Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
OFICINA DE PROGRAMAS DE INFORMACIÓN INTERNACIONAL DEL DEPARTAMENTO DE ESTADO DE ESTADOS UNIDOS / Web

Declaraciones del secretario de Estado adjunto Crowley sobre Honduras y Colombia

Fragmentos de la conferencia de prensa del 17 de agosto.

Informaciones del Departamento de Estado editadas en Rebanadas:

Rebanadas de Realidad - America.gov, Washington, 18/08/09.-

A continuación una traducción de los fragmentos:
DEPARTAMENTO DE ESTADO
Conferencia de prensa diaria
Lunes 17 de agosto de 2009
Presentada por Philip J. Crowley, secretario de Estado adjunto, Oficina de Asuntos Públicos

[...]

PREGUNTA: Honduras y Colombia. ¿Ha tenido usted algún contacto con la delegación enviada por el gobierno de facto en Honduras? ¿Y también, tiene usted alguna actualización en cuanto al acuerdo militar con Colombia?

SR. CROWLEY: Bien, ante todo, en lo que respecta a la situación en Honduras, hay una delegación del régimen de facto. Son civiles prominentes; no son miembros del régimen. Pero están en camino a Washington, y yo anticipo que habrá reuniones no sólo mañana en la OEA, sino también con el secretario de Estado adjunto interino Craig Kelly, durante las cuales continuaremos persuadiendo al régimen de facto de que el proceso de Arias es la mejor oportunidad que Honduras tiene para resolver esta crisis y avanzar hacia un nuevo gobierno.

PREGUNTA: ¿Y con respecto a Colombia?

PREGUNTA: ¿Podemos seguir con Honduras?

SR. CROWLEY: Seguro.

PREGUNTA: Ha habido algunas acusaciones de que Estados Unidos sabía del golpe planeado al presidente Zelaya porque el avión que lo llevaba paró en la base aérea que alberga tropas de Estados Unidos ¿Puede responder usted a esas acusaciones?

SR. CROWLEY: La Base Aérea Soto Cano pertenece a Honduras. La administra y opera la Fuerza Aérea Hondureña, y ellos toman las decisiones acerca de su uso. El personal militar no estuvo implicado en el vuelo que llevó al presidente Zelaya a Costa Rica el 28 de junio. Los miembros de la Fuerza Táctica Bravo no tuvieron conocimiento ni tomaron parte en ninguna de las decisiones para que el avión aterrizara, recargara combustible o despegara.

A la luz del golpe del 28 de junio, los 600 soldados, marineros y aviadores estadounidenses, destacados en Soto Cano como parte de la Fuerza Táctica Bravo han dejado de realizar operaciones y ejercicios conjuntos con el ejército hondureño.

PREGUNTA: ¿De manera que usted -de manera que las tropas de Estados Unidos en la base aérea no sabían - y la administración no supo del vuelo hasta después que el presidente Zelaya despegara de la base aérea?

SR. CROWLEY: Creo que hasta el punto de que estábamos preocupados por la crisis que surgía en Honduras, creo que a nivel de embajador expresamos nuestras preocupaciones a las autoridades hondureñas antes del golpe. No creo que hayamos tenido ningún conocimiento anticipado de lo que sucedió.

Con respecto a Colombia, Estados Unidos y Colombia han logrado un referendo provisional de acuerdo. Eso significa que hay un texto que ha sido aceptado y que ambas partes están revisando el borrador antes de su firma. Este acuerdo bilateral trata de asegurar cooperación bilateral efectiva para actividades emprendidas en Colombia para atender preocupaciones de seguridad como el tráfico ilegal de narcóticos, los grupos ilegales armados y el terrorismo.

De hecho, creo que la secretaria y el ministro de Relaciones Exteriores colombiano Bermúdez se reunirán mañana, y pienso que tendrán más que decir acerca del acuerdo bilateral.

PREGUNTA: ¿Trata usted de alentar al gobierno porque hay algunas críticas, algunas tensiones en la región?

SR. CROWLEY: Seguro. Hemos hablado y continuaremos hablando con otros gobiernos acerca de la naturaleza de este acuerdo. Creo que el gobierno colombiano ha hecho y continuará haciendo lo mismo.

(termina la transcripción)