Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
CONFEDERACIÓN SINDICAL INTERNACIONAL (CSI) / Web

Cambio climático-Copenhague: Por unos o por otros, la casa sin barrer

Rebanadas de Realidad - Bruselas,19 de diciembre de 2009: La CSI ha expresado su consternación ante los resultados de la Cumbre de Copenhague sobre Cambio Climático, dado que los gobiernos no han conseguido alcanzar un acuerdo vinculante para llevar a cabo acciones decisivas que permitan evitar un cambio climático catastrófico.

Foto: Climate Chance

"Los líderes mundiales no han logrado superar sus diferencias en Copenhague. En particular, los compromisos necesarios en lo concerniente a las reducciones de las emisiones de gases de efecto invernadero se han quedado cortos. Los gobiernos tienen que superar esas diferencias y alcanzar un acuerdo vinculante en 2010, con carácter de urgencia", dijo Guy Ryder, Secretario General de la CSI. "La alternativa, en términos de vidas perdidas así como del enorme costo adicional en el ámbito económico y del empleo, es impensable."

Con el asesoramiento científico de la ONU, que muestra claramente las consecuencias que tendrían las acciones inadecuadas, es preciso llegar en 2010 a un acuerdo justo y vinculante que establezca unos objetivos de gran alcance para las reducciones de las emisiones por parte de los países industrializados, en combinación con acciones ambiciosas y verificables en los países en desarrollo. Las promesas de los países industrializados de proporcionar asistencia para las medidas de adaptación y mitigación en los países en desarrollo también deben satisfacer por lo menos el nivel mínimo estimado por la ONU.

Un rasgo positivo de las negociaciones de Copenhague es el relativo al apoyo, por parte de muchos gobiernos, a incluir la referencia al trabajo decente y a una transición justa para los trabajadores y trabajadoras dentro del marco de los esfuerzos de la ONU con relación al cambio climático. Al dirigirse al Plenario de la Cumbre, la Presidenta de la CSI, Sharan Burrow, declaró: "Queremos expresar nuestra satisfacción con respecto a que este proceso ha reconocido la importancia de una Transición Justa como motor para el trabajo decente y la creación de empleos de buena cualidad". Burrow añadió: "Resulta alentador que una serie de gobiernos entiendan la importancia que esta cuestión supone para el desarrollo de un amplio apoyo para la acción relativa al clima. Esto tiene que transferirse a las negociaciones posteriores, e incluirse en el acuerdo de 2010".

En cuanto a las disposiciones para la Cumbre, la CSI ha calificado de inaceptable las restricciones al acceso de la sociedad civil al Centro de Conferencias de la ONU. "Es esencial que cuando se reanuden las negociaciones el año que viene en la CMNUCC y en la reunión de la COP16 en México, se garantice un acceso apropiado a los representantes de la sociedad civil", declaró Burrow.

"Necesitamos un acuerdo vinculante que proporcione un planeta habitable, trabajo decente, reducciones vinculantes de las emisiones y el apoyo financiero para los más vulnerables", concluyó Ryder. "A pesar de la falta de resultados en las áreas clave, Copenhague ha contribuido al menos a establecer una plataforma para el progreso. Hacemos un llamado a los líderes mundiales para que se reúnan otra vez dentro de unos meses, a fin de responder a las expectativas de los pueblos del mundo y concluir el tratado."

Creada el 1 de noviembre de 2006, la CSI representa 170 millones de trabajadores y trabajadoras en 157 países y territorios y tiene 306 organizaciones afiliadas nacionales. El nuevo sitio de la organización es: http://www.ituc-csi.org La CSI también es miembro de la Agrupación Global Unions, cuyo sitio Web se puede consultar en http://www.global-unions.org
Contacto: Mathieu Debroux, agregado de prensa de la CSI / Correo