que se debe precisar como se instrumentara esa necesaria participación.

Otro aspecto importante de la Ley 13.592 es lo inherente a los PAP. Como respuesta al colapsamiento de los rellenos sanitarios del conurbano, la nueva Ley propone la conformación de "sitios para la instalación de polos ambientales provinciales (PAP)", que serán afectados a la disposición final de RSU del Área Metropolitana (AMBA) que carecer de "espacios aptos disponibles" (Art. 12º y 13º). Esta definición generó y generará una gran oposición de los vecinos que no quieren la instalación de los PAP en sus territorios . Máxime aún cuando se circunscribe la localización y el emplazamiento de los PAP a la decisión del "Poder Ejecutivo" (Art. 12º), que al parecer se propone cargar sobre sus espaldas el costo político de tamaña responsabilidad, tal vez con el animo de dejar "ordenado" un tema tan controvertido.

Para los bonaerenses, no es indiferente el lugar y la distancia del emplazamiento de los polos ambientales, porque de ellos depende el impacto ecológico y ambiental que se producirá. Y además porque determina el monto de recursos económicos que los Municipios deberán disponer, para seguir enterrando los residuos que se generan en sus distritos. Esto también impactará en forma directa en las "Tasas Municipales por Servicios Generales" que pagan los vecinos frentistas.

Lo dicho anteriormente indica la necesidad imperiosa de lograr un acuerdo, donde la decisión sea concensuada y contenga la opinión de todas las partes involucradas. Para que esto ocurra es imprescindible la participación institucional de las organizaciones sociales de la comunidad a través de la constitución de los Foros Ambientales Municipales y Regionales, propuesta que la Secretaria de Política Ambiental realizara en el "Primer Encuentro de ONG´s", el 14 y 15 de Julio de 2006 en la Ciudad de Mar del Plata, y que fuera acogida favorablemente por las organizaciones presentes. Creemos que hasta que se concreten los Foros Ambientales, seria oportuno la realización de audiencias publicas para ir tratando este tema y construir el consenso necesario. Todavía se esta a tiempo para convocar a un dialogo sincero, y evitar un conflicto que será de enorme envergadura si no se escucha a los vecinos.

En cuanto a los cartoneros, carreros y recicladores, la Ley 13.592 reconoce la existencia del sector en forma implícita, al asumir que los RSU son un "recurso" (Art. 3º - Inc. 3); que al aprovecharlos económicamente, deberá tenderse "a la generación de empleo en condiciones óptimas de salubridad como objetivo relevante, atendiendo especialmente la situación de los trabajadores informales de la basura" (Art. 3º - Inc. 10); promoviendo la "creación, integración y articulación de los circuitos de reciclado y circuitos económicos necesarios para dar cumplimiento a la presente Ley, generando acciones que contemplen la asimilación de los circuitos informales de recolección y clasificación de residuos" (Art. 5º - Inc. 6); y estableciendo que los Municipios en sus planes contemplen "la existencia de circuitos informales de recolección y RECUPERACIÓN con el fin de incorporarlos al sistema de gestión integral" (Art. 6º).

Para la Secretaria de Coordinación de la Regional Buenos Aires del MNT CRyOS es muy relevante y positivo que la nueva Ley haya establecido lo enunciado en el párrafo anterior, porque los cartoneros, carreros y recicladores son activos practicantes de la recuperación y el reciclado. Ejemplo de ello es la "Cooperativa el Ceibo" de Palermo, y la Asociación Civil "Abuela Naturaleza" de Ituzaingo que con éxito vienen cumpliendo a diario esa labor.

Es evidente que los cartoneros son los que han inventado un sistema de recuperación de RSU (inorgánicos) altamente efectivo , que recolecta alrededor de 5.000 toneladas por día, evitando de esa manera su entierro, degradación y posterior contaminación ambiental. Y si los Municipios toman la decisión política de incorporarlos al "sistema de gestión integral de RSU" como señala la Ley , se estará implementando rápidamente una parte importante de la solución para hacer efectivo el objetivo que se propone en el Art. 4º - Inc. 2, de "Minimizar la generación de residuos, de acuerdo con las metas…" , que a nuestro entender se podrán cumplimentar en un lapso más corto de tiempo, al establecido en el Art. 6º (párrafo 5to.) donde se plantea llegar a un 30 % en los próximos cinco años .

"Los cartoneros libres son conscientes que hoy son los únicos actores reales en Argentina que se dedican al reciclaje" (Lidia Quinteros - "Si somos basura quien nos recicla"). Ellos son los verdaderos ecologistas y ambientalistas, que en forma silenciosa trabajan para "llevarse la diaria" y poder subsistir, logrando un ambiente menos contaminado para la vida de los vecinos bonaerenses y los que habitan en la ciudad autónoma de Buenos Aires .

Y esta labor que no tiene costo alguno para los Municipios del conurbano, debe ser declarada como "servicio público" , integrando esta actividad al servicio de higiene urbana en cada localidad, como lo hizo la CABA a través de la Ley 992 de "Recuperadores Urbanos". Además consideramos que la comunidad debe realizar una contraprestación solidaria, que consiste en separar los residuos en húmedos y secos (orgánicos e inorgánicos). Esta será una forma practica de reconocer ese gran esfuerzo que realiza a diario nuestro sector.

No obstante la nueva Ley plantea como "obligatoria" esa practica. El Art. 4º - Inc. 1, propone "incorporar paulatinamente en la disposición inicial la separación en origen, la valorización, la reutilización y el reciclaje…", y esto lo consideramos positivo, pero creemos que hay que empezar en forma urgente. No se puede seguir esperando mucho tiempo más para su aplicación, porque es una parte muy importante de la verdadera solución alternativa al enterramiento indiscriminado de residuos, que permitirá incluso prolongar la vida útil de los futuros polos ambientales provinciales (PAP) .

Por ello desde el MNT CRyOS, seguimos puntualizando que lo urgente de la hora es formular y poner en marcha en los Municipios los Programas de Recuperación Diferenciada y Reciclado, inscribiendo a los cartoneros y recicladores en los registros que se deben crear, a fin de lograr su integración laboral e inclusión social.

Desde el 20 de Diciembre de 2006, la Provincia de Buenos Aires tiene una Ley de Gestión Integral de RSU. Ahora vendrá su cumplimiento efectivo, y las mejoras en las condiciones laborales y de ingreso económico que esperan lograr las casi 50.000 familias bonaerenses de cartoneros y recicladores que dependen de esta actividad. Consideramos que ayudaría a la instrumentación de la nueva Ley, crear en el Ámbito de la Autoridad de Aplicación, un Consejo Asesor Permanente para que actúe en el proceso de reglamentación, aplicación y seguimiento de la Ley 13.592, donde participen las organizaciones libres del pueblo.

La responsabilidad es de todos, individual y colectivamente. Se termino el tiempo de mirar hacia otro lado y ser indiferentes. Hoy tenemos una oportunidad histórica de decidir sobre lo que generamos todos y mal llamamos "basura", que desde nuestra visión es una enorme riqueza que debemos aprovecharla reciclándola en beneficio de nuestro pueblo, para garantizar la justicia social que la mayoría de los argentinos anhelamos.

(*) Secretario de la Cooperativa de Trabajo Padilla Limitada y Vicepresidente del MNT - CRyOS.
CRyOS: Movimiento Nacional de Trabajadores Cartoneros, Recicladotes y Organizaciones Sociales de Argentina. Correo / Secretaria de Coordinación Regional Buenos Aires. Correo
Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones