Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
OFICINA DE PROGRAMAS DE INFORMACIÓN INTERNACIONAL DEL DEPARTAMENTO DE ESTADO DE ESTADOS UNIDOS

Controversias al iniciarse el nuevo Congreso

Economía será prioridad principal al comenzar labor legislativa.
Por Michelle Austein Brooks, Redactora

Informaciones del Departamento de Estado editadas en Rebanadas:

Rebanadas de Realidad - America.gov, Washington, 07/01/09.- Cuando el 111vo. Congreso inicio sus labores el 6 de enero dos personas, que esperaban ser senadores por sus estados, estuvieron ausentes.

La Constitución de Estados Unidos determina que el Congreso debe reunirse al mediodía del 6 de enero de cada año impar, a menos que el Congreso previo autorice una ley que establezca una fecha distinta. La legislatura pasada designó el 6 de enero para la sesión inicial del Congreso.

Gran parte del día se dedicó a atender las actividades de rutina. Nancy Pelosi fue fácilmente reelecta como presidenta de la Cámara de Representantes y luego tomó el juramento de rigor a todos los miembros de la Cámara de Representantes.

Todos los miembros recién electos al Senado, incluso a aquellos que acaban de ser reelectos, juraron a su cargo ante el vicepresidente Cheney. El vicepresidente de Estados Unidos es el presidente del Senado.

Controversia en el Senado

La sesión del 111vo. Senado comenzó con dos escaños vacíos, los de Illinois y Minnesota. Aunque las vacantes son comunes en el Congreso de Estados Unidos, las circunstancias en estos casos las hacen distintas.

Poco después de ganar la presidencia Barack Obama renuncio a su cargo en el Senado. La ley del estado de Illinois ordena que el gobernador del estado, en este caso Rod Blagojevich, designe al sucesor. El sucesor tendrá que postularse a la reelección en los próximos comicios generales, que son en noviembre de 2010.

Blagojevich, que actualmente es investigado por sospechas de corrupción, designó al ex-fiscal general de Illinois, Roland Burris, para ocupar el puesto en el Senado. Blagojevich ha sido acusado de tratar de pedir sobornos por la designación al Senado, pero no hay evidencias de que Burris estuviera involucrado en ese incidente.

Muchos legisladores en Illinois, y el Congreso, dijeron que considerarían con mancha a cualquier senador designado por Blagojevich, dadas las acusaciones de corrupción que pesan contra él. Entre ellos estuvo el secretario de Estado de Illinois, Jesse White, que rehusó firmar un documento de confirmación del nombramiento hecho por Blagojevich.

Los reglamentos del Senado exigen que un senador entrante debe presentar un certificado de su secretario de Estado. Cuando Burris llegó al Capitolio sin ese documento, el secretario del Senado le informó que no sería aceptado. El secretario del Senado supervisa muchas de las funciones administrativas del cuerpo legislativo.

Burris dijo "me dijeron que mis credenciales no estaban en orden y que no sería aceptado y que no se me daría un escaño y no sería autorizado a entrar al hemiciclo".

"No busco ningún tipo de confrontación. Ahora consultaré con mis abogados, y determinaremos el próximo paso a seguir", declaró Burris en las afueras del Capitolio. Sus abogados dijeron que aunque todavía quedan opciones legales, tratarán de conversar sobre la situación con el liderazgo del Senado.

El Senado optó también por no dar cabida a Al Franken, de Minnesota, cuyas autoridades electorales consideran que ganó una elección estatal por margen extremadamente estrecho. Un reciente recuento manual de 2,9 millones de votos, que demoró semanas, determinó que el actor cómico convertido a la política había ganado por unos 225 votos.

Norm Coleman, el titular Republicano, ha presentado una demanda contra las decisiones del estado. El conteo inicial en el día de la elección mostró a Coleman con una ventaja de casi 200 votos. La ley de Minnesota impide que el estado certifique los resultados durante la demanda de Coleman.

"Comprendemos la sensibilidad de ambos lados, en torno a una elección con un margen tan estrecho, dijo Harry Reid, líder de la mayoría en el Senado. Agregó que espera que Coleman acepte su derrota y que Franken pronto sea certificado como ganador en el estado.

Actualmente hay una vacante en la Cámara de Representantes, el congresista Rham Emmanuel recientemente renunció a su escaño por Illinois para secretario de la presidencia de Obama. Habrá también otras vacantes, -- la de Joe Biden que renunciará al Senado cuando sea nombrado presidente, así como la de varios otros legisladores que dejarán la legislatura para trabajar en el gabinete de Obama.

La economía será prioridad para el 111 Congreso

El 111 Congreso revisará y tratará de aprobar leyes sobre una amplia gama de temas, inclusive la seguridad, atención a la salud, educación y medio ambiente. Sin embargo los líderes, tanto en la rama legislativa como en la próxima rama ejecutiva, han dicho claramente que su meta principal es la economía.

Cuando Obama jure a la presidencia el 20 de enero, Estados Unidos entrará en un raro período de "gobierno unificado", dado que la Casa Blanca, la Cámara de Representantes y el Senado están controlados por el mismo partido, en este caso los demócratas.

Pero dado que no todos los demócratas votan igual con respecto a todos los temas Obama tendrá que buscar apoyo de algunos republicanos para hacer realidad sus prioridades.

Obama y Biden se reunieron el 5 de enero con líderes del Congreso de ambos partidos para analizar las metas de Obama para un paquete de estímulo económico. Al señalar que "los asuntos del pueblo no pueden esperar" Obama alentó al Congreso a iniciar sus tareas para aprobar leyes que pueda promulgar luego que asuma la presidencia.

Luego de la reunión Pelosi dijo que "nos hemos comprometido a trabajar de manera bipartidista, con gran civilidad, con gran disciplina fiscal. Y yo sé que el debate será vivaz".

Para más información, en ingles, sobre el nuevo Congreso de Estados Unidos véase los sitios electrónicos de la Cámara de Representantes y del Senado.