Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
OFICINA DE PROGRAMAS DE INFORMACIÓN INTERNACIONAL DEL DEPARTAMENTO DE ESTADO DE ESTADOS UNIDOS

Obama ordena salida de primeras nuevas tropas hacia Afganistán

Estabilizar el devastado país del sur de Asia exige rápida acción.
Por David McKeeby, Redactor

Informaciones del Departamento de Estado editadas en Rebanadas:

Rebanadas de Realidad - America.gov, Washington, 19/02/09.- Washington - El presidente Obama ordenó el despliegue de 17.000 efectivos adicionales de Estados Unidos en Afganistán, para estabilizar la deteriorada situación de seguridad, mientras su administración trabaja con aliados y asociados en la región para formular una estrategia de recuperación integral para el devastado país del sur de Asia.

"La situación en Afganistán y Pakistán exige atención urgente y rápida acción ", dijo Obama en declaraciones emitidas el 17 de febrero. "Este refuerzo contribuirá a la seguridad del pueblo afgano y a la estabilidad en Afganistán".

En la primavera se desplegarán 8.000 efectivos de una brigada expedicionaria de Infantes de Marina, a la que seguirán 4.000 fuerzas de la brigada Stryker del Ejército, junto con 5.000 individuos de personal de apoyo.

Los despliegues constituyen un aumento de casi un 50 por ciento de las fuerzas estadounidenses de 36.000 efectivos ya en el terreno en Afganistán. Casi la mitad de estos sirven en la Fuerza de Asistencia de Seguridad Internacional, dirigida por la OTAN y compuesta por 41 países, y otros llevan a cabo una misión separada dedicada a entrenar a las fuerzas de seguridad afganas y a ejecutar operaciones antiterroristas.

Durante su campaña presidencial, Obama identificó la estabilización de Afghanistan como una prioridad principal de la política exterior de Estados Unidos. Cuando era senador de Estados Unidos, Obama viajó a la región y fue testigo de un aumento de la actividad en las operaciones insurgentes originadas en los refugios al cruzar la frontera con Pakistan, un comercio creciente de narcóticos en las provincias del sureste del país y una corrupción institucionalizada en el nuevo gobierno afgano. Estos problemas al combinarse amenazan con hacer retroceder el progreso logrado en este país del sur de Asia desde que una coalición internacional derrocara al régimen talibán en 2001. (Ver Análisis: Afganistán necesita la ayuda del mundo ( http://www.america.gov/st/peacesec-spanish/2009/February/20090212094953DybeeKcM0.7636682.html )).

El anuncio se produjo cuando el representante de Obama en misión especial para Afganistán y Pakistán, el veterano estadounidense negociador de la paz Richard Holbrooke, regresaba de su primera ronda de consultas en la región. Los desafíos en materia de seguridad en la zona se ilustraron en mayor medida por el anuncio que el gobierno pakistaní hizo antes ese mismo día de que una nueva tregua tendría lugar para los extremistas que cruzan las fronteras para atacar comunidades en el valle de Swat, a 150 kilómetros aproximadamente de la capital de Pakistán, Islamabad.

Las tropas adicionales se nutrirán de los efectivos estadounidenses que se retiren de Iraq, dijo Obama, y darán más tiempo a la Casa Blanca para completar su revisión integral de la política estadounidense en Afganistán. Obama ve una nueva forma de actuar de ahora en adelante en Afganistán que combine con mayor efectividad la diplomacia y el desarrollo con los esfuerzos de seguridad para ayudar a los afganos a eliminar los refugios para los terroristas y recuperarse de décadas de guerra y pobreza. (Ver General de Estados Unidos se refiere al camino a seguir en Afganistán ( http://www.america.gov/st/peacesec-spanish/2009/February/20090217155551emanym0.9564173.html )).

"Al tiempo que desarrollamos nuestras nuevas metas estratégicas, lo haremos en concertación con nuestros amigos y aliados ya que juntos intentamos obtener los recursos necesarios para tener éxito", dijo Obama.

La Casa Blanca pretende completar su revisión de políticas antes de que Obama viaje a Europa en abril para la Cumbre del 60 Aniversario de la OTAN de la que son anfitriones Francia y Alemania.