Bufete de Informaciones Especiales y Noticias

Discurso del Sr. Oscar Tomás Ruggiero, en representación de la Unión Latinoamericana de Trabajadores Municipales, en la Organización Internacional del Trabajo

En la 92° Conferencia General de la Organización Internacional del Trabajo, celebrada entre el 1 y el 17 de Junio del año en curso en Ginebra, Suiza, la Unión Latinoamericana de Trabajadores Municipales (ULATMun.) que preside Alfredo N. Atanasof, por intermedio del Secretario Adjunto de la Federación de Sindicatos de Trabajadores Municipales de la Provincia de Buenos Aires, Oscar Tomás Ruggiero, participó en el plenario la Conferencia Anual del máximo organismo mundial del Trabajo en los términos que seguidamente se transcriben.

Rebanadas de Realidad - Buenos Aires, 22/06/04.-

Señor Director General,
Señor Presidente del Consejo de Administración,
Señores y Señoras delegados gubernamentales, empleadores y trabajadores,

Artículos provistos a Rebanadas por el Estudio Cuartango:

En primer lugar, deseo felicitar al Sr. Director General por la memoria que ha presentado a la consideración de esta 92° Reunión de la Conferencia Internacional del Trabajo, en la cual se ponen de manifiesto que, los esfuerzos de la OIT para promover, a través del Tripartismo y del Diálogo Social, las normas internacionales del trabajo y las políticas laborales para superar la pobreza y el desempleo, están dando frutos positivos.

Corroborando esa afirmación, desde hace un par de años se viene registrando en la documentación emanada del FMI y el Banco Mundial un leve, pero por ello no menos significativo cambio de rumbo al comenzar a reconocer la importancia de las políticas sociales y laborales y la necesidad de ser tenidas en cuenta en las políticas de desarrollo sostenido, ello en coincidencia con la postura de la OIT sobre empleo y estabilidad laboral.

Este cambio de rumbo constituye un gran aporte de la OIT, al estar direccionado a que las organizaciones multilaterales de crédito revisen sus posturas económicas, sociales y laborales.

La Unión Latinoamericana de Trabajadores Municipales (ULAT-MUN) está integrada por veinte organizaciones sindicales nacionales de Latinoamérica y el Caribe, su fundación se remonta al año 1994, y desde entonces participa activamente en la Conferencia Internacional del trabajo y en reuniones y actividades específicas sobre el trabajo municipal convocadas por OIT.

Pasando a comentar las prioridades de nuestra organización, destacaré a continuación cuales constituyen los ejes en que viene centrando su preocupación el sindicalismo municipal latinoamericano:

De la información que permanentemente recibimos a raíz del intenso intercambio comunicacional que mantenemos con los trabajadores municipales latinoamericanos, surge los grandes problemas que afectan estructuralmente la configuración de las realidades sociopolíticas y económicas de cada una de las sociedades que integran y que repercuten directamente en la situación del empleo en cada país.

Uno de ellos, es la problemática de la informalidad y la necesidad, por parte del movimiento sindical, de comenzar a erigir una verdadera estrategia de combate al trabajo informal basada en la lucha contra el modelo hegemónico que la sustenta.

En tal sentido, consideramos que el sindicalismo deberá participar activamente en fomentar la concreción de normas positivas en materia de políticas públicas y legislación relacionadas con la economía y el trabajo informal.

En este aspecto, la Unión de Trabajadores Municipales de Latinoamérica manifiesta su preocupación por situaciones que fueron denunciadas por los trabajadores municipales de algunos de los países que la integran, tales como en Panamá, donde el gobierno nacional esta sustrayendo a los gobiernos municipales la capacidad de recaudar el impuesto a la instalación de letreros públicos, lo cual marca un retroceso en las políticas de descentralización que habían sido instauradas desde 1995 hasta el momento en aquel país, el caso de Chile, en donde gobiernos municipales han comenzado una nueva ola de privatización, tercerización y gerenciamiento del espacio público mediante la concesión de algunos espacios para la actividad privada que los trabajadores municipales han rechazado rotundamente.

Con relación a las estrategias sindicales, consideramos que el movimiento sindical debe trabajar en la conformación de alianzas con organizaciones de la economía informal en vez de continuar con la estrategia de tender a la incorporación individual de los trabajadores informales, de manera tal que las estrategias de alianzas deberán adaptarse a las situaciones particulares de los distintos sectores y regiones.- Las políticas municipales deberán promover que los trabajadores en la vía pública se organicen en forma asociativa y cooperativa a fin de optimizar el proceso de producción y comercialización.

La ULAT-MUN ha desarrollado sus acciones sobre la base de las características comunes de las realidades socioeconómicas en los países latinoamericanos. El impacto de la implantación, en la pasada década, de políticas neoliberales y de ajuste que han repercutido directamente en el aumento de la precariedad de las condiciones de empleo y el desempleo.

Esa verificación empírica, no solo nos ha posibilitado compartir información sustancial sobre las realidades de nuestros países sino que ha sido el vehículo fundamental para poder concertar posiciones comunes y consolidar de esta forma una estrategia de defensa de los derechos individuales y colectivos del trabajador municipal en la región.

Entrando específicamente a la evaluación de las condiciones de trabajo que se registran en el sector público municipal de América Latina, en términos generales, siguen vigentes las cuestiones señaladas por los representantes de la ULATMun. en sus alocuciones anteriores en este ámbito y respecto de algunas en particular, dable es precisar:

La gravedad de la situación que se verifica respecto de la actividad sindical en Colombia, donde cada vez se registran mayores agresiones y muertes de dirigentes sindicales, lo que nos impone el deber de repudiar las mismas y reclamar de esta organización internacional la adopción de las más drásticas medidas en salvaguarda de la integridad física de los dirigentes e irrestricto ejercicio de la libertad sindical.

Venezuela, también registra una considerable obstrucción de la actividad sindical mediante la implementación de mecanismos que dificultan la afiliación de los trabajadores y el ejercicio de su representación.

Los Municipales Chilenos vienen manteniendo una fuerte puja con las autoridades gubernamentales y formularon una denuncia por violación de los derechos laborales y sindicales en el sector, ante esta Organización Internacional del Trabajo, la cual obviamente merece y es objeto expreso y público de todo el apoyo de la ULATMun y la totalidad de las organizaciones a ella adheridas.

En Argentina, con respecto a su sector municipal en particular, la Confederación de Obreros y Empleados Municipales Argentina (C.O.E.M.A.), que representa a dichos trabajadores, está reclamando una recomposición salarial acorde a la otorgada al sector público nacional y como consecuencia de ello, se están desarrollando movilizaciones de trabajadores sindicalizados y sus organizaciones.

Denunciamos la violación de los derechos sindicales que se registra en la mayoría de los municipios del Salvador.

En general, en el ámbito laboral, las privatizaciones y la tercerización de las actividades del sector en Latinoamérica, se registran en mucho menor grado que en años anteriores, pero en algunos casos continúan siendo las principales causas de conflictos sociolaborales y fuentes de corrupción, cesantías, deterioro de las condiciones de trabajo y disminución de la calidad de los servicios públicos.

Como así también ciertos resabios de las políticas neoliberales, que en algunos ámbitos, todavía afectan la estabilidad del empleo público, ya que pretenden limitarla o eliminarla en muchos países de la región.

Oponiéndonos abierta y públicamente a la persistencia de esta orientación, desde la organización que represento (ULATMun) sostenemos la necesidad de aplicar los principios de tutela y garantía, en coincidencia con los convenios 87, 98 y 151 de la OIT.

También sigue siendo un motivo de preocupación y una fuente de injusticias, el nivel bajo de los ingresos de los trabajadores municipales en América Latina, nivel que se corresponde con la persistencia de pautas de distribución de riqueza, imperantes en la región, que se compadecen con las más regresivas del mundo y es así, como se registran frecuentes y sistemáticos reclamos de distintas organizaciones sindicales del continente por mejores asignaciones, porque sus salarios se encuentran por debajo de los indicadores de línea de pobreza en la región.

La necesidad de avanzar en la dirección de incorporar la agenda sociolaboral a los procesos de integración económica en la región, continua siendo una preocupación de esta organización que se vio acentuada recientemente por los graves efectos de las crisis financieras internacionales y de la región.

La incorporación de un núcleo social como plantea la OIT a los procesos de integración que contengan referencias mínimas a la no-discriminación, a la prohibición del trabajo forzoso, a la libertad sindical, a la negociación colectiva y a la erradicación del trabajo infantil, constituyen bases ineludibles de integración viables.

Para concluir, el tema del endeudamiento externo de nuestros países y la fuerte presión de los grupos de acreedores, en especial los llamados fondos buitres y la de los Organismos Multilaterales de crédito, condiciona el crecimiento económico, el desarrollo de los mismos y la implementación de pautas de justicia social que hagan posible una sociedad justa y sustentable y en ello, consideramos que deberá concentrar su atención y centrar su acción esta organización hacía el futuro.

El presente material se publica por gentileza del Estudio Cuartango.
Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones