Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
CONFEDERACIÓN SINDICAL INTERNACIONAL (CSI) / Web

Defender mejor los derechos de los migrantes

Día Internacional del Migrante - un nuevo dossier de reportajes de la CSI.

Rebanadas de Realidad - Bruselas, 17 de diciembre de 2009 (CSI En línea): "En el actual contexto de pérdida masiva de empleos, los trabajadores y las trabajadoras migrantes, por lo general confinados a los sectores más precarios y menos protegidos, son los primeros en sufrir la crisis económica mundial", denuncia, Guy Ryder, Secretario General de la CSI. Algunos países han adoptado políticas para fomentar el retorno de los inmigrantes sin empleo. Sin embargo, estos programas suelen tener poco efecto, ya que en su país de origen la situación económica también es muy desfavorable y los/las migrantes prefieren quedarse. Sin trabajo, muchos pierden su permiso de residencia, lo que aumenta su vulnerabilidad.

Con motivo del Día Internacional del Migrante, el 18 de diciembre, la CSI subraya la urgente necesidad de proteger mejor a los/las migrantes contra las consecuencias de la crisis así como situar el empleo decente en el centro de las estrategias que vinculan la migración y el desarrollo. En el 3er. Foro Mundial sobre la Migración y el Desarrollo, celebrado en Atenas en noviembre de 2009, el movimiento sindical internacional ya había insistido en la urgencia de abordar la migración en términos de los derechos de los trabajadores y las trabajadoras migrantes. La CSI participa en la campaña mundial para señalar el 20º aniversario de la adopción de la Convención de las Naciones Unidas sobre la Protección de los Derechos de Todos los Trabajadores Migratorios y sus Familias en 1990.

Para el movimiento sindical internacional, es preciso reconocer la contribución positiva de los migrantes a las economías de sus países de origen y de destino y este reconocimiento debe traducirse en un trato más equitativo. En el marco de la lucha sindical a favor de una globalización mundial más justa y más humana, vincular la migración y el desarrollo sostenible es una prioridad clave en la promoción del trabajo decente para todos los trabajadores y las trabajadoras, incluidos los migrantes.

Para el movimiento sindical internacional, es preciso reconocer la contribución positiva de los migrantes a las economías de sus países de origen y de destino y este reconocimiento debe traducirse en un trato más equitativo. En el marco de la lucha sindical a favor de una globalización mundial más justa y más humana, vincular la migración y el desarrollo sostenible es una prioridad clave en la promoción del trabajo decente para todos los trabajadores y las trabajadoras, incluidos los migrantes.

Para la CSI, la lucha contra la discriminación es una acción prioritaria, que debe integrar plenamente la dimensión de género. En efecto, las trabajadoras migrantes representan una proporción importante, incluso cada vez mayor, y particularmente discriminada de la mano de obra migrante. Asimismo, constituyen la gran mayoría de las víctimas de trata de personas en general.

En diciembre de 2006, la CSI estableció un "plan de acción" concreto para organizar mejor a los/las migrantes, defender y promover sus derechos así como mejorar sus condiciones de trabajo dentro del movimiento sindical haciendo especial hincapié en las negociaciones colectivas, pero también en asociación con ONG y otras partes interesadas de la sociedad civil.

En el contexto del fortalecimiento de la solidaridad Sur-Sur, la CSI ha puesto en marcha tres acuerdos de colaboración entre las organizaciones afiliadas de diferentes regiones. Con el apoyo de LO-TCO Suecia, estos tres proyectos piloto se sitúan en Indonesia (SPSI) y Malasia (MTUC), Senegal (CNTS) y Mauritania (CGTM), Nicaragua (CST, CUS, CUSA) y Costa Rica (CNTR). Se han creado centros de información y apoyo para los trabajadores migrantes en Malasia, por parte de la MTUC, en Mauritania, por la CGTM y Costa Rica por la CTRN. Otras afiliadas están tomando iniciativas en esta dirección, como la CGT de Colombia.

Numerosos sindicatos, sobre todo en Europa y Norteamérica, cuentan desde hace mucho tiempo con proyectos y campañas de movilización encaminadas a garantizar la plena integración de los trabajadores migrantes y sus familias. Para ilustrar esta movilización sindical, la CSI publica un nuevo dossier de reportajes que pone de relieve los alentadores resultados del proyecto de cooperación sindical entre Mauritania y Senegal a favor de los trabajadores migrantes.

La protección de los trabajadores y las trabajadoras migrantes es uno de los temas principales del próximo Congreso de la CSI, que se celebrará en Vancouver (Canadá) del 21 al 25 junio de 2010. Entre tanto, el movimiento sindical internacional, al igual que numerosas organizaciones afiliadas de diferentes regiones del mundo, hacen una vigorosa campaña para que la OIT adopte una nueva convención internacional que abarque específicamente los derechos de los trabajadores y trabajadoras domésticos.

Creada el 1 de noviembre de 2006, la CSI representa 170 millones de trabajadores y trabajadoras en 157 países y territorios y tiene 306 organizaciones afiliadas nacionales. El nuevo sitio de la organización es: http://www.ituc-csi.org La CSI también es miembro de la Agrupación Global Unions, cuyo sitio Web se puede consultar en http://www.global-unions.org
Contacto: Mathieu Debroux, agregado de prensa de la CSI / Correo