Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
CONFEDERACIÓN SINDICAL DE TRABAJADORES DE LAS AMÉRICAS (CSA) / Web

Carta/protesta de la CSA por violación a la libertad sindical en Argentina

Por Víctor Báez Mosqueira, Secretario General

Informaciones de la CSA editadas en Rebanadas:

Rebanadas de Realidad - CSA, São Paulo, 27/08/09.-

São Paulo, 26 de agosto de 2009
Señora,
Cristina Fernández de Kirchner
Presidenta de la República
Buenos Aires, Argentina.

Señora Presidenta:

La Confederación Sindical de Trabajadores/as de las Américas (CSA) expresión continental de la Confederación Sindical Internacional (CSI) que en la región representa a más de 50 millones de trabajadores/as se dirige a Usted para expresar nuestra preocupación por afectación de la libertad sindical de la cual ha sido víctima JOSÉ VICENTE LEIVA.

Hemos sido informados que debido a la falta de respuesta a sus reclamos sobre condiciones de trabajo de la multinacional Canadiense Barrick Gold, dueña de la explotación de oro y plata en territorio de Veladero y Pascualama, Provincia de San Juan, los trabajadores decidieron organizarse sindicalmente y constituir la Organización Sindical Mineros Argentinos (OSMA-CTA) que se constituyó el 30 de Junio pasado. En asamblea los trabajadores decidieron afiliarse a la central de trabajadores de la Argentina (CTA), afiliada a la Confederación de Trabajadores y Trabajadoras de las Américas (CSA).

El 24 de julio de 2009, la empresa ha dispuesto el despido incausado del compañero JOSÉ VICENTE LEIVA por su condición de principal referente de la lucha en la mina y de su elección como Secretario General del nuevo sindicato.

Concretamente las denuncias son:

  • El trabajo que se realiza a 4600 metros de altura en condiciones absolutamente desfavorables para los trabajadores. Asimismo la falta de oxígeno y los desprendimientos que se producen de las excavaciones, generan en el ambiente partículas llamadas silisis que provocan una enfermedad incurable llamada silicosis que consiste en la adhesión de dichas partículas en las paredes pulmonares. Con igual efecto dañoso, dicha falta de oxigeno genera serios problemas en la circulación de la sangre provocando enfermedades cardíacas y neurológicas.
  • Aún en estas condiciones de trabajo no se provee a los mismos de medicamentos adecuados ni de tratamientos médicos preventivos, mucho menos de vestimenta.
  • Que la jornada mensual es de 14 días de trabajo por 14 días francos y que diariamente trabajan más de 12 horas contadas desde la puerta de socavón a las que deben sumarse 2 horas más de viaje en donde pernoctan mientras están a disposición de la minera.
  • Que la alimentación que se les provee tanto en el lugar de trabajo como posteriormente en el lugar de alojamiento, no es la suficiente en razón de las tareas que demandan un gran esfuerzo para el trabajador y conforme las condiciones climáticas imperantes a esa altura.

Resulta evidente que la verdadera causa del despido adoptado por la empresa contra el trabajador es el ejercicio de la actividad sindical. Por lo tanto configura un despido discriminatorio prohibido por la ley, por haberse dispuesto en violación a la Declaración Universal de Derechos Humanos (art. 23.4); la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre (arts. XXII y XXIX); y la Convención Americana sobre Derechos Humanos -Pacto de San José de Costa Rica- (art. 16).

Así como en diversos tratados internacionales de rango normativo "superior a las leyes" (art. 75, inc. 22, primer párrafo), como la Declaración de la O.I.T. relativa a los Principios y Derechos Fundamentales en el Trabajo y su Seguimiento de 1998 (art. 2º, inc. a), que obliga a todos los Estados Miembros de la O.I.T. por el solo hecho de pertenecer a dicha Organización; la Declaración Sociolaboral del Mercosur (art. 9º); y el Convenio núm. 98 de la O.I.T., sobre la protección del derecho de sindicación y de negociación colectiva (arts. 1 y 2), ratificado por la Argentina mediante Decreto-Ley nº 11.594/56. Y, finalmente, en la legislación nacional: el art. 47 y 50 de la ley 23.551 (L.A.S.); el art. 1º de la Ley Antidiscriminatoria, nº 23.592; el art. 17 de la L.C.T.

Señora Presidenta:

La CSA/CSI se opone a cualquier acción que implique la interferencia con el libre ejercicio de la libertad sindical y la garantía de los derechos de los/as trabajadores/as, pues constituyen prácticas antisindicales contrarias al pleno disfrute y ejercicio de los derechos ya señalados. Ante este despido antisindical, solicitamos la inmediata reincorporación del Compañero JOSÉ VICENTE LEIVA, el reconocimiento de la entidad sindical que este representa, así como atender la justa pauta de reivindicaciones presentadas a la empresa.

Agradecemos enviar carta similiares al Gobierno de este país a las siguientes direcciones:

a.-) Presidenta de la Nación: Dra. Cristina Fernández de Kirchner

e-mail: webmaster@presidencia.gov.ar

b.-) Sr. Jefe de Gabinete de Ministros: Dr. Aníbal Fernández

e-mail: infosig@jgm.gov.ar

c.-) Sr. Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación

e-mail: consultasministro@trabajo.gov.ar

Solicitamos enviar cópias a:

derechoshumanos@csa-csi.org

derechoshumanos@cta.org.ar

La Confederación Sindical de Trabajadores y Trabajadoras de las Americas (CSA), es la expresión sindical regional más importante del continente americano. Fundada el 27 de marzo de 2008 en la Ciudad de Panamá, afilia a 66 organizaciones nacionales de 29 países, que representan a más de 50 millones de trabajadores/as. La CSA es la organización regional de la Confederación Sindical Internacional (CSI).

El presente material se edita en Rebanadas por gentileza de Leandra Perpétuo, Asesora del Área de Derechos Humanos de la CSA.