Bufete de Informaciones Especiales y Noticias

Desafiando a corporación española, niños, junto a ecologistas y desocupados, plantan árboles en zona de selva arrasada por desmontes

Rebanadas de Realidad - GREENPEACE - CTA - CCC, Salta, 10/08/03.- Decididos a preservar la selva de Yungas para las /róximas generaciones, más de un centenar de niños, acompañados por miembros de Greenpeace Argentina, la Central de Trabajadores Argentinos (CTA) y la Corriente Clasista y Combativa (CCC), plantaron más de 200 ejemplares de especies nativas sobre tierra de selva recientemente devastada por desmontes de la corporación española Flegui SA.

Cedros, tarcos y tipas -todas especies de árboles de las Yungas- fueron plantados en la localidad salteña de Urundel, a 230 kilómetros al norte de Salta, zona que fuera arrasada por la compañía española, a pesar que el área fuera declarada internacionalmente por la UNESCO como Reserva de Biosfera.

Con remeras con la inscripción "Paren los Desmontes", niños llegados desde Jujuy y Salta se dirigieron a uno de los lotes recientemente desmontados y realizaron la plantación, asesorados por especialistas. Si la empresa no destruye los plantines, estos árboles plantados pueden sobrevivir, y en los próximos 20 años se puede regenerar la selva destruida.

"Queremos que vuelva la selva, que es de todos los argentinos, y los gobiernos de Salta y Jujuy deberían ser más responsables para protegerla", dijo Nicolás, uno de los niños salteños presentes en la actividad.

Con la participación de los dirigentes de la CTA de Salta y Jujuy, y de la CCC de Jujuy y Ledesma, la jornada duró ocho horas. "Queremos plantar un nuevo modelo: el de la producción maderera sustentable y no el del monocultivo de soja o caña que destruye miles de hectáreas por año, que profundiza la amenaza de extinción y que no ha resuelto la pobreza en la región", dijo Emiliano Ezcurra, coordinador de biodiversidad de Greenpeace.

Anabel Yacianci, a cargo del grupo de niños de la CTA, dijo: "Venimos a plantar los árboles que esta empresa española destruyó. Ni esta empresa española ni Ledesma, con su pretensión de arrasar otras 1.400 hectáreas, ni nadie tienen derecho a destruir una selva que es patrimonio de todos los argentinos".

Científicos, expertos y ONGs ambientalistas de todo el país están solicitando en forma urgente que se detengan al menos por dos años todos los desmontes en la Selva pedemontana de las Yungas debido a que este ecosistema puede desaparecer en apenas cinco años con la tasa actual de desmontes.

En el lapso de ese tiempo las provincias de Jujuy y Salta deberían desarrollar un plan de manejo de esta selva que garantice su subsistencia. Las Yungas es el ecosistema de mayor diversidad del país, solo igualado por la Selva Misionera: concentra en apenas el 2% del territorio nacional un 50% de las especies animales y vegetales registradas por la ciencia.

Gentileza de Oscar Soria, Coordinador de Comunicaciones y Prensa de Greenpeace Argentina. Web.

Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones