Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
ESCUELA NACIONAL SINDICAL (ENS) - COLOMBIA / Web

AFL-CIO de E.U. premia a joven colombiana por su lucha para esclarecer crimen de su padre, sindicalista asesinado

Artículos de la ENS editados en Rebanadas:

Rebanadas de Realidad - ENS, Medellín, 23/10/09.- Este lunes 26 de octubre la AFL-CIO, la importante e influyente central sindical de Estados Unidos, entregará en Bogotá el premio "George Meany-Lane Kirkland Human Rights Award" a la joven colombiana Yessika Hoyos Morales, por su dedicación a la causa de los derechos de los trabajadores en Colombia y su "extraordinario" valor en su lucha contra la impunidad del crimen del líder sindical Darío Hoyos Franco, su padre, ocurrido en Fusagasuga en el año 2001.

Yéssica en su visita al Congreso de E.U. Con- versa con el congresista George Millar (archivo).

El premio, según el acta del comité que lo concedió, también es un homenaje a los más de 2.700 sindicalistas asesinados en Colombia en los últimos 25 años, y a los millones de sindicalistas que continúan exigiendo condiciones dignas de trabajo.

Yessica Hoyos, de 25 años de edad, es abogada y en tal condición hace parte del Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo.

En febrero de este año Yessica hizo parte de la delegación colombiana que compareció ante el Congreso de Estados Unidos para exponer la situación laboral en nuestro país y denunciar las amenazas y crímenes contra los sindicalistas, entre ellos su padre.

Desde el mismo momento en que su padre fue asesinado por dos sicarios de las Autodefensas del Casanare (ya condenados), Yessica se propuso esclarecer el crimen y llegar hasta la condena de sus autores intelectuales. En esa lucha lleva ya 8 años y gracias a su empeño el proceso judicial ha tenido avances en la Fiscalía que lleva la investigación. Se recuerda que la crónica completa de esos sucesos, y la brega jurídica de Yéssica para esclarecer el crimen de su padre, fue publicada en julio pasado por la Agencia de Información de la ENS.

Este esfuerzo, más todo el trabajo que desde hace tres años viene adelantando con el Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo, y con la organización Hijos e Hijas por la Memoria y contra la Impunidad, de la cual también hace parte, es lo que este lunes le reconoce el sindicalismo estadounidense, en ceremonia que se realizará en el Centro Cultural Gabriel García Marquez de Bogotá (Calle 11 Nº 5-60) a las 5:30 de la tarde, y en el cual estarán presentes delegados de la AFL-CIO y la dirigencia del sindicalismo nacional.

Qué es la AFL-CIO

Es la central sindical más importante e histórica de Estados Unidos. Fue fundada en 1955 en Pittsburg (Pennsylvania), ciudad que, como escenario de huelgas legendarias, tiene un especial significado en las luchas de los trabajadores de Estados Unidos.

Su actual presidente es el señor Richard Trumka, elegido para este cargo el 16 de septiembre pasado, en el marco de la Vigésima Sexta Convención Constitucional de esta central sindical, evento al que asistió y llevó la palabra como invitado especial el presidente Barak Obama, hecho este que mide la importancia que la AFL-CIO tiene dentro del Partido Demócrata de Estados Unidos. Y es lo que explica los tropiezos que el Tratado de Libre Comercio ha tenido en el Congreso de este país, como quiera que esta central sindical se ha opuesto desde el principio a la aprobación del TLC, básicamente por el alto índice de violencia antisindical en Colombia y en solidaridad con los trabajadores de nuestro país. De hecho en dicha convención el presidente Barak Obama volvió a reiterar su oposición al TLC con Colombia, en solidaridad, además, con la población afro-colombiana.

El "George Meany-Lane Kirkland Human Rights Award" es un premio que la AFL-CIO entrega cada año a personas distinguidas por su trabajo en el mundo sindical y de los derechos humanos. Para el recién electo presidente de esta central sindical, Richard Trumka, el premio a Yéssica Hoyos tiene un particular significado, pues como presidente que fue del sindicato de los mineros de Estados Unidos, le tocó trabajar con Darío Hoyos, padre de Yessika, asesinado por su actividad sindical. Tanto así que en la presentación que hizo del premio en la Convención de septiembre, se refirió a los altos niveles de impunidad con respecto a la violencia antisindical en Colombia y reafirmó su solidaridad con los y las sindicalistas de nuestro país.

El presente material se edita en Rebanadas por gentileza de la Agencia de Información Laboral.