Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
OFICINA DE PROGRAMAS DE INFORMACIÓN INTERNACIONAL DEL DEPARTAMENTO DE ESTADO DE ESTADOS UNIDOS

Obama califica a la Cumbre del G20 como el punto de inflexión en la recuperación económica

Considera la cumbre de Londres un acontecimiento histórico.
Por Merle D. Kellerhalls Jr., Redactor

Informaciones del Departamento de Estado editadas en Rebanadas:

Rebanadas de Realidad - America.gov, Washington, 03/04/09.- El presidente Obama dijo que la cumbre financiera del G20 fue un punto de inflexión en la recuperación económica mundial.

"La Cumbre de Londres fue histórica. Histórica por el tamaño y alcance de los retos que enfrentamos, así como por la rapidez y magnitud de nuestra respuesta", dijo Obama en una rueda de prensa el 2 de abril, tras la conferencia de un día de duración que se celebró el día anterior en la zona de Docklands en Londres, a orillas del Támesis.

La Casa Blanca dijo que el presidente solicitará al Congreso 448 millones de dólares en fondos de emergencia para ayudar a los países en desarrollo a responder a los actuales y anticipados efectos de la crisis sobre las poblaciones de extrema pobreza. Los fondos servirán de complemento a las medidas que tomarán el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial, los bancos multilaterales de desarrollo y otros donantes para estabilizar la economía y restaurar el sector financiero internacional.

"Los líderes del mundo han respondido hoy con una serie de medidas integrales y coordinadas sin precedentes", dijo el presidente.

Anteriormente ese mismo día, los líderes del G20 anunciaron sus planes en la detallada Declaración de Líderes. Cabe destacar que prometieron destinar 1,1 billones de dólares para restablecer el crédito, el crecimiento económico y el empleo en la economía mundial.

En esa enorme asignación, 750.000 millones de dólares irán a la cuenta de recursos de emergencia del Fondo Monetario Internacional, que se utiliza para ayudar a los países en situación de crisis y 250.000 millones para los nuevos derechos especiales de giro: un activo de reserva internacional que el Fondo utiliza para complementar las reservas actuales de los países miembros. También convinieron en destinar por lo menos 100.000 millones de dólares a los bancos multilaterales de desarrollo para nuevos préstamos y 250.000 millones para apoyar la financiación del comercio.

Por último, acordaron respaldar la dotación de recursos adicionales para las ventas de oro del FMI para financiar a los países más pobres.

"El reto es evidente. La economía mundial se está contrayendo", dijo Obama.

Obama elogió a los líderes, que representan el 90 por ciento de la producción económica del mundo, por haber rechazado el proteccionismo comercial, y dijo que la historia ha demostrado en repetidas ocasiones que el cierre de las fronteras al comercio empeora las crisis.

Agregó que los líderes convinieron en que era necesario establecer un marco regulatorio más estricto y eficaz para poner fin al "ciclo económico de burbuja y estallido que ha obstaculizado un crecimiento sostenido", y que permitió el abuso de riesgos que ponen en peligro la prosperidad.

Obama también anunció que Estados Unidos duplicaría su apoyo al desarrollo agrícola a más de 1.000 millones de dólares para ayudar a las personas a salir de la pobreza. "También vamos a apoyar a las Naciones Unidas y al Banco Mundial en su coordinación de la asistencia necesaria para prevenir catástrofes humanitarias", dijo.

En su elogio al primer ministro británico Gordon Brown por sus esfuerzos en auspiciar la cumbre y a los demás países que participaron, Obama reconoció que "es difícil que 20 jefes de Estado salven las diferencias".

"Todos tenemos nuestras propias políticas nacionales, nuestra propias suposiciones y nuestro propio ambiente político. Sin embargo, nuestros ciudadanos sufren", dijo Obama. "Necesitan que nos unamos".