Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
BUENOS AIRES - TIERRA DEL FUEGO

Provincias comparadas

Por Carlos M. Duré - Correo

Rebanadas de Realidad - Carta Argentina (CA), Buenos Aires, 03/05/06 .- En la antigua Roma se llamaba provincia a los territorios externos a la urbe que pasaban al poder de los romanos y merecían ser gobernados. Provincia derivaba de "pro vencedores", que, naturalmente, eran los romanos. También se llamaba autores a quienes por su propia iniciativa expandían los dominios del imperio.

En 1991 se creó la provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur - Malvinas incluidas - pese a que los vencedores de la guerra de 1982, es decir, los enemigos de la Argentina, se mantienen dentro del territorio nacional.

No obstante ese detalle, los fueguinos son conscientes de la posición geográfica estratégica que ocupan y de las grandes riquezas hidrocarburíferas que les prometen un futuro venturoso.

Esto explica, en alguna medida, el desborde de entusiasmo del gobernador Cóccaro quien exhortó a sus comprovincianos a hacer efectiva la soberanía (debió haber dicho jurisdicción) sobre todo el territorio y sus recursos. La arenga fue recogida por el diario El Sureño, el jueves 27 de abril, en un acto recordatorio de la reciente fundación de la provincia.

Para que el lector se percate de las dimensiones del empeño fueguino, la provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur se expande por 1 002 445 km² - algo más de un tercio de la Argentina continental - y la pueblan 122 014 habitantes.

Exactamente la proporción inversa - 200 km² y 3 millones de habitantes - fue flameada como argumento en 1996 para otorgarle autonomía (símil provincia) a la ciudad de Buenos Aires.

Según las prospectivas demográficas, Tierra del Fuego tiende claramente a aumentar su población (unos 20 mil habitantes más para dentro de tres años) y la ciudad de Buenos Aires tiende a disminuir.

Las estadísticas oficiales son contradictorias en éste aspecto de la ciudad puerto. Conforme al INDEC, la despoblación hacia el 2010 debería llegar a los 2. 7 millones de habitantes y de acuerdo con la Defensoría del Pueblo porteña, cuando menos en los últimos dos años, repuntó de 2. 6 a 3 millones.

Mientras el gobierno y la prensa de Tierra del Fuego prueban feacientemente la tendencia al poblamiento de la provincia a causa de la creciente radicación de forasteros y demanda de vivienda, el gobierno de la ciudad de Buenos Aires reconoce que aumenta la cantidad de edificios vacíos (oficinas, edificios suntuarios, o, sencillamente, propiedades de uso especulativo).

Qué criterio político, demográfico y económico primó en el poder legislativo al crear simultáneamente éstos dos distritos es tema de augures. Lo más probable, en el caso de Buenos Aires, es que haya sido un mero cálculo de contaduría y de especulación de comité.

Volviendo al principio de ésta carta: si las provincias son "para los vencedores" está claro que, pese a las contingencias de la guerra del 82, los fueguinos salieron optimistas y que, por la enorme concentración de riqueza, los "vencedores" de Buenos Aires, la ciudad aduana, no necesitan un territorio extenso y mucho menos comprovincianos pobres.

Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones