Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
CONFEDERACIÓN SINDICAL INTERNACIONAL (CSI)

Guinea: La CSI reclama que se esté en guardia y envía una misión sindical internacional

Rebanadas de Realidad - Bruselas, 30 de enero de 2007 (La CSI EnLínea): La Confederación Sindical Internacional (CSI) encomió este domingo el acuerdo firmado ayer por la noche entre el gobierno y los sindicatos guineanos, acuerdo que permitió levantar la huelga general iniciada el 10 de enero. La CSI reclama ahora que se preste suma atención a que se cumpla el acuerdo y confirma que esta semana irá a Guinea una delegación sindical internacional de alto nivel. Los primeros miembros de dicha delegación, que continuará hasta el 2 de febrero, llegarán a Conakry esta noche.

Además de que el viernes se llegara a un acuerdo sobre el principio de designar un Primer Ministro como Jefe de Gobierno -reivindicación esencial de los sindicatos-, en el acuerdo firmado anoche están comprendidos numerosos aspectos económicos y sociales. Entre ellos, la disminución del precio del arroz y del combustible, el bloqueo durante un año de la exportación de productos de primera necesidad, el aumento de las jubilaciones y mejora de la categoría de los docentes. También se llegó a un acuerdo sobre el "estricto respeto del principio de separación de poderes", la independencia del Banco Central (BCRG) y que se enjuiciará a "todos los depredadores de la economía nacional". En esta cláusula se menciona específicamente al ex "patrón de patrones", Mamadou Sylla, y a Fodé Soumah, ex ministro y vicegobernador del BCRG. Su liberación de la cárcel por parte del Presidente Lansana Conté en persona, en diciembre de 2006, fue la que encendió la mecha del descontento general.

Además, en el acuerdo se reclama la liberación de a todas las personas que siguen detenidas debido a la huelga general o a las manifestaciones. Fuentes sindicales comunican que ayer por la noche seguía detenidas en Conakry 13 personas y que en el interior del país podría haber muchas otras. En el documento que firmaron ayer el gobierno, los interlocutores sociales y el Presidente de la Asamblea Nacional -actuando como mediador- se deja constancia asimismo de que no se tomará ninguna medida contra los huelguistas y que se creará una comisión investigadora para "encontrar y sancionar a los autores de los abusos".

Recomendando prestar suma atención al cumplimiento de este acuerdo, Guy Ryder, Secretario General de la CSI, encomió el proceso, al que calificó de "suceso histórico para los sindicatos guineanos, una verdadera primicia cuyo prestigio resplandece iluminando a todo el movimiento sindical africano y mundial". "Se deberá poner rigurosamente en práctica y respetar el acuerdo firmado, dado el horroroso precio que pagaron los trabajadores y trabajadoras de Guinea para conseguirlo", agregó Guy Ryder. Según un saldo que aumenta continuamente, las víctimas fatales de la represión de la huelga general y de las manifestaciones que la acompañaron son ahora 59 -49 de esas muertes tuvieron lugar nada más que en la jornada del lunes 22 de enero- y hay numerosos heridos.

Evaluar esta represión, sus consecuencias y las necesidades en materia de ayuda originadas por la misma, será una de las tareas esenciales que llevará a cabo la delegación sindical de alto nivel, que estará en Conakry desde el 30 de enero hasta el 1 de febrero. La delegación, encabezada por el Secretario General de la CSI e integrada por los principales dirigentes del movimiento sindical por la región de África, también contará con un apoyo técnico de alto nivel de la Oficina Internacional del Trabajo (órgano ejecutivo de la OIT, organismo especializado de las Naciones Unidas con sede en Ginebra). (Véase más adelante la lista de los integrantes de la delegación).

Entre los demás objetivos que se busca alcanzar con el envío de esta delegación -que espera entrevistarse con los dirigentes del Estado del más alto nivel, dirigentes de instituciones sociales y económicas, defensoras de los derechos humanos y autoridades religiosas que intervinieron en la resolución de la crisis- también está el de dar un testimonio de solidaridad y un respaldo político a los sindicatos guineanos afiliados a la CSI.

En estos últimos días, en numerosos países se dieron muestras de solidaridad sindical internacional con Guinea. Por ejemplo, las organizaciones afiliadas de la CSI enviaron mensajes solidarios sobre todo desde Benin, Togo, Burkina Faso, Países Bajos y Francia. En Addis Abeba, al margen de la reunión del Consejo de Ministros de la Unión Africana (UA), un alto funcionario de la CSI entregó el viernes 26 de enero a Alpha Conaré, Presidente de la Comisión de la UA, y al Embajador Said Djinnit, Comisionado de la UA por la Paz y la Seguridad, la Declaración sindical sobre Guinea, firmada el martes pasado en Nairobi con ocasión del Foro Social Mundial (véase el comunicado de la CSI del 23/01/2007 http://www.ituc-csi.org/spip.php?article617⟨=es).

En Ginebra, Juan Somavia, Director General de la OIT, había enviado la víspera al Presidente de Guinea, Lansana Conté, una carta sumamente firme en la que le expresaba su "gran preocupación" por los sucesos del 22 de enero, que consideraba de "excepcional gravedad". Desde Bruselas, ese mismo día la CSI le solicitó al Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial y la Unión Europea que se prepararan a imponer serias medidas a Guinea en caso de que las negociaciones entabladas con los sindicatos y el gobierno resultaran infructuosas. En una carta remitida al Comisario de Desarrollo y Ayuda Humanitaria de la UE, Guy Ryder le pedía al Sr. Louis Michel que, en caso de que las negociaciones fracasaran, contemplara la posibilidad de suspender la ayuda a Guinea y congelar los haberes personales en la UE, como así también prohibir que se entreguen visas al Presidente Conté, sus allegados y asociados o partidarios del sector privado y los más altos dirigentes de su gobierno. Cabe recordar que el pasado mes de diciembre, ante lo que consideraba considerables progresos en materia de democratización y reformas, la UE había decidido reanudar la ayuda que estaba suspendida desde 2004. Según especialistas de Guinea, la UE se disponía a desbloquear 117 millones de euros en los próximos meses, procedentes del 9º. Fondo Europeo de Desarrollo.

Además de Guy Ryder, Secretario General de la CSI, la delegación de la CSI que irá a Guinea estará compuesta por Mody Guiro y Andrew Kailembo, Presidente y Secretario General respectivamente de la Organización Regional Africana de la (ORAF), Adrien Akouété, Secretario General de la Organización Democrática Sindical de Trabajadores Africanos (ODSTA-CMT) y Laurent Ouedrago, Vicepresidente de ODSTA. La delegación contará con el respaldo de Johanna Walgrave, Directora Ejecutiva (Diálogo Social) de la OIT e Ibrahim Zakari, especialista en actividades para los trabajadores de la OIT (Ginebra), como así también Janek Kuczkiewicz, Director de Derechos Humanos y Derechos Sindicales de la CSI y Oumar Dicko (ORAF).

Creada el 1 de noviembre de 2006, la CSI representa 168 millones de trabajadores y trabajadoras en 154 países y territorios y tiene 306 organizaciones afiliadas nacionales. El nuevo sitio de la organización es: http://www.ituc-csi.org La CSI también es miembro de la Agrupación Global Unions, cuyo sitio Web se puede consultar en http://www.global-unions.org
Contacto: Mathieu Debroux, agregado de prensa de la CSI / Correo
Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones