Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
OFICINA DE PROGRAMAS DE INFORMACIÓN INTERNACIONAL DEL DEPARTAMENTO DE ESTADO DE ESTADOS UNIDOS

Reunión de negociadores de Rusia y EE.UU. para tratado contra misiles

Vocero de EE.UU. califica encuentro como conversación productiva.
Por Merle D. Kellerhalls, Jr., Redactor

Informaciones del Departamento de Estado editadas en Rebanadas:

Rebanadas de Realidad - America.gov, Washington, 20/12/08.- Un alto funcionario estadounidense dijo que los negociadores rusos y de Estados Unidos sostuvieron conversaciones productivas sobre una gran diversidad de asuntos estratégicos de seguridad, incluyendo la renovación del Tratado START I de 1991 y una propuesta de Estados Unidos para crear un sistema de defensa contra misiles ubicado en Europa. No se esperaban acuerdos nuevos en las conversaciones preliminares.

El equipo estadounidense de negociación, encabezado por el subsecretario de Estado interino John Rood, se reunió con el viceministro ruso de Relaciones Exteriores Sergei Ryabkov, y su personal, en Moscú el 15 de diciembre.

"Pasamos la mayor parte de nuestro tiempo en dos temas: el tratado relacionado con el Tratado START y el sistema de defensa contra misiles", afirmó Rood durante una sesión informativa en Washington el 17 de diciembre. "Obviamente, no logramos un acuerdo sobre un tratado o algo de esa naturaleza, pero diría que, aunque no hubo grandes avances en un tema particular, no obstante fue un debate productivo".

START I -Tratado de Reducción de Armas Estratégicas- es un acuerdo bilateral entre Estados Unidos y la ex Unión Soviética firmado el 31 de julio de 1991, que limita tanto la cantidad no mayor a 6.000 de ojivas nucleares estratégicas o de largo alcance, como la cifra de vehículos portadores tales como bombarderos y misiles en vehículos terrestres y submarinos, a 1.600 cada una. El tratado actual expirará el 5 de diciembre de 2009.

Rood indicó que la reunión en Moscú fue la primera desde que Estados Unidos presentó un borrador del nuevo tratado a los rusos. "Considero que es importante para nosotros, continuar utilizando el tiempo restante en esta administración, para intentar preparar el camino para que la siguiente administración concluya un acuerdo antes de que el Tratado START expire en un año", expresó.

La diferencia primordial entre Estados Unidos y Rusia se encuentra en dos puntos claves. "Para nosotros en Estados Unidos, preferimos un tratado que establezca límites sobre armas nucleares estratégicas. Nuestros homólogos en Rusia prefieren un tratado con un alcance más amplio que eso, por lo que preferirían abarcar las fuerzas convencionales también, fuerzas convencionales estratégicas", mencionó Rood.

"Esperamos que la nueva administración de Estados Unidos mantenga una cooperación constructiva con nosotros de manera que el Tratado START se pueda preservar y reforzar, en vez de que se debilite, después de diciembre de 2009", dijo el ministro ruso de Relaciones Exteriores Sergei Lavrov a los reporteros después de una reunión del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas en Nueva York el 17 de diciembre.

Rood agregó que consultó con el equipo de transición del presidente electo Barack Obama antes de partir hacia Moscú, al igual que informará al equipo de transición sobre lo más importante de las conversaciones en Moscú.

Escudo de defensa contra misiles

Además de las conversaciones sobre un nuevo Tratado START, los negociadores rusos y estadounidenses revisaron también un plan de Estados Unidos para colocar diez misiles interceptores en una base en Polonia y una moderna estación de radar en la República Checa, que protejan a Estados Unidos y sus aliados de "naciones que no se apegan a las normas internacionales" que pudiesen obtener misiles de largo alcance que porten ojivas nucleares, afirmó Rood.

"Considero que es justo decir que los rusos aún tienen preocupaciones significativas sobre los planes de Estados Unidos de colocar instalaciones de defensa contra misiles en Polonia y la República Checa", expresó. Se ha invitado a los rusos a contar con funcionarios que colaboren en ambos sitios, para crear apertura y confianza en que el sistema de ninguna manera está dirigido contra Rusia, añadió.

"La razón que considero importante, es porque una preocupación de los rusos no son los sitios iniciales, sino en qué se pudiesen convertir al crecer", expresó Rood.

Rood agregó que realizó una escala en Varsovia, después de la reunión en Moscú, para informar a funcionarios polacos sobre las negociaciones rusas, dado que ellos tienen programado reunirse con funcionarios rusos sobre asuntos de seguridad.