Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
CONFEDERACIÓN SINDICAL INTERNACIONAL (CSI)

Los sindicatos se unen contra el incremento del desempleo y las conversaciones de Doha originan graves preocupaciones

Rebanadas de Realidad - Ginebra, Suiza, 9 de marzo de 2007 (La CSI EnLínea): Dirigentes sindicales de Brasil, India, Sudáfrica y otros países en desarrollo asistieron esta semana en Ginebra a una reunión de la Agrupación Global Unions para hacer llegar a los miembros de la OMC un mensaje sobre el incremento del desempleo si sus países aceptan los reclamos de los países industrializados de abrir los mercados a productos manufacturados. La visita sindical tiene lugar en medio de una creciente presión sobre los países en desarrollo para que acepten grandes recortes sobre los aranceles industriales con el fin de desbloquear las estancadas conversaciones de Doha.

Badiah Peterson, una trabajadora de 41 años del sector de la confección de Cape Town, Sudáfrica, ya perdió su empleo cuando la empresa de trajes de baño para la que trabajaba se vio obligada a cerrar debido a la aparición de importaciones de ropa barata, principalmente procedente de China. En Sudáfrica, las importaciones de ropa aumentaron un 480 por ciento a valor de dólares estadounidenses en un lapso de tres años y provocaron la pérdida de 70.000 puestos de trabajo desde 2003, la tercera parte de toda esa industria.

Historias como la de Badiah están teniendo lugar entre los trabajadores del sector manufacturero de todo el mundo en desarrollo, en las áreas del textil, vestido, artículos electrónicos, electrodomésticos de línea blanca, papel, plástico, automotores y metales.

"Si se aceptaran las propuestas actuales que se hacen en la OMC de efectuar recortes draconianos en los aranceles industriales de los países en desarrollo, la situación podría empeorar muchísimo", dijo Guy Ryder, Secretario General de la CSI.

Los sindicatos se niegan a dejar el destino de millones de trabajadores en manos de los negociadores de la OMC. Estamos devolviendo el golpe. Los sindicatos de 11 países en desarrollo del NAMA (Acceso a los Mercados para los Productos No Agrícolas) -entre los cuales están la COSATU de Sudáfrica y la CUT de Brasil- han formado una alianza para defender los intereses de sus trabajadores. En una conferencia de prensa que dio la CSI en el día de la fecha, los sindicatos expusieron sus reclamos para garantizar la protección de las industrias y del empleo en sus países.

"Le reclamamos a nuestros ministros que se nieguen a efectuar más concesiones en las negociaciones sobre los artículos manufacturados", dijo Jacy Afonso de Melo, de la CUT-Brasil. "La posición de los 11 del NAMA ya va demasiado lejos y tendrá negativas consecuencias en el empleo y en el desarrollo industrial de nuestros países."

"Nuestros gobiernos deben velar para que los compromisos que hacen con respecto a los artículos manufacturados se ajusten a nuestros diferentes niveles de desarrollo y para que se incorpore al acuerdo final la debida flexibilidad", dijo Rudi Dicks de la COSATU.

Leer la declaración completa de la Alianza Sindical:
Creada el 1 de noviembre de 2006, la CSI representa 168 millones de trabajadores y trabajadoras en 154 países y territorios y tiene 306 organizaciones afiliadas nacionales. El nuevo sitio de la organización es: http://www.ituc-csi.org La CSI también es miembro de la Agrupación Global Unions, cuyo sitio Web se puede consultar en http://www.global-unions.org
Contacto: Mathieu Debroux, agregado de prensa de la CSI / Correo
Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones