Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
ARGENTINA - PROV. DE BUENOS AIRES - LUJÁN

Pararon los trabajadores de Vandenfil

Reclaman pagos atrasados y regularización de los aportes.

Rebanadas de Realidad - El Civismo, Buenos Aires, Luján, 28/02/07.- A pesar del promocionado auge de la industria textil, los empleados de Vandenfil no disfrutan de las mieles de esa reactivación.

Por el contrario, en esa empresa, desde el lunes, decretaron un paro de actividades por tiempo indeterminado. Se les adeuda el aguinaldo, las quincenas las cobran en cuotas y les deben vacaciones.

El lunes, después del mediodía, los empleados de Vandenfil S.A.I.A. iniciaron un paro por tiempo indeterminado. Al cierre de esta edición la medida de fuerza no se había levantando, a pesar de algunas ofertas informales que los empresarios acercaron a los trabajadores.

EL CIVISMO dialogó con un grupo de operarios, quienes enumeraron la extensa lista de reclamos que derivó en la medida extrema. "Hace unos años, esta textil era el sustento de 500 o 600 familias de la zona de Luján. Hoy es una fábrica fantasma", dijo uno de los trabajadores.

Según indicaron los operarios, desde diciembre, la mayoría de ellos estaría trabajando 3 o 4 días por semana por la falta de materia prima o por carecer de productos químicos. "Ante eso, lo que ocurre es que nos suspenden".

"Hace años que venimos cobrando la quincena en dos, tres o cuatro cuotas. Te tiran 200 pesos por semana y listo. Te digo más, está por terminar el mes de febrero y todavía no cobramos el aguinaldo, mientras que prácticamente todo el mundo lo cobró en enero o para las fiestas de fin de año", dijo uno de los afectados por la situación de la textil.

Los trabajadores hicieron el reclamo ante la Secretaría de Trabajo, por intermedio de la comisión interna, "y después de 10 días la respuesta de la empresa fue que un miembro del poder político local junto a una autoridad eclesiástica estaban tramitando un crédito con un banco para poder pagarlo".

"Nosotros no creemos en esa gestión. Es más, ya no creemos en nadie, porque esta gente no cumple con nada de lo que promete", dijo uno de los empleados.

Otra de las razones que derivó en la medida de fuerza es el modo en que Vandenfil estaría otorgando las vacaciones. "No te dan los días que te corresponden y tampoco te los pagan. Eso hizo que se acumule mucha deuda, en especial con los que tienen más años de antigüedad", indicaron los manifestantes.

En diciembre, ante rumores de un paro, se realizó una asamblea y se acordó, de palabra, que la empresa saldaría esa deuda con pagos de 110 pesos. "Pagó una cuota y hasta el día de hoy no pagó más. Lo que más bronca te da es el manoseo al que estamos siendo sometidos desde hace años por la gente que maneja la empresa. Y no hay nadie que le ponga un freno a todo esto", acotó uno de los huelguistas.

esto", acotó uno de los huelguistas. A metros de la planta, los operarios le detallaron a este medio que "si renunciás o sos despedido, cuando vas a cobrar lo que te corresponde, me refiero al sueldo, aguinaldo y vacaciones, te dan 50 pesos por semana y a veces. Si alguien le queda duda de lo que contamos, sólo tienen que acercarse los sábados por la mañana a la planta, que es día de pago. Ahí van a comprobar o escuchar casos de compañeros que ante la negativa de la empresa a pagarles hacen cualquier cosa".

La expresión hacía referencia a un trabajador que tiempo atrás, desesperado, llegó a subirse al tanque de agua de la textil y amenazó con tirarse, y a una operaria que se encadenó en el portón de entrada. "Todas esas cosas se las perdió Crónica TV", dijo uno de los trabajadores.

"Para nosotros -agregó uno de los empleados- lo que se está produciendo es un vaciamiento dentro de la empresa. Pero no se están llevando máquinas. Se vacía de personal, ya que hay empresas de la zona del rubro textil que andan muy bien. Se fue gente con mucha antigüedad y el éxodo seguirá. Reciben mejores propuestas laborales".

Los trabajadores estimaron que se perdió "cerca del 60 por ciento" de la mano de obra especializada: tejedores, tintoreros, urdidores. "Se fue hasta el director de la fábrica y lo peor es que esta mano de obra no se renueva".

También se denunció que hace tiempo que no tienen una ART. "Si llegás a sufrir algún accidente dentro de la empresa, te la tenés que arreglar como puedas. Ni siquiera contamos con medicina laboral. Y ni hablar de los aportes jubilatorios. A nosotros no nos aportan desde junio de 2005. Lo que están haciendo es una vergüenza", agregó otro de los presentes en la charla con este medio.

"Nosotros recurrimos a la prensa para que la gente se entere lo que está pasando. Cuando esta empresa cierre sus puertas, algo que no está lejos de suceder, se tiene que saber que hay varios culpables. Y que los perjudicados, como siempre, son los obreros que se quedan sin trabajo y sin un peso", dijeron.

"¿Seremos otra Algodonera Flandria? ¿Tendremos el mismo final? ¿O vendrá alguna mano salvadora? Hoy no tenemos idea. Lo que sí sabemos es que el panorama es muy negro y que de parte de los obreros pusimos y aguantamos más de lo debido. Por el contrario, la empresa, el gremio o quien haya tenido que frenar todo esto, no lo hizo".

El lunes hubo un primer intento por frenar la medida. Se prometió el pago del aguinaldo a partir del 23 de marzo, en 10 cuotas a saldar cada fin de semana. Ayer, en una audiencia en oficinas de la Subsecretaría de Trabajo, se mejoró la propuesta con el pago a partir del 23 de marzo, pero en 5 cuotas.

Sin embargo, los trabajadores dijeron estar cansados de promesas y afirmaron que el paro sigue hasta tanto los pagos se hagan como corresponde. "Los empresarios dijeron que si seguimos así pueden llegar a cerrar, porque no se produce, pero no es problema nuestro. Nosotros soportamos demasiado tiempo", concluyó un operario.

Gentileza de María Mercedes Márquez, Directora del diario El Civismo. / Web
Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones