Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
CONFEDERACIÓN SINDICAL INTERNACIONAL (CSI)

Impulsar la agricultura y el desarrollo rural sostenibles mediante empleos verdes y trabajo decente

Rebanadas de Realidad - Bruselas, 6 de mayo de 2008 (CSI En línea): Una delegación sindical compuesta por 50 integrantes inició el día de ayer su labor en la Comisión sobre el Desarrollo Sostenible (CDS) de las Naciones Unidas en Nueva York pidiendo a los países miembros que el “trabajo decente” sea considerado como elemento esencial de todo programa para el desarrollo agrícola y rural sostenible.

Los sindicatos, uno de los nueve Grupos Principales en el marco de la Agenda 21, se reúnen con los gobiernos y los organismos internacionales para examinar los progresos realizados en favor del desarrollo sostenible desde la Cumbre Mundial de 2002 en las siguientes áreas temáticas: agricultura, desertificación, sequía, suelo, desarrollo rural y África.

En los primeros comentarios preparados para la sesión de apertura, Thierry Dedieu, Secretario Confederal de la Confédération Française Démocratique du Travail (CFDT) recordó que, si bien la atención mundial se centra en el desastroso efecto de la escalada de los precios de los alimentos, no debe olvidarse a los principales protagonistas de la industria agrícola: los millones de trabajadores y trabajadoras asalariados y del sector informal que llevan los alimentos hasta nuestra mesa.

“El programa de la OIT de trabajo decente es fundamental para el sector agrícola", constató Dedieu. "Grandes segmentos de la industria abarcan actualmente todos los aspectos del empleo precario; niveles de remuneración inaceptables, un trabajo insalubre e inseguro, la inseguridad de las perspectivas de empleo y muchas otras condiciones por debajo de las normas. En 2007, por ejemplo, murieron a causa de su trabajo más de 170 000 trabajadores y trabajadoras agrícolas.”

“Durante las próximas dos semanas, los delegados sindicales informarán sobre los progresos realizados por los sindicatos para hacer que las industrias relacionadas con la agricultura y el desarrollo rural sean más sostenibles”, señaló. “Hemos podido llevar salud y seguridad a millones de trabajadores en su lugar de trabajo a través de negociaciones y acuerdos marco internacionales, al mismo tiempo que continuamos promoviendo acuerdos internacionales como el Convenio 184 de la OIT sobre Salud y Seguridad en la Agricultura.”

En una entrevista telefónica antes de la sesión de apertura, el coordinador de las reuniones restringidas sindicales Winston Gereluk prometió que los sindicatos harían llegar un mensaje coherente a la reunión de los gobiernos. “Muchos de los problemas relacionados con los temas de la Comisión sobre el Desarrollo Sostenible de este año son el resultado de un compromiso continuo con formas de producción insostenibles, que excluyen al ‘mundo del trabajo’ como una plataforma positiva para el cambio".

“Podemos dar un impulso al desarrollo sostenible de la industria mediante la promoción de empleos verdes y decentes”, afirmó Gereluk. “Vamos a pedir a la CSD que haga ver a los responsables de la toma de decisiones que tienen en sus manos la posibilidad de promover el comercio y la inversión tomando como base un modelo de crecimiento económico encaminado a erradicar la pobreza, proteger el medio ambiente y fomentar la justicia social y la igualdad.”

Las políticas a favor de empleos ecológicos y decentes en la agricultura y el sistema mundial alimentario pueden propiciar una rentabilidad tan alta como las soluciones para hacer frente a la sequía, la desertificación y el desarrollo rural, especialmente cuando se combinan con la conservación de la energía y la protección del medio ambiente, afirmó. En un almuerzo de alto nivel con los delegados de los países, que tendrá lugar la semana próxima, se dará a conocer un avance del informe sobre los empleos verdes (Green Jobs) del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), realizado en colaboración con la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y la Confederación Sindical Internacional (CSI).

“Sin embargo, las políticas sobre empleos verdes y decentes sólo pueden conseguir resultados limitados, a menos que los gobiernos también eliminen los obstáculos que entorpecen su aplicación”, aseveró Gereluk. “Es absurdo hablar de desarrollo sostenible en un momento en que los precios de los alimentos aumentan con toda celeridad superando la capacidad de los ingresos de los trabajadores y las trabajadoras, al mismo tiempo que los gigantes de la industria registran ganancias sin precedente.”

Además, el desarrollo de África resulta difícil cuando los gobiernos poseen una autoridad y unos recursos tan limitados como para hacer realmente posible un cambio. Se requiere un sector público fuerte que pueda supervisar eficazmente los programas, señaló. “Lo cual debe complementarse con una mano de obra que sabe que tiene el derecho y la capacidad de participar plenamente en la toma de decisiones de su lugar de trabajo.”

En la CDS, los sindicatos también destacarán la necesidad de integrar el cambio climático, los problemas del agua, así como la salud pública y la salud en el trabajo como cuestiones clave propias a todos los sectores. “No tiene mucho sentido elaborar planes para África", afirmó Gereluk, “mientras la realidad del VIH/SIDA, que afecta a todo el continente, menoscaba la capacidad de los gobiernos para suministrar servicios.”

Los sindicatos exhortarán a la CDS a sacar partido de una participación plena de los trabajadores y de los sindicatos en la toma de decisiones para dar soluciones en el lugar de trabajo y fomentar el apoyo a las políticas agresivas que se necesitan a nivel de la comunidad. Los sindicatos están distribuyendo entre los delegados de los países una serie de documentos en la que se resumen las cuestiones que desean ver respaldadas en este período de sesiones de la ONU. En las siguientes direcciones puede descargarse un ejemplar:

Para más información llamar a: Lucien Royer Confederación Sindical Internacional (CSI), Comisión Sindical Consultiva ante la OCDE (TUAC) Tel. (331) 5537 3737 Fax 4754 9828, Tel. móvil o celular (336) 7769 9429 royer@tuac.org

Creada el 1 de noviembre de 2006, la CSI representa 168 millones de trabajadores y trabajadoras en 154 países y territorios y tiene 306 organizaciones afiliadas nacionales. El nuevo sitio de la organización es: http://www.ituc-csi.org La CSI también es miembro de la Agrupación Global Unions, cuyo sitio Web se puede consultar en http://www.global-unions.org
Contacto: Mathieu Debroux, agregado de prensa de la CSI / Correo