Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
CLÍO, UN LUGAR PARA LA HISTORIA - ARGENTINA
Pequeñas crónicas sindicales 6:

Lo que cuenta el periódico "CGT" entre 1949 y 1950

Por Cecilia González Espul, Profesora de Historia de la UBA

Rebanadas de Realidad - Buenos Aires, 16/05/09.- La lectura del periódico editado por la CGT del mismo nombre, en 1950, nos permite adentrarnos en el período de máximas realizaciones del primer gobierno peronista, la importancia que para ello tuvo el apoyo del movimiento obrero. En ese sentido la cohesión y la unidad de propósitos de la organización obrera era vital para el régimen como el de erradicar todos aquellos elementos que buscaran fraccionarla y debilitarla. Los que fueron identificados como comunistas, y en menor medida socialistas y radicales.

En 1950, era secretario de la CGT un camionero de San Juan, José Espejo, oscuro sindicalista, cuyo mayor mérito residía en su inclaudicable lealtad a Perón. Había reemplazado a Aurelio Hernández, y éste a Luis Gay, proveniente este último del sindicalismo revolucionario, y partidario de la autonomía de los sindicatos frente al Estado y al gobierno.

Joseph Page, al tratar el tema del movimiento obrero, denomina estatización de los sindicatos a la política llevada a cabo por Perón. Aunque Perón nunca sostuvo esto, sino que consideraba que sindicatos y gobierno, como querían la misma cosa, iban por caminos paralelos, y que quería sindicatos amigos pero no lacayos. Aún así, la CGT se convirtió en la columna vertebral del justicialismo. Ello se inició propiamente con Espejo.

El periódico CGT, del 5 de agosto de 1949, Nº 664, nos relata la participación de Evita en la clausura del Congreso de Trabajadores de la Madera, junto al el secretario general de la CGT, José Espejo, y el secretario administrativo Isaías Santín. Asistieron delegados de todo el país. Graciano Fernández era el secretario de la Unión de Sindicatos de la Madera y del sindicato de Capital. También ocupaba el cargo de tesorero en la CGT. Los discursos iban dirigidos a prevenir a los madereros sobre los elementos disolventes infiltrados, antinacionales y antipatriotas, aconsejando realizar una limpieza total de los mismos.

El discurso de Eva Perón, además de exaltar la figura de Perón, también va dirigido al mismo tema. Dice así: "Todos los trabajadores son auténticamente peronistas y representan esa vanguardia descamisada a la que tan entrañablemente quiere Perón.

Deben ustedes compañeros, expulsar de sus filas a los agitadores foráneos, a esos señores que pregonan conquistas que jamás han dado, con demagogia sin límites tratando de destruir la felicidad de los obreros e implantar entre nosotros otra bandera. Pero deben saber ellos que en la patria de San Martín no ha de flamear más bandera que la azul y blanca, no entonaremos otras estrofas que las de nuestro Himno Nacional y sólo aclamaremos a un líder: el general Perón.

Peronistas sí, comunistas en Rusia. Tomemos pues medidas con los infiltrados ya sean comunistas, socialistas o radicales. Aquí no hay más que esto: peronistas.

Perón es la verdad y su causa es la más sagrada para nosotros, ya que es la causa de la Patria.

Resolveremos nuestros problemas de acuerdo a nuestra idiosincrasia criolla". (pág.5)

El Partido Comunista, fue uno de los más activos opositores del gobierno peronista de esa época, a nivel de la acción sindical, a través de los gremios aun independientes, no afiliados a la CGT, o con elementos que actúan dentro mismo de los gremios ya decididamente peronistas. Esto se ve muy claro por la insistencia sobre este tema en los discursos de los dirigentes de la CGT, y en especial de Evita y Perón.

Tal es el caso del Sindicato de la Madera, para esta época ya fusionado con el antiguo Sindicato Único, en el que había elementos comunistas que siguen una política opuesta y que por lo tanto hay que erradicarlos del gremio. En el Número siguiente se hace nuevamente referencia al Congreso de Trabajadores de la Madera, transcribiéndose el discurso de Santín. En el mismo se sostiene que la causa peronista es más que una ideología o un partido político. Se vuelve a insistir contra los elementos divisionistas, que insultan a los dirigentes gremiales, no hay que permitir las maniobras de los comunistas. Dice: "La política cualquiera que fuera su ideología no debe estar metida en las cuestiones sindicales. El que quiera política que vaya al Comité, porque el que trabaja y el que produce ése es el que cumple con la causa peronista." Y más adelante: "Es necesario crear en todos los compañeros de todos los lugares de la República la verdadera conciencia peronista."

Muestra la total identificación del movimiento obrero con la causa peronista, no considerada como un mero partido político, sino como algo consustancial a los intereses de los trabajadores. Defiende, en realidad, las más caras ideas anarco-sindicalistas, de independencia de las organizaciones obreras de los partidos políticos. Sin embargo la ley de Asociaciones profesionales admitía la participación política de los obreros.

El P.C. organiza un Congreso pro-Paz, estamos en plena época de posguerra, y busca la adhesión de las organizaciones obreras. Espejo envía una circular a los gremios, comunicándoles que adherirse a dicho congreso será considerado una actitud de indisciplina. (CGT, Nº 666, 19/8/49)

La CGT desautoriza al militante comunista León Alfredo Ferreyra, por haber concurrido a la Confederación Interamericana de Trabajadores en La Habana, atribuyéndose la representación de los trabajadores argentinos. La CIT tenía su vínculo en el país en el Comité de Acción Sindical Independiente, donde dice el periódico, se cobija la antipatria.

Ferreyra sostuvo en dicho Congreso que el comunismo no había podido infiltrarse aún en el país porque la miseria no se había hecho sentir todavía en el pueblo. (CGT, Nº 670, 16/9/49)

Continua la denuncia del accionar de los comunistas. En el siguiente número se anuncia: "Los comunistas preparan nueva y siniestra trampa al sindicalismo argentino" Es por la campaña bajo la consigna de "democratizar" a los distintos sindicatos. "Procurará socavar la autoridad de los actuales dirigentes gremiales y bregar por el reintegro a esos gremios de algunos cabecillas que fueron apartados de las filas por sus propios compañeros." (CGT, Nº 671, 23/9/49, pág.20)

En el Congreso Americano de Trabajadores Campesinos realizado en México, triunfa una tesis argentina, anuncia el periódico. El secretario administrativo de la CGT, Isaías Santín, sostuvo que la representación obrera debía tener un voto, y la estatal otro, porque los delegados obreros son elegidos por las organizaciones obreras y no por el Estado, y que quienes representan a una no podían hacerlo por la otra. Sosteniendo que la sindicalización es libre.

Defendiendo y haciendo valer el pensamiento de Perón sobre el sindicalismo, institución de bien público creada desde abajo y no desde el Estado. Sin embargo autores como Cerrutti Costa, que fuera abogado de la UOM y Ministro de Trabajo de Lonardi, e investigadores como Luisa Montuschi, entre otros definen al sindicalismo de la época peronista, como un sindicalismo de Estado.

Isaías Santín, el secretario administrativo de la CGT, escribe en cada publicación del periódico, notas contra el comunismo, tituladas "La orden de afuera", donde también critica al comunismo soviético.

Otro tema que se reitera es sobre la agricultura, el campo, la entrega de tierras en propiedad a los chacareros. Con motivo del acto de clausura del Congreso de Cooperativas Agrarias en Pergamino, se transcribe el discurso de Perón. "Al campo hay que llevarlo en el alma y no en las bombachas y el tirador" La meta propuesta por el gobierno peronista fue la de destruir los monopolios en el campo, es decir a los acopiadores, que pagaban precios de hambre a los chacareros. Se refiere a la función que cumple el IAPI. Muchos de los que se dicen peronistas en la actualidad y que ocupan funciones públicas deberían releer estos discursos de Perón. (CGT, Nº 679, 18/11/49)

Leyes a favor del campo: Ley de Prórroga de arrendamientos, impidiendo los desalojos y congelando los precios de los arrendamientos.

Ley de colonización: 450 mil há. en propiedad a los trabajadores del agro.

Estatuto del Peón, Ley de Arrendamientos y Aparcerías, Crédito y seguro agrícola. (CGT, Nº 679, 18/11/49)

La CGT condena en un enérgico comunicado las actividades de una organización comunista que convoca a los sindicatos al Movimiento Pro Democratización e Independencia de los Sindicatos, mediante una circular firmada por Rubén Iscaro, Pedro Chiaranti, José Brandeburgo, Federico Dubancel, Ned Gabasa, Normando Iscaro y otros. (CGT, Nº 681, 2/12/49)

La CGT denuncia un plan internacional de desprestigio contra Perón a raíz del conflicto de la FOTIA (caña de azúcar), con campaña de agitación por sectores infiltrados e instruídos por el P.C. Se resuelve un paro general en desagravio al General Perón. La Federación de la Madera adhiere al paro. (CGT, Nº 683, 16/12/49)

El periódico consigna una de las tantas medidas significativas y revolucionarias tomadas por el gobierno de Perón. Esta fue la expropiación de una estancia de 28000 há. en General Arenales , perteneciente al grupo Bemberg, tierras que se dividirán entre los campesinos que las trabajan. (CGT, Nº 684, 23/12/49)

El año 1950, fue declarado el año del Libertador General San Martín. Y por decreto ley Nº 13.661, todos los periódicos debían encabezar sus publicaciones con ese lema. Pero el diario "La Hora", órgano del Partido Comunista, no lo hace. Esto es tomado como una actitud antiargentina, como una afrenta al gobierno y a la nacionalidad. Por esos motivos fue clausurado. (CGT Nº 686, 6 de enero de 1950)

Comienza el año con la enfermedad de Evita y con su intervención quirúrgica de la que salió airosa. El periódico CGT inserta en sus páginas las demostraciones de afecto de los distintos gremios, paro en acción de gracias, misas por su salud.

Se descubre la intromisión encubierta de embajadas extranjeras en la importación, venta y distribución de papel para diarios. Asevera el periódico que casas importadoras de papel al servicio del capitalismo internacional habían confeccionado una lista con las publicaciones que debían ser favorecidas, consultaban a las embajadas sobre a quién facilitar el papel. En la lista negra colocaban a la prensa argentina. Eran los que defendían la "prensa libre". (CGT Nº 690, 3 de febrero de 1950, pág. 4)

En CGT Nº 704, del 12 de mayo de 1950, se transcriben palabras de Perón sobre la Economía Nacional. "En nuestra concepción económica, la propiedad no es un derecho individual absoluto, sino relativo, desde que tiene no solamente una función individual que cumplir sino una función social.

Puestas, pues, las cosas en su lugar, capital y propiedad individuales en función social, nuestra economía dejó de ser individualista sin pasar a ser colectivista, poniéndose de ese modo en el justo medio que nos permite calificarla y denominarla con el nombre de economía justicialista."

Observamos la influencia en el pensamiento de Perón de la Doctrina Social de la Iglesia.

En CGT Nº 705, del 19 de mayo de 1950 se informa sobre la delegación obrera que concurrirá a la Conferencia Internacional de la OIT que tendrá lugar en el Palacio de las Naciones en Ginebra. La misma está presidida por el secretario general de la CGT José Espejo, y por David Diskin de Empleados de Comercio, Raúl Costa del Sindicato de Alimentación, Bartolomé Pantasso de la Unión Ferroviaria, José Alonso del Sindicato de Sastres, Domingo Carballido de la Unión Tranviarios Automotor, Hilario Salvo de la Unión Obrera Metalúrgica, Julio Barbiero de la Asociación Obrera Textil, Bernabé Monsalvo de la Unión Obrera Maderera y Alberto Bisogno como secretario.

Se informa sobre el conflicto de los obreros marítimos de la CGGMA (Confederación General de Gremios Marítimos de Argentina), incorporada a la Federación Internacional de Transporte con sede en La Habana, que inician una huelga al margen de la CGT.

La CGT sostiene que la CGGMA responde a directivas foráneas, induce al gremio a un movimiento falsamente reivindicativo y dirigido contra la estabilidad de la Flota Mercante Argentina, elemento insustituible de la independencia económica del país. Mantiene una reiterada negativa de dirimir los conflictos a través de los organismos oficiales. Vinculada a elementos comunistas en frente común con representantes del capitalismo internacional.

La FIT apoya plenamente a la CGGMA, y plantea la cuestión en la conferencia de la OIT. A través de la Central marítima de Londres busca tomar represalias (boicot) con los buques de bandera argentina en países vecinos, como en el caso de los obreros portuarios de Uruguay, que harán sentir su protesta en los barcos de bandera argentina que lleguen a puerto.

En el Nº 708 de CGT, del 9 de junio de 1950 se detalla las entidades adheridas a la CGT que defienden los intereses marítimos: la Asociación Marítimos Argentinos (AMA), a la que se reconoce como la única representativa, y el Sindicato Unión Portuarios y Afines (SUPA). Se constituyó además el Centro Naval Mercante de Capitanes y Oficiales de Ultramar que adhirió a la CGT.

La Delegación obrera en la OIT obtuvo que sus representantes integraran como titulares todas las comisiones. El delegado de la Madera, Bernabé Monsalvo, integró la comisión de Reglamento.

En CGT Nº 712, 7 de julio de 1950 se hace referencia al triunfo de la delegación argentina en Ginebra que pulverizó la maniobra intentada por la traición de la CGGMA. En un vibrante discurso, Espejo defendió la posición de la CGT. "Debo aclarar que los trabajadores argentinos estamos fatigados de ser sometidos a los agravios por el sindicalismo internacional. Nosotros venimos a esta conferencia animados por el alto propósito de contribuir a la implantación de la justicia social y de la paz del mundo, y reclamamos de todos el mismo respeto que nosotros tenemos hacia las organizaciones sindicales aquí representadas ya que de no obrar de esta manera el sindicalismo mundial haría incómoda nuestra permanencia en el seno de esta Conferencias."

Al regresar al país Espejo hizo estas declaraciones: "Los convenios o recomendaciones que adopte la OIT son letra muerta porque no se cumplen. La delegación obrera argentina propuso la abolición del pago en especies de la agricultura, que no fue tenida en cuenta por la mayoría de las delegaciones gubernamentales. La igualdad de salarios para hombres y mujeres fue objeto de una tenaz oposición y la Conferencia no pudo pronunciarse al respecto. Lo mismo con la equiparación de derechos de obreros agrícolas y urbanos." "Los trabajadores argentinos marchan a la vanguardia de las naciones del mundo en materia de derecho obrero y gozan de ventajas que para los demás trabajadores del mundo son aspiraciones insatisfechas. (...) Confrontando la situación de los trabajadores de la mayor parte de los países con la situación argentina, el pueblo argentino bajo el régimen del justicialismo es el pueblo más feliz de la tierra."

Durante el homenaje realizado en el Teatro Colón, a la delegación obrera a la OIT, Perón sostuvo en su discurso: "Yo he conseguido, según dicen de mí un tremendo tirano, que la parte más representativa del pueblo y el gobierno marchen en acciones paralelas. El mérito de mi gobierno ha de ser el de interpretar cabalmente los deseos de mi pueblo. (...) La comunidad organizada es lo que permite auscultar la voluntad popular.(...) Yo hubiese hecho poco en mi tierra si hubiera reducido mi acción de gobernante a mejorar algunos salarios (...) Yo he querido hacer más, he querido que en el futuro en esta tierra, cualquiera sea el que gobierne, esté sometido a la voluntad popular, dejando una comunidad organizada (...) No queremos discursos de democracia, queremos hechos democráticos." CGT Nº 714, 21 de julio de 1950)

Este año del Libertador San Martín, el periódico de la CGT muestra la total identificación del movimiento obrero con la doctrina peronista y con las carismáticas figuras de Perón y Evita, cuyas fotografías encabezan las primeras páginas acompañadas de lemas que indican el sentimiento de amor y admiración que han despertado en la mayoría del pueblo trabajador como "Perón cumple, Evita dignifica", o "Trabajadores, misioneros de Perón", que si no se tienen en cuenta los enormes beneficios que recibieron podría pensarse cercanos a la adulación y a la obsecuencia, como así lo creyó la oposición.

Como dijimos al principio la lectura de este periódico nos permite revalorizar las ideas más caras al peronismo como la propiedad privada en función social, la idea de comunidad organizada, a través de las instituciones libres del pueblo como lo son los sindicatos, la legislación y las acciones concretas a favor de una justa distribución de la riqueza, porque como dijo Perón: "no queremos discursos democráticos, queremos hechos democráticos."