Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
CONFEDERACIÓN SINDICAL INTERNACIONAL (CSI)

Marruecos: Dar mayor visibilidad a la juventud

Primer plano de Asma Elbassir (Marruecos - UMT).
Entrevista realizada por Natacha David

Rebanadas de Realidad - Bruselas, 18 de enero de 2007 (La CSI EnLínea). Asma Elbassir, mecánica dental, es hoy funcionaria en el servicio social de la comuna de Casablanca. Forma parte del Comité de Mujeres y del Comité de Juventud de la UMT y se regocija por el refuerzo de las competencias de las mujeres logrado con la campaña de sindicalización de mujeres (1). La juventud marroquí se ve muy afectada por el desempleo y se siente marginada en la ecuación del desarrollo y Asma Elbassir aboga en pro de una mayor visibilidad y de un mejor reconocimiento de la juventud, tanto en la sociedad como en los sindicatos.

  • ¿Motivación sindical?

Al comienzo me sentía atraída por el mundo asociativo de la sociedad civil, donde aprendí muchas cosas. Lo principal es la idea de contribuir a ayudar a otros. En el medio laboral observé que una simple trabajadora no puede conseguir que se respeten sus derechos si se yergue sola ante sus superiores contra una discriminación en el trabajo ni tampoco puede defender sola su dignidad. Es necesario entonces adherirse a un organismo fuerte, donde todos los esfuerzos se hagan en común, a fin de proteger los derechos de todos. Yo elegí la UMT para hacer realidad ese sueño ya que a ésta se la reconoce en el nivel nacional e internacional. Es un marco estimulante para promover los derechos.

  • ¿Cómo describirías la situación de las mujeres en la sociedad y en el mercado laboral marroquí?

La mujer marroquí desempeñó un papel importante en la evolución del potencial humano de Marruecos. Hubo todo un período durante el cual se la dejó por completo al margen del proceso de desarrollo humano, pero gracias a una gran lucha logró hacer progresos que hoy se reconocen por unanimidad. No obstante, sigue haciendo frente a obstáculos vinculados con la herencia tradicional y cultural, un sentimiento de inferioridad con respecto al hombre, lo que la pone en situación de desventaja ante el acoso físico y moral y la relega a los puestos de trabajo mediocres y duros, sin poder de decisión. Debido a la problemática de la maternidad, que no se toma debidamente en cuenta, carece de oportunidades para seguir cursos de formación u obtener ascensos, mientras que los hombres, por el contrario, acceden con más facilidad a los cargos de responsabilidad.

  • ¿Cuál fue tu participación en la campaña para las mujeres en los sindicatos de Marruecos (1)?

Participé en la campaña para las mujeres en los sindicatos haciendo una gira sindical en las empresas, a fin de poder receptar los problemas que tienen las trabajadoras dentro de las mismas y para promover la idea de que a las mujeres les conviene tener una participación directa en la defensa de sus derechos. Si las mujeres no tienen una presencia y no se hacen escuchar en el sindicato, éste no podrá ocuparse correctamente de sus problemas específicos, principalmente de las cuestiones referentes a la discriminación y el acoso.

  • ¿Viste resultados concretos de esta campaña?

Por supuesto, ya se ven verdaderos resultados. Se mejoró la capacidad sindical al reforzar la confianza de las mujeres en sí mismas, el uso de la palabra, las técnicas de comunicación, la consideración de los factores culturales. Las mujeres reforzaron sus competencias en distintos ámbitos y están mejor equipadas para asumir responsabilidades en los sindicatos.

  • ¿Cuáles son los principales problemas que tiene la juventud marroquí, chicas y muchachos?

La juventud constituye las dos terceras partes de la población. Pero las políticas de Marruecos desde su independencia no han integrado en suficiente medida a la juventud en la ecuación global del desarrollo. La falta de perspectivas, las dificultades para realizarse, el desempleo, la inmigración clandestina, la pobreza, la droga y los diplomados sin trabajo son ejemplos de las graves fallas de funcionamiento al realzar los recursos humanos nacionales.

  • ¿Formas parte de una estructura específica para la juventud dentro del sindicato?

Claro que sí. Soy miembro del Comité de Juventud. También participo en las colonias de vacaciones para niños.

  • ¿Piensas que la UMT le da suficiente lugar a la juventud y sus problemas, principalmente a las chicas?

Desde su noveno congreso en 1995, la UMT optó por la apertura hacia los organismos democráticos de la sociedad civil (movimientos de derechos humanos, juventud, mujeres, desempleados...) a los que considera aliados de la clase obrera. Últimamente, el Primer Ministro mantuvo entrevistas con la UMT, prestándose en ellas especial atención al empleo de los jóvenes calificados y a la iniciativa nacional para el desarrollo humano. En lo referente a las mujeres, la UMT se inscribe principalmente en la red de lucha contra el acoso sexual, formada a raíz del caso de acoso sexual perpetrado por un ejecutivo del Hotel Sofitel Diwan contra algunas empleadas. Aumentan sin cesar los casos de violencia contra la mujer en general en todas sus formas (física, verbal, psicológica y sexual).

  • ¿Cómo querrías, como joven que eres, que evolucionara el movimiento sindical marroquí?

Como joven, tengo el ferviente deseo de que se integren los valores modernos de la democracia en la dinámica institucional y social. Marruecos es un país de jóvenes, con un increíble capital de inteligencia y competencia. Esos jóvenes quieren participar en una nueva cultura de confianza y de reconocimiento. Reclaman que se les preste mayor atención, que se instauren mecanismos de integración y que se les brinde la posibilidad de participar en la elaboración de nuevas relaciones en el Estado, la sociedad y el país.

El movimiento sindical también debe inscribirse dentro de este espíritu y adoptar un enfoque diferente que implique compromiso e iniciativas. Es necesario efectuar una labor de movilización y de concienciación entre la juventud ya que realmente necesita tener mayor visibilidad.

Notas:
(1)- Véase también.. el dossier de "Visión Sindical" sobre la campaña de sindicalización de mujeres en la siguiente dirección: http://www.ituc-csi.org/IMG/pdf/Maroc_ES.pdf
- Véase también la entrevista a Samira Kinami (Marruecos - UMT), titulada "En cuanto se afilió a un sindicato la despidieron!", en la siguiente dirección: http://www.ituc-csi.org/spip.php?article516⟨=es
- Véase también la entrevista a Naima Bouguerjouma (Marruecos -UMT), titulada "Las mujeres comprendieron que al estar afiliadas a un sindicato tienen más derechos", en la siguiente dirección: http://www.ituc-csi.org/spip.php?article504⟨=es
Creada el 1 de noviembre de 2006, la CSI representa 168 millones de trabajadores y trabajadoras en 154 países y territorios y tiene 306 organizaciones afiliadas nacionales. El nuevo sitio de la organización es: http://www.ituc-csi.org La CSI también es miembro de la Agrupación Global Unions, cuyo sitio Web se puede consultar en http://www.global-unions.org
Contacto: Mathieu Debroux, agregado de prensa de la CSI / Correo
Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones