Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
OPINIÓN - ARGENTINA

Avances en la Cumbre de Pittsburgh

Por Oscar A. Cuartango, Ministro de Trabajo de la provincia de Buenos Aires

Artículos provistos a Rebanadas por el Estudio Cuartango:

Rebanadas de Realidad - Buenos Aires, 21/10/09.- En vísperas de un reordenamiento de la economía internacional, los presidentes de los países miembros del G-20 volvieron a encontrarse para asumir nuevos compromisos.

La novedad de la Cumbre de Pittsburg se puso de relieve en la invitación por parte del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, a los representantes de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Esta medida fue promovida por nuestra Presidenta Cristina Fernández de Kirchner y su par de Brasil, Luiz Inacio Lula Da Silva.

Este hecho confirma el reconocimiento mundial de la importancia del trabajo en la definición del nuevo sistema económico y político que regirá las relaciones internacionales.

La OIT por medio de su Director General Juan Somavia, presentó un informe titulado “Proteger a las personas y promover el empleo”. Este documento resalta las medidas adoptadas por los diferentes países para dar una respuesta a la crisis internacional. Entre las políticas más implementadas se encuentra la ampliación de la protección social, resaltando aún más la relevancia de una participación activa del estado en la superación de la crisis de empleo.

En este sentido se expresó también la presidenta Cristina Fernández de Kirchner en la Apertura de la XVI Conferencia Interamericana de Ministros de Trabajo: “los problemas del trabajo son consecuencia de un sistema de ideas que consagró el reinado del mercado y la desaparición del Estado”

Más allá de los acuerdos negociados en relación a la regulación del sistema financiero y al nuevo control que deberá ejercerse sobre los bancos, la Cumbre de Pittsburgh dejó avizorar indicios de una mayor democratización de las relaciones internacionales, ampliando el tipo de actores que intervienen en ellas.

La participación de la OIT formó parte de una nueva visión que el mundo adquirió de la crisis mundial y se encuentra en estrecha relación con la promoción a instancias del presidente de España, José Luis Rodríguez Zapatero, de la realización para el año 2010 de una reunión de los Ministros de Trabajo en pos de discutir la situación del desempleo.

Estos avances por parte de los estados, se suman a los esfuerzos realizados desde la OIT por incorporar en primer plano de la agenda internacional el trabajo, como el principio y fin de políticas para la salida de la crisis. La OIT no solo aboga por una creación cuantitativa de empleos sino por una mejora cualitativa de los mismos en consonancia con su principio “empleos decentes y sustentables”. Destaca la importancia de generar trabajos basados en el aumento de la productividad y asociados con la economía real. Como mencionó nuestra Presidenta luego de la reunión del G-20, es fundamental analizar que tipo de crecimiento queremos para nuestro país. La situación que nos acontece hoy es necesaria afrontarla aunando todos los esfuerzos a la generación de trabajos que produzcan un efecto cascada incluyendo a todos los sectores de la sociedad y disminuyendo la brecha entre los ricos y los más desfavorecidos.

Los cambios en la producción, la internacionalización del capital, la volatilidad de las inversiones, están produciendo constantemente cambios en las sociedades y estructuras sociales. Las legislaciones de los países frecuentemente se ven obsoletas frente a estos cambios y ante la falta de una reformulación global de las mismas, siempre queda lugar para el “engaño”. El único resultado que surge de esta situación son trabajadores desprotegidos ante las empresas que radican su capital según la rentabilidad del mismo. En una crisis como la actual, cuando los balances de esas empresas no son las esperadas, con la misma rapidez con que fueron instaladas, se retiran a otro mercado que resulte más redituable.

Este nuevo panorama requiere políticas y legislaciones internacionales que armonicen las concepciones del trabajo acotando los espacios en los cuales los trabajadores pueden verse desprotegidos.

En su comunicado final el G-20 expresó esta idea proponiendo “para asegurar que el crecimiento global sea beneficioso para todos, tendremos que implementar políticas consistentes con los principios y deberes en el trabajo de la OIT” (1) Mientras que el comunicado de la Cumbre de Londres apenas hacía mención al Organismo y solo reflejaba cuestiones de regulación financiera; el nuevo informe enumera 10 principios siendo uno de ellos “Poner al trabajo de calidad en el corazón de la recuperación” (2).

Cuando hablamos de políticas, hablamos de decisiones que afectan a personas reales, es importante en este sentido escuchar las demandas que los trabajadores tienen y permitirles expresar sus opiniones y propuestas que pueden traducirse en soluciones más concretas que las de los técnicos de los gobiernos.

Este nuevo escenario que nos deja la Cumbre del G-20, motiva a seguir dialogando y buscando consenso en políticas que promuevan la incorporación a la economía de todas las personas que por la crisis financiera quedaron fuera. Todo esto, sin dejar de tener presente la característica del trabajo, como actividad humana que dignifica al hombre y le permite realizarse en su vocación.

Tres logros podemos remarcar que sentaron diferencia con la Cumbre de Londres: 1) el posicionamiento del trabajo como punto central del comunicado final de Pittsburg; 2) la adopción por parte de los países miembros del G-20 del “pacto Mundial para el empleo”; 3) la invitación a los ministros de trabajo y empleo para reunirse a principios del año 2010.

De aquí en adelante queda esperar ver si entre lo ideal y lo posible encontramos un abismo insoslayable o simplemente un paso firme que con buena voluntad inicie la apertura de grupos económicos a enfoques multidisciplinarios que abarquen todos las aristas de una crisis que requiere pronta solución.

Notas:

(1) Leaders´Statement: The Pittsburg Summit. “To assure that global growth is broadly beneficial we should implement policies consistent with ILO fundamental priciples and rights at work” (traducción propia)

(2) Leaders´Statement: The Pittsburg Summit. “Putting quality jobs at the heart of the recovery” (traducción propia)

Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones