Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
OFICINA DE PROGRAMAS DE INFORMACIÓN INTERNACIONAL DEL DEPARTAMENTO DE ESTADO DE ESTADOS UNIDOS / Web

Transición afgana depende de seguridad, buen gobierno y economía

Por Stephen Kaufman, Redactor

Informaciones del Departamento de Estado editadas en Rebanadas:

Rebanadas de Realidad - America.gov, Washington, 08/12/09.- Para determinar la velocidad a la que se retirarán las tropas estadounidenses de Afganistán, la administración Obama evaluará el progreso alcanzado para eliminar a los insurgentes en ese país, ayudar a consolidar el buen gobierno a nivel nacional y local y aumentar el desarrollo económico, dijo el asesor de Seguridad Nacional del presidente.

En declaraciones realizadas el 4 de diciembre en Washington, el general James Jones dijo que la decisión que anunció el presidente Obama el 1 de diciembre de comenzar a retirar las tropas estadounidenses en julio de 2011, no significa que Estados Unidos se irá en 2011.

"Sólo quiere decir que será un punto de transición donde... podremos retirar algunas de nuestras tropas y trasladar parte de las responsabilidades a los mismos afganos", declaró Jones.

Estados Unidos examinará tres aspectos para evaluar el índice de éxito que determinará la transición, indicó.

"Lo primero será ver si podremos alterar significativamente los refugios para insurgentes que existen en la región fronteriza, y no sólo para un grupo determinado de insurgentes, sino para cualquier insurgente", señaló Jones, con el objetivo de asegurar "un cambio estratégico inmediato en el nivel de violencia en Afganistán".

En segundo lugar, la administración prestará atención al grado de buen gobierno que exista en el país. Junto con la reducción de la corrupción, Estados Unidos querrá ver ministerios a nivel nacional "que hayan hecho lo necesario" para recibir mayor apoyo y facultarse más.

En las 34 provincias del país, la administración Obama colaborará estrechamente con el presidente afgano Hamid Karzai para garantizar que todas las provincias tengan "gobernadores buenos y competentes" que "tendrá que cumplir las normas en términos de hacer lo que sea mejor para el pueblo", expresó Jones.

Asimismo, se dará mayor atención a los dirigentes locales, que incluye a líderes tribales, alcaldes y jefes de distrito "para garantizar que se extienda la corriente de buen gobierno... lo más que podamos, hacia las comunidades locales de Afganistán", agregó.

Tercero, "Queremos asegurarnos de que se produzca un desarrollo económico que esté orientado a traer la promesa del futuro al pueblo de Afganistán", dijo Jones. Funcionarios estadounidenses han dicho que desean ayudar a Afganistán a restaurar su economía agrícola tradicional para remplazar el cultivo de adormidera.

La fecha de 2011 establecida por el presidente Obama "se eligió sobre la base de las recomendaciones de lo que nuestros comandantes militares consideraron que sería posible lograr... desde este año hasta entonces", señaló Jones. "Hemos recibido garantías de que tenemos buenas posibilidades de lograrlo".

Junto con el despliegue de más tropas estadounidenses e internacionales, la estrategia del presidente propone establecer un "puente civil-militar" que ayude a impulsar el desarrollo económico, así como el desarrollo de las fuerzas afganas de seguridad nacional, añadió.

Como medida del éxito, Estados Unidos espera que se produzca un aumento del Ejército Nacional Afgano y de demás personal de seguridad sobre el terreno. "Si se percibe una presencia afgana más destacada... con mejor policía, presencia más visible del ejército y una mayor función en términos de mantener la seguridad general en zonas poblacionales clave... verán cómo la situación se encamina en la dirección correcta", manifestó Jones.

Otro indicador será la evidencia creciente de que las provincias y distritos afganos están incorporan los tres objetivos de desarrollo económico, buen gobierno y seguridad por sí mismos. En ese momento, "podremos entonces comenzar a retirarnos un poco", al tiempo que "garanticemos que los insurgentes... no puedan regresar y deshacer lo que hayamos creado todos juntos", indicó.

"Si hacemos bien el trabajo entre ahora y esa fecha, tendremos buenos resultados", finalizó Jones.