Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
OFICINA DE PROGRAMAS DE INFORMACIÓN INTERNACIONAL DEL DEPARTAMENTO DE ESTADO DE ESTADOS UNIDOS

El buen gobierno

Informaciones del Departamento de Estado editadas en Rebanadas:

Rebanadas de Realidad - America.gov, Washington, 11/01/08.- Comprender el modo de gobierno implica conocer el modo en que las democracias sirven a sus ciudadanos. A medida que cambian las necesidades de los países, las instituciones democráticas deben reformarse a sí mismas para cubrir las necesidades de la población.

El buen gobierno determina la eficacia de la gestión pública y su impacto en la población. Implica el fortalecimiento de las capacidades del gobierno y de sus ciudadanos. Ese fortalecimiento de la sociedad civil a nivel local puede llevar al cambio a niveles más altos.

Hay varias formas de describir el buen gobierno, pero el concepto que mejor describe el propósito de las instituciones democráticas es la rendición de cuentas. Las democracias administran organismos y oficinas y ofrecen a los ciudadanos acceso a la información, lo cual incrementa la transparencia del gobierno. La transparencia se refiere a la apertura de todas las transacciones gubernamentales, sesiones legislativas, presupuestos y procesos de toma de decisiones. Todas las transacciones deben ser accesibles al público, no ocultas. La transparencia promueve la rendición de cuentas, permitiendo que todos los actores vean quién es responsable por cada acción, y estimula un sistema de integridad para luchar contra la corrupción.

La información se ha denominado el "oxígeno de la democracia". El acceso público a la información incluye documentos públicos como registros de los tribunales, asignaciones de fondos públicos e informes y votaciones de las cámaras legislativas. Cuando existe falta de información se produce desconfianza. Sin confianza las políticas no se aplican adecuadamente y la falta de apoyo público puede derivar en el fracaso de un programa. Los ciudadanos bien informados toman mejores decisiones y participan más activamente en la vida pública.

Dos importantes medidas de la eficacia de los servicios del gobierno son el estado de derecho y la ética. Los servicios de gobierno favorecen el bien público y sirven las transacciones diarias entre ciudadanos y gobierno en materias prácticas. Servicios como la salud, la educación, las prestaciones sociales y la entrega de presupuestos financieros a su debido tiempo deben ser controlados y regulados, y el desempeño del gobierno debe ser evaluado periódicamente.

El estado de derecho exige la igualdad de todos los ciudadanos ante la justicia. Nadie puede ser arrestado o detenido sin que haya una razón legal para hacerlo, y nadie está por encima de la ley, ni presidentes ni reyes. Un sistema jurídico eficaz implica que el poder judicial sea independiente de las ramas ejecutiva y legislativa. El estado de derecho crea confianza y lleva a un gobierno con fuertes connotaciones éticas. La ética es el comportamiento, los valores, principios y características personales de un individuo. El buen gobierno exige que tanto los funcionarios del gobierno como los ciudadanos respeten el bien común y las leyes de su país. Las personas que están al servicio del público deben ser imparciales, honradas y abiertas.

¿Qué papel tienen la sociedad civil y los medios de comunicación en el buen gobierno? La sociedad civil puede definirse como las asociaciones y organizaciones independientes del estado. Están formadas por voluntarios para proteger o ampliar sus intereses. La sociedad civil es una red de asociaciones que actúan como una voz unificada para defender los derechos de los ciudadanos. También actúa como intermediaria entre el gobierno, los partidos políticos y los ciudadanos.

Los medios de comunicación, junto con la sociedad civil, tienen una función fiscalizadora. Limitan el poder del gobierno, pero al mismo tiempo fortalecen el poder de los ciudadanos por medio del debate público. Los medios también hacen rendir cuentas al llamar la atención sobre determinados temas y así mejoran la calidad del gobierno.

Es importante que al asumir un papel de autoridad o responsabilidad los gobernantes muestren capacidad de liderazgo. La gente suele respetar las reglas si respetan a las personas que delegan la autoridad. Para ganarse el respeto de otros, un líder debe tener ciertas cualidades.

La autoridad proporciona a una organización su estructura formal e informal. El liderazgo de los gobiernos se compone de las instituciones y sus funcionarios que vigilan el cumplimiento de ciertas reglas de gobierno o el funcionamiento de una organización. El derecho a delegar el control y dirigir poder hacia alguien o algo proviene de la autoridad. Personas que ocupan cargos de autoridad toman decisiones y llevan a cabo acciones que con frecuencia influyen en las vidas de otros. Todos deben entender las reglas y los razonamientos en que se apoyan.

La autoridad tiene tres funciones principales: primero, asegura la responsabilidad individual. Esto significa que todos los ciudadanos deben actuar según las leyes y respetar las normas de la sociedad y que todos los ciudadanos y las autoridades mismas serán considerados responsables por sus actos. Segundo, la autoridad asegura que las decisiones se tomen de modo competente y que el proceso de toma de decisiones sea racional y eficiente. Tercero, la autoridad coordina actividades. La meta de la coordinación es guiar la gestión de los recursos para que los objetivos se cumplan en su totalidad.