Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
ENTRE RÍOS

Empresas recuperadas: otra oportunidad para Tasselli

Por Carlos M. Duré
Información relacionada:

Rebanadas de Realidad - Carta Argentina (CA), Buenos Aires, 19/05/05.- La prensa de Entre Ríos informa esta semana sobre que el Banco Nación vende el frigorífico Santa Elena al controvertido empresario de poli rubros, Sergio Tasselli.

La venta - dice el semanario Análisis de Paraná - será comunicada personalmente por el Presidente Kirchner y el Gobernador Busti al interesado en la ciudad de Buenos Aires. Según lo declarado por voceros oficiales, ésta será una nueva oportunidad para que el empresario limpie su imagen pues el Ejecutivo Nacional le concederá un plazo de tres meses para concretar la puesta en marcha del frigorífico, plazo tras el cual y de no verificarse obra alguna, la fábrica volverá a su actual dueño: el banco.

Los obreros de Santa Elena realizaron días atrás manifestaciones de oposición a esta operación aduciendo, entre otras cuestiones, los antecedentes de Tasselli como supuesto vaciador de empresas. En el 2002, en la misma provincia, había adquirido y cerrado un shoping en Gualeguaychú sin que ello obstara para presentarse, casi al mismo tiempo, como oferente en la liquidación del frigorífico.

Los mismos voceros justifican la venta en nombre de sus superiores señalando que la Cámara de Comercio de La Paz apoya a Tasselli.

Antecedentes del frigorífico

El frigorífico Santa Elena fue virtualmente abandonado tras su quiebra por los propietarios en el 2002. El Banco Nación era el principal acreedor por cuantiosos préstamos otorgados durante años a los propietarios. El juez de la quiebra, lógicamente adjudicó la propiedad a la entidad oficial. Pero por razones difíciles de comprender, ésta optó por una rápida re privatización.

Ante la perspectiva de perder la fuente de trabajo, los obreros de Santa Elena habían ocupado la planta y mantenido cierto nivel de producción. Pedían al Banco Nación que no vendiera las máquinas mientras ellos, emulando la modalidad de fábricas recuperadas, se constituían en cooperativa. Los periódicos de aquellos días aseguraban que el interés de Tasselli en Santa Elena residía en la adquisición del inmueble exclusivamente. Por coincidencia, el Banco Nación se sentía urgido a liquidar la maquinaria.

Las posibilidades de que la cooperativa de trabajadores tuviera éxito podían constatarse en su homólogo, el frigorífico bonaerense Yaguané, cuyos obreros prácticamente estaban duplicando producción y salario. Fenómeno que tenía su lógica pues el sector cárneo fue el primero en reaccionar positivamente a la devaluación y a la reactivación exportadora.

Situación de Tasselli en el 2002

La tardía llegada de Tasselli al club exportador posiblemente se debiera a dos causas. Todavía no había resuelto del todo su desvinculación de las minas de Río Turbio, tras la rescisión del subsidio estatal de u$s 1 millón mensuales; todavía, también, estaba absorbido en la concesión de los trenes metropolitanos y la cuota de subsidio correspondiente. Y, por otro lado, el entonces presidente Duhalde no tomaba posiciones definidas respecto de nuevas privatizaciones, y mucho menos, respecto del extraño fenómeno de empresas recuperadas.

El día de la asunción del cargo de Presidente de la República, Néstor Kirchner fue informado que el primer empresario que se hallaba presente para felicitarlo era el señor Montoto, representante de Tasselli en el negocio ferroviario.

Fuentes: propias, Semanario Análisis, El Observador de Crespo.
Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones