Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
OFICINA DE PROGRAMAS DE INFORMACIÓN INTERNACIONAL DEL DEPARTAMENTO DE ESTADO DE ESTADOS UNIDOS

Nuevo plan ofrece una estrategia integral afgano-pakistaní, dice Obama

Casa Blanca quiere reforzar enfoque en torno a diplomacia y desarrollo.
Por David McKeeby, Redactor

Informaciones del Departamento de Estado editadas en Rebanadas:

Rebanadas de Realidad - America.gov, Washington, 31/03/09.- La nueva estrategia estadounidense para Afganistán y Pakistán se centra en desmantelar las redes terroristas, pero también en emplear una amplia gama de tácticas, desde el fortalecimiento de las fuerzas regionales de seguridad a un renovado enfoque con diplomacia, desarrollo y cooperación internacional, según dice el presidente Obama.

"Tenemos que asegurarnos que ni Afganistán ni Pakistán sean refugio seguro para Al Qaeda", dijo Obama en una entrevista de 29 de marzo con la cadena de televisión CBS, al calificar el nuevo plan de "una estrategia integral que no sólo se basa en las balas y las bombas, sino en especialistas agrícolas, médicos, ingenieros, para ayudar a crear un ambiente en que las personas reconozcan lo muchos que se juegan y que les es más conveniente asociarse con nosotros y la comunidad internacional que con esas ideologías extremistas".

El nuevo plan, anunciado el 27 de marzo, es producto de una revisión exhaustiva de las políticas y de consultas estrechas con los gobiernos afgano y pakistaní, Naciones Unidas, Unión Europea y aliados de Estados Unidos que integran la Fuerza Internacional de Ayuda a la Seguridad (ISAF) de la OTAN, compuesta por 41 países. (Ver Obama anuncia nueva estrategia para Afganistán y Pakistán ( http://www.america.gov/st/peacesec-spanish/2009/March/20090330113938jkdm0.3104822.html )).

Obama había ordenado previamente el despliegue de 17.000 soldados e infantes de marina para reforzar la misión de mantenimiento de la paz ordenada por la ONU, antes de las elecciones afganas de agosto. El nuevo plan solicita 4.000 efectivos adicionales para trabajar sobre la base del progreso en la capacitación de las fuerzas de seguridad afganas para salvaguardar su propio país.

"Un elemento esencial en nuestra estrategia es entrenar al ejército nacional afgano para que puedan hacerse cargo", dijo Obama. "Es una de las pocas historias de éxito que hemos visto en los últimos varios años. El ejército nacional afgano de hecho tiene gran credibilidad. Son luchadores efectivos y hay que fomentar eso".

El plan también destaca la importancia de apoyar a Pakistán en su desafío contra los extremistas, según Obama, un punto destacado por el ataque suicida con bombas del 27 de marzo en una mezquita al noroeste de Pakistán, que sesgó más de 50 vidas, seguido de un ataque terrorista en una academia de policía de Lahore el 30 de marzo.

"Una preocupación respecto a lo que hemos hecho en los últimos años es la noción, que creo la tiene el pakistaní promedio, es que esta es una guerra estadounidense, y que a ellos no les concierne", dijo Obama. "Tal actitud, considero, que ha llevado a la constante escalada del extremismo en Pakistán es la mayor amenaza para la estabilidad del gobierno de Pakistán y en última instancia, la mayor amenaza para el pueblo pakistaní".

Obama intenta ampliar la presencia civil en Afganistán y ha pedido al Congreso de Estados Unidos aprobar una ley que autorice 7.500 millones de dólares de ayuda directa a Pakistán para los próximos cinco años. Los fondos serán para construir escuelas, carreteras y hospitales así como para fortalecer la democracia en Pakistán. Esta legislación la promueve, John Kerry, presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado y Richard Lugar, el republicano de más rango en dicha comisión.

"Nuestro trabajo conjunto con Pakistán no es sólo militar, es también nuestra capacidad para establecer su propia capacidad, con intervención civil, desarrollo y con ayuda", dijo Obama.

Obama también ha solicitado al Congreso que apruebe legislación para crear zonas de oportunidad en la región fronteriza afgano-pakistaní, que permita a los empresarios desarrollar las economías locales y fomentar la estabilidad en zonas plagadas por la violencia.

"Lo que deseamos es decirle al pueblo de Pakistán: 'ustedes son nuestros amigos, nuestros aliados. Vamos a darles las herramientas para derrotar a Al Qaeda y desarraigar esos refugios seguros, pero también esperamos que rindan algunas cuentas y que ustedes entiendan la gravedad y la naturaleza de esta amenaza'".