Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
OFICINA DE PROGRAMAS DE INFORMACIÓN INTERNACIONAL DEL DEPARTAMENTO DE ESTADO DE ESTADOS UNIDOS

OCDE prevé fuerte desaceleración de la economía mundial

Desempleo a corto plazo se sitúa casi en el 10 por ciento.
Por Merle David Kellerhals Jr., Redactor

Informaciones del Departamento de Estado editadas en Rebanadas:

Rebanadas de Realidad - America.gov, Washington, 01/04/09 .- La actividad económica mundial se disminuirá en promedio casi un 4,3 por ciento este año, lo cual disparará la tasa de desempleo a más de 10 por ciento, mientras que el comercio internacional caerá en más de un 13 por ciento, dijo la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) el 31 de marzo.

La organización, con sede en París e integrada por 30 países, dijo en su informe provisional sobre las perspectivas de la economía mundial que ésta atraviesa "la recesión más profunda y más extendida en más de 50 años. La recesión mundial se agravará este año antes de que cobre impulso paulatinamente una recuperación inducida por políticas hasta el año 2010".

En la reunión de ministros de Trabajo del G8 celebrada en Roma, el secretario general de la OCDE, Angel Gurría, dijo que los gobiernos tendrán que tomar medidas rápidas y decisivas para impedir que la crisis actual se convierta en "una auténtica crisis social que impacte de forma duradera a trabajadores vulnerables y hogares de bajos ingresos".

En Estados Unidos, la actividad económica caerá drásticamente a corto plazo, pero el país podría comenzar a salir de la recesión a principios de 2010, según señala el informe de la OCDE. Esta valoración se corresponde con los últimos comentarios del presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Ben Bernanke, que dijo que si los bancos comerciales comienzan a conceder créditos y préstamos este año, la recesión en Estados Unidos podría finalizar para principios del próximo año.

"La reactivación del crecimiento mundial no solo es una prioridad política y económica, sino también un imperativo ético, moral, social y humano", declaró Gurría en la reunión de Roma el 30 de marzo.

El informe interino de la OCDE sobre las perspectivas económicas se dio a conocer dos días antes de que de los líderes del Grupo de los 20 países avanzados y en surgimiento se reúnan en Londres para resolver algunas de las espinosas cuestiones que emanan de la actual recesión mundial. Los líderes del mundo, cuyos países representan el 85 por ciento de la economía mundial, examinarán nuevas medidas de estímulo para poner en marcha la economía y las reformas regulatorias de los mercados financieros que impidan este tipo de crisis en el futuro.

El presidente Obama, que partió para Londres el 31 de marzo, presentará un programa de cuatro partes en la conferencia de dirigentes del G20. El primer paso es poner en marcha un importante conjunto de medidas de estímulo para reactivar el crecimiento, dijo Michael Froman, vice asesor de seguridad nacional para asuntos económicos internacionales, en una teleconferencia en la Casa Blanca el 28 de marzo.

El plan del presidente también entraña la reparación de los sistemas financieros para reactivar la circulación de los préstamos; evitar el proteccionismo y reducir al mínimo la propagación de la crisis a los mercados emergentes y los países en desarrollo, dijo Froman.

El funcionario acotó que con la reforma regulatoria Estados Unidos busca aplicar la regulación a instituciones de importancia sistémica, a productos y a mercados, que incluye los fondos de cobertura; crear códigos de conducta para los centros financieros extraterritoriales, también conocidos como paraísos fiscales; emprender reformas del sistema financiero mundial, e impulsar una mayor cooperación entre los reguladores internacionales.

El informe de la OCDE también señaló que los débiles mercados de exportación, la caída de la inversión y el congelamiento del crédito obstaculizará la actividad económica europea "durante los próximos seis meses. La recuperación cobrará impulso recién a mediados de 2010".

El informe agrega que el riesgo más peligroso es que la débil economía socave aún más la salud de las instituciones financieras, lo cual a su vez profundizaría la caída de la actividad económica.

El texto íntegro del informe interino de la OECD está disponible, en inglés, en la página web de la organización.