Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
OFICINA DE PROGRAMAS DE INFORMACIÓN INTERNACIONAL DEL DEPARTAMENTO DE ESTADO DE ESTADOS UNIDOS

Secretaria Clinton insta a reanudar la participación mundial en Afganistán

Diplomacia, defensa y desarrollo son claves para estabilizar el sur de Asia.
Por David McKeeby, Redactor

Informaciones del Departamento de Estado editadas en Rebanadas:

Rebanadas de Realidad - America.gov, Washington, 01/04/09.- La secretaria de Estado Hillary Rodham Clinton ha instado a reanudar el compromiso mundial para estabilizar Afganistán y la región fronteriza de Pakistán. "Lo que ocurra en Afganistán nos afecta a todos".

"Afganistán siempre ha sido una encrucijada de la civilización, y hoy nos encontramos con que nuestro destino yace en esas llanuras y montañas tan lejanas y a la vez tan próximas en este mundo interconectado que nos alcanza a todos", dijo Clinton el 31 de marzo en la Conferencia Internacional sobre Afganistán en La Haya (Holanda).

Clinton se unió a representantes de más de 80 países y organizaciones internacionales en el evento auspiciado por la ONU y en el que se intentaba recaudar 200 millones de dólares para financiar las elecciones de agosto en Afganistán y aunar a los vecinos del país del sur de Asia en torno a este país en difícil circunstancias para crear un enfoque regional con el que se construyan la paz y la seguridad.

Unas elecciones abiertas, libres y justas son esenciales para el éxito de Afganistán, dijo Clinton, y anunció la contribución estadounidense de 40 millones de dólares al fondo internacional.

Para Estados Unidos, la conferencia representa una oportunidad para que la nueva estrategia "Af-Pak" de la administración de Obama obtenga apoyo internacional. Esta estrategia combina la diplomacia, el desarrollo y la defensa para desbaratar, desmantelar y derrotar a Al Qaeda y la insurgencia talibán.

El nuevo plan, anunciado en la Casa Blanca el 27 de marzo, ha sido producto de una revisión exhaustiva de las políticas y de consultas estrechas con los gobiernos afgano y pakistaní, las Naciones Unidas, la Unión Europea y aliados de Estados Unidos que integran la Fuerza Internacional de Ayuda a la Seguridad (ISAF) de la OTAN compuesta por 41 países, según indicó Clinton. Los observadores dijeron que las extensas consultas realizadas durante la revisión de políticas e incluso la conferencia misma, propuesta por la secretaria Clinton durante una visita a Bruselas el 5 de marzo, representan la reanudación del compromiso de Estados Unidos con la diplomacia multilateral en la administración de Obama.

Los ataques de la insurgencia en Afganistán han alcanzado niveles sin precedentes y para contrarrestarlos será esencial mejorar la seguridad inmediatamente, según Clinton. El nuevo plan propone enviar 4.000 soldados estadounidenses adicionales que se dedicarán a entrenar a una nueva generación de soldados y oficiales de policía afganos, pero hace falta mucha más ayuda.

"Debemos proporcionar a cada unidad del ejército y de la policía en Afganistán con un socio internacional que le ofrezca capacitación y le ayude a crear capacidad", dijo Clinton, quien propuso un ejército afgano con 134.000 fuerzas y un cuerpo de policía de 82.000 efectivos para el año 2011. "Estas medidas proporcionarán al pueblo de Afganistán una oportunidad de luchar y ganar su propia batalla por el futuro de su país".

Clinton también respaldó la propuesta del presidente afgano Hamid Karzai de promover la reconciliación política afgana con militantes que estén dispuestos a entregar las armas, apoyar la constitución y reinsertarse en la sociedad. Expertos en la región calculan que la motivación de hasta un 70 por ciento de los insurgentes armados radica en los pagos que el talibán ofrece por atacar a fuerzas del ISAF y a civiles afganos.

Al mismo tiempo, según indicó Clinton, el gobierno afgano continúa siendo un trabajo que hay que proseguir, que necesita de más apoyo internacional para promover mayor transparencia y efectividad y para ganarse la confianza del público afgano.

"Debemos exigirnos una rendición de cuentas a nosotros mismos y al gobierno afgano", dijo Clinton. "La corrupción es un cáncer igual de peligroso contra el éxito a largo plazo que el taliban o Al Qaeda. Un gobierno que no puede hacer entrega de servicios y rendir cuentas al respecto ante su pueblo es la mejor herramienta de reclutamiento para el terrorismo".

El futuro de Afganistán radica en su gente, según Clinton, y necesitan la ayuda del mundo para fortalecer su economía. "Saben como reconstruir su país pero necesitan la materia prima del progreso: carreteras, instituciones públicas, escuelas, hospitales, irrigación y agricultura", dijo Clinton, y reafirmó el apoyo de Estados Unidos a la Estrategia de Desarrollo Nacional de Afganistán, su Programa de Solidaridad Nacional y a otras iniciativas que ayuden a los afganos a mejorar sus vidas y fortalecer sus comunidades.

Si no se atienden las condiciones al otro lado de la frontera en Pakistán, ningún plan será efectivo en Afganistán, según Clinton. Mientras el nuevo plan de Estados Unidos intenta lograr la expansión de la presencia civil para el desarrollo en Afganistán, Obama también ha solicitado al Congreso que apruebe 7.500 millones de dólares de ayuda directa a Pakistán para los próximos cinco años. Los fondos se utilizarán para construir escuelas, carreteras, y hospitales así como para fortalecer la democracia en Pakistán.

La conferencia también ofrece una oportunidad para que Estados Unidos haga participar a Irán, otra de las prioridades diplomáticas principales de Estados Unidos. Clinton comentó a los participantes que Richard Holbrooke, representante especial de Estados Unidos para Afganistán y Pakistán, tuvo un "breve y cordial intercambio" paralelamente a la conferencia con el representante principal de Teherán, el viceministro de Asuntos Exteriores Medhi Akhundzadeh.

Funcionarios iraníes recibieron de buen grado los esfuerzos para intensificar la coordinación regional y prometieron apoyo a la reconstrucción y a los esfuerzos para detener el comercio del opio afgano que ha inundado Irán en los años recientes, impulsando la adicción al tiempo que se financia la insurgencia del talibán. (Véase Estabilización de Afganistán es desafío común para EE.UU. e Irán ( http://www.america.gov/st/peacesec-spanish/2009/March/20090320120204ybeeKcM0.1951715.html )).

"La cuestión de la seguridad de la frontera y en particular del tránsito de narcóticos de Afganistán a Irán es una preocupación de los iraníes que compartimos y buscaremos maneras de cooperar con ellos", dijo Clinton.

La nueva estrategia estadounidense para Afganistán será uno de los elementos principales de la agenda del presidente Obama en su viaje a la Cumbre del 60 aniversario de la OTAN del 3 al 4 de abril auspiciada por Francia y Alemania.

Para leer una transcripción de las declaraciones ( http://www.america.gov/st/texttrans-english/2009/March/20090331144029eaifas0.9655115.html&distid;=ucs ) de Clinton (en inglés) véase America.gov.