Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
COLECTIVO DE TRABAJADORES EN REVOLUCIÓN - UNION NACIONAL DE TRABAJADORES DE VENEZUELA (CTR-UNETE) / Web del CTR

Los trabajadores vamos por más… ahora vamos por la enmienda

Para el CTR el modelo socialista creció en todo el país y se consolida la fuerza de la izquierda, abogan por el cumplimiento del programa socialista.
Por el Comité Operativo Nacional del Colectivo de Trabajadores en Revolución

Informaciones del CTR-UNETE editadas en Rebanadas:

Rebanadas de Realidad - CTR-UNETE, Caracas, 25/11/08.- El proceso electoral reciente, desde la perspectiva de los trabajadores y particularmente del Colectivo de Trabajadores en Revolución, corriente marxista al interior del PSUV y de la Unión Nacional de Trabajadores, tiene en un primer análisis, varias lecturas.

Lo primero que hay que resaltar es la alta participación del pueblo venezolano en estos comicios regionales, inédita en nuestro país y en la mayoría de los países del mundo, lo que es una señal de la conciencia de nuestro pueblo, que entiende que ésta es una de las herramientas de la democracia, mediante la cual expresamos nuestra opinión.

En cuanto a los resultados generales: el modelo socialista obtuvo cerca de 5.200.000 votos y el modelo capitalista cerca de 4.100.000. En relación con la última consulta electoral del 2 de Diciembre del año 2007 sobre la reforma constitucional, nuestro modelo creció en más de un millón de votos y el otro bajo 300.000 votos. Por lo tanto el sector de izquierda en el país va creciendo, se consolida y la derecha no sube, está de retroceso.

A pesar de que la oposición ha cambiado, se unifica y participa electoralmente, no ha logrado aumentar su caudal de votación, y por otro lado la izquierda venezolana, se consolida y el joven PSUV se apuntala, ya despegado del resto de los partidos, como la primera fuerza electoral del país. EL PSUV logró unificar la militancia revolucionaria, desde su nacimiento y la votación de hoy, es reflejo de la inscripción de aspirantes a militantes para aquella fecha, cerca de 5 millones.

Con relación al resultado de Miranda, ya la derrota del candidato, estaba anunciada desde las elecciones internas del PSUV, y a pesar de ser el de mayor cantidad de recursos, apoyo de Instituciones a su favor, el pueblo le pasó factura, porque para la mayoría de los sectores de izquierda este hombre es un hombre de derecha, que ha privilegiado a los sectores de la oligarquía. Al gobernador electo, acostumbrado a gerenciar urbanizaciones, Miranda le queda grande.

Caso contrario al de Aristóbulo Istúriz, candidato sentimental de todo el pueblo venezolano, combatiente de mil luchas, a quien enaltecemos con orgullo como uno de los más valerosos militantes de este proceso revolucionario, y quien tuvo la derrota más inmerecida.

En ambos casos, Distrito Capital y Miranda se pagó el precio de un mal gobierno regional y en el caso del Municipio Sucre y Distrito Metropolitano, las gestiones contradictorias entre sus políticas y sus discursos de Juan Barreto y José Vicente Rangel. Ausentes de democracia participativa y protagónica, ignorantes de la lucha de clases, de privilegio a la oligarquía y sectores capitalistas, con gran presencia gerentes explotadores y violadores de los derechos humanos y laborales, faltos de eficacia y eficiencia y sobre todo ausentes de todo sentido humano, para un pueblo que terminó castigando duramente estas gestiones.

En el caso de Carabobo, resaltar el extraordinario esfuerzo realizado por Mario Silva y su valioso equipo, que como por arte de magia cambió la correlación de fuerzas en un Estado donde la revolución había sido traicionada y entregada a la godarria valenciana, que hizo posible la victoria en muchas alcaldías y donde estamos seguros pronto recuperaremos la Gobernación.

En el caso de Jessie Chacón reconocer que trabajó muy duro, pero que lamentablemente no pudo remontar la cuesta de la última gestión municipal. Resaltar el éxito de la revolución, al rescatar contundentemente las Gobernaciones de Aragua, Sucre, Trujillo y Guárico, donde se impuso el modelo socialista con gran participación electoral y con el triunfo en la mayoría de las Alcaldías.

Los trabajadores venezolanos hoy aspiramos que los nuevos gobernantes cumplan con el Programa socialista que juraron, profundizando en los hechos la revolución, llevando a la práctica el Proyecto Simón Bolívar, apoyando la construcción del poder popular, la lucha contra el modelo capitalista erradicando toda forma de explotación humana, profundizando en la soberanía alimentaria, energética, comunicacional, distribución de las tierras, transporte; redistribuyendo las riquezas, fomentando y apoyando la formación y la educación para el crecimiento de la conciencia, como el paso definitivo de la democracia representativa a la democracia protagónica, como la única forma de liberación y de empoderar al pueblo para la construcción del socialismo.

Profunda admiración y compromiso con el liderazgo del Presidente Chávez y la fuerza que impuso en cada región en este proceso electoral, que ubicó en el contexto la verdadera confrontación entre los dos modelos y de donde salimos victoriosos.

La valoración no es sólo numérica o de candidatos, es de ideas, de posiciones, por eso los trabajadores vamos por más, profundizar la lucha de clases, cambiar definitivamente la correlación de fuerzas, revisión, rectificación, reimpulso del proceso, decantamiento. Apoyamos la propuesta del Presidente Chávez de profundizar la revolución dentro de la revolución, con su liderazgo relegitimado, con la fuerza del PSUV apostamos a un giro a la izquierda de este proceso que profundice la lucha de clases, que haga vibrar en cada trabajador la conciencia de clase para la liberación de la opresión, para derrotar al modelo explotador.

Por eso, partir del 15 de Enero estaremos en cada fábrica, comercio, institución, centro de trabajo, impulsando desde las bases la enmienda constitucional para reelegir al Presidente Chávez, articulando desde las bases con las organizaciones populares, comunales, campesinas, para lograr su participación en el próximo proceso electoral nacional.

Esta tarea conjuntamente con la puesta en marcha del debate, discusión y ejecución del Programa de la Clase Trabajadora del PSUV y el relanzamiento y fortalecimiento a nivel nacional e internacional de la Unión Nacional de Trabajadores, como instrumento fundamental de la clase trabajadora venezolana, son tareas inaplazables.

Desde el Colectivo de Trabajadores en Revolución apostamos a la unidad de la clase trabajadora, desde sus bases como la necesidad histórica para el fortalecimiento del proceso revolucionario, seguimos trabajando para ello y estaremos en cada espacio de este país, brindando nuestro aporte para la construcción del socialismo.

El presente material se edita en Rebanadas por gentileza de María Marcela Máspero, Coordinadora Nacional del CTR-UNETE