Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
CONFEDERACIÓN SINDICAL INTERNACIONAL (CSI)

Irán: la represión de siempre también este Primero de mayo

Rebanadas de Realidad - Bruselas, 8 de mayo de 2008 (CSI En línea): Las manifestaciones pacíficas del Primero de mayo fueron reprimidas en varios lugares en Irán. Como de costumbre, muchos sindicalistas fueron detenidos y las manifestaciones fueron dispersadas. La CSI ha condenado enérgicamente esos actos como agresiones antisindicales.

Para hacer cundir el temor entre los sindicalistas antes del Primero de mayo, varias personas fueron detenidas antes. El 23 de abril, fue detenido Shays Amani, uno de los fundadores del sindicato de trabajadores despedidos y desempleados National Union of Dismissed and Unemployed Workers (NUDUW) y antiguo dirigente del sindicato de la Compañía Textil de Kurdistán. El primero de mayo del año pasado, Shays Amani también fue detenido, y sigue esperando el resultado de su recurso de apelación por su injusta condena a dos años y medio de prisión.

El mismo día Primero de mayo, tuvieron lugar varias detenciones y otros actos de hostigamiento a lo largo de todo el país. Tres trabajadores activistas, Javanmir Moradi y Taha Azadi, miembros del Free Union of Iranian Workers (FUIW) y otro trabajador llamado Hazrati Saeed fueron detenidos en Asalouyeh, en el sur de Irán. Asimismo, tuvieron lugar otras detenciones en la ciudad de Ashnavieh y en Sanandaj. En Teherán, donde las celebraciones del Primero de mayo tuvieron lugar desde el 25 de abril, las fuerzas de seguridad y la policía bloquearon el parque Chitgar y ahuyentaron a los participantes. El parque fue rodeado por 1000 agentes de las fuerzas de seguridad, pero los trabajadores lograron trasladarse al parque Jahan Nama y continuar las celebraciones.

“El gobierno de Irán debe dejar de reprimir las celebraciones pacíficas del Primero de mayo o de cualquier otro día”, declaró Guy Ryder, Secretario General de la CSI. “Los trabajadores tienen el derecho a manifestarse y a ejercer sus derechos sindicales.”

El derecho a celebrar pacíficamente el Primero de mayo está protegido en virtud del principio de libertad sindical de conformidad con el Convenio 87 de la OIT. Visto que Irán tiene la obligación de respetar este principio, la CSI comunicará estos incidentes al Comité de Libertad Sindical de la OIT. En una carta enviada a las autoridades, la CSI insta al gobierno iraní a poner fin a la dura represión de los docentes y del sindicato Syndica Sherkat-e Vahed. La CSI también recordó que Mansour Osanloo, retenido desde hace varios meses en prisión, debe ser liberado sin más demora.

Creada el 1 de noviembre de 2006, la CSI representa 168 millones de trabajadores y trabajadoras en 154 países y territorios y tiene 306 organizaciones afiliadas nacionales. El nuevo sitio de la organización es: http://www.ituc-csi.org La CSI también es miembro de la Agrupación Global Unions, cuyo sitio Web se puede consultar en http://www.global-unions.org
Contacto: Mathieu Debroux, agregado de prensa de la CSI / Correo