Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
CLÍO, UN LUGAR PARA LA HISTORIA - ARGENTINA
Pequeñas crónicas sindicales 7:

El mártir de la Madera: David León Roumieux

Por Cecilia González Espul, Profesora de Historia de la UBA

Rebanadas de Realidad - Buenos Aires, 07/06/09.- A través de la lectura de la Memoria y Balance de la Unión Obreros de la Industria de la Madera de Capital Federal, de Noviembre de 1949 a mayo de 1951, nos enteramos que estaba adherida a la FOMA (Federación Obrera de la Industria de la Madera) y a la CGT, y que su secretaría funcionaba en Díaz Vélez 3565/71

Graciano Fernández era su secretario general, y también secretario de la FOMA y Tesorero de la CGT. Habiendo fallecido el 6 de abril de 1951, quedó como secretario general interino: Humberto Amadeo Gruppi.

Los logros mencionados en la Memoria fueron los siguientes:

  • 1) Local propio en Díaz Velez 3565/71
  • 2) Policlínico
  • 3) Cooperativa de Consumo
  • 4) Biblioteca "17 de octubre"
  • 5) Periódico OMRA

El local propio fue adquirido por el valor de $1.380.000 a través de un préstamo del Banco Hipotecario Nacional, merced a la gestión de Eva Perón por la suma de $700.000 sin cobro de intereses y con la venta del local, propiedad del gremio, sito en la calle Esparza Nº 73, por $300.000. Más el adelanto de $728000 que otorgó la FOMA.

Tanto el Policlínico, obtenido por gestiones de Eva Perón, sito en la calle San Nicolás Nº 159 como la Cooperativa de Consumo, estaban próximas a abrirse.

Siguiendo de esta forma, dice el informe, los lineamientos de Perón, que expresa que para lograr la independencia económica de la clase trabajadora deben los gremios constituir sus cooperativas a fin de evitar los intermediarios. Con el Policlínico se cumple con otro de los objetivos de Perón que es el mutualismo.

El 1 de septiembre quedó organizada la Biblioteca, labor que realizó el escritor Jovellanos y Paseyros.

La Subcomisión de Biblioteca quedó integrada de la siguiente manera.

  • Presidente: Eduardo Baylet
  • Vicepresidente: David León Roumieux
  • Secretario: Julio Cappelletti
  • Secretario de Actas: José Flanan
  • Tesorero: Antonio Godoy
  • Protesorero: Poncio Bonet
  • Vocales: Antonio Dopaso, Francisco González, Félix Varela, Ludovico Biggi, Horacio Soria, Viviano Bertellotti, Ignacio Beracochea y Ramón Ramos.

Se formaron además otras subcomisiones como la de Damas, de Prensa y Propaganda, de deportes, de Fiestas.

La subcomisión de Prensa y Propaganda estaba a cargo de David León Roumieux, quien se ocupaba de la publicación del periódico de la organización. Bajo el nombre de OMRA (Organización Maderera de la República Argentina) Ya van por el Nº 22. Como es una publicación mensual podemos calcular que dicha publicación se inició a mediados de 1949.

Con respecto a la finalidad de esta subcomisión sostenía Roumieux que: "encuadrada dentro del actual movimiento sindical argentino, teniendo como meta final la reivindicación de la clase trabajadora, dejando de lado las luchas políticas, porque son para los políticos, pero sí haciendo peronismo, porque interpretamos que peronismo es sinónimo de gremialismo, pues no debemos estar al margen de la Revolución que ha posibilitado la emancipación económica del país, y a su vez de la clase trabajadora, concebida y llevada a cabo por el Líder de los Trabajadores, el General Perón, con quien el gremio está plenamente identificado, participando con su esfuerzo diario al logro de tan justiciero fin." (1)

Vemos una vez más como el peronismo no es visto como un partido político sino más bien como una doctrina revolucionaria con la que se identifican los trabajadores. En 1950 se habían reformado los estatutos de la CGT pasando a constituirse en la columna vertebral del Movimiento Nacional Justicialista.

El informe que eleva el gestor de la Caja de Jubilaciones, Gerónimo Toscano, cuenta que se han jubilado 142 compañeros y que en trámite hay 172 expedientes.

El informe del Asesor Gremial, Antonio Dopacio se refiere a las gestiones realizadas ante el Ministerio de Trabajo y Previsión, librando denuncias, solicitando intimación de patrones e industriales que no se ajustaban a las leyes y convenios en vigor.

Pasamos a analizar las circunstancias que llevaron a un trágico final la vida del vicedirector de la Biblioteca y director del periódico David León Roumieux.

Durante el segundo gobierno de Perón se produjo una crisis económica debido a la caída de los precios internacionales, a prolongadas sequías que afectaron la producción del campo, lo cual trajo aparejado el encarecimiento de la vida, la especulación y el agio. Frente a ello se estableció un Plan Económico de Austeridad. Se buscaba incrementar la productividad, reducir los consumos innecesarios, generando un mayor ahorro, y la capitalización del país, se esperaba aumentar las exportaciones y disminuir la importaciones, solucionar el problema de divisas, y controlar la inflación que en 1953 había llegado al 4%.

Se tomaron medidas de control de precios, y se inició una campaña contra el agio con arrestos y clausuras de negocios, y se pidió a la población que denunciara a los comerciantes inescrupulosos.

El Nº 2702 de Clarín del martes 14 de abril de 1953, informa que se clausuraron 53 negocios y que 505 comerciantes se hallaban presos en la cárcel de Villa Devoto.

Un carnicero de Santos Lugares, Ernesto Quinteros, de 47 años fue multado con $100.000 y 90 días de arresto por haber aumentado el precio de la carne, y trasladado al penal de Sierra Chica.

La CGT convocó, para el 15 de abril, a una concentración en la Plaza de Mayo en adhesión al presidente y en apoyo a las enérgicas medidas tomadas para el abaratamiento de la vida. Se dispuso para ello el cese de las actividades en la Capital Federal a partir de las 16 y en el Gran Buenos Aires a partir de las 15.

Adhierieron al acto todas las instituciones del Estado, desde las Fuerzas Armadas, el Congreso Nacional, los distintos ministerios, las unidades básicas, la Universidad Obrera, la Confederación Argentina del Deporte, el gobierno de la provincia de Buenos Aires, otorgando asueto al personal para que concurra a la Plaza de Mayo.

El acto de la CGT tuvo una proyección extraordinaria, una enorme y entusiasta masa popular colmó la histórica plaza, nos relata Clarín, al día siguiente, Nº 2704, Pero estallaron dos bombas en pleno discurso de Perón. Fue cuando explicaba la necesidad del control de precios. Después de las explosiones, Perón continuó diciendo: "Ustedes ven que cuando yo, desde aquí anuncié que se trataba de un plan preparado y en ejecución no me faltaban razones para anunciarlo.

Compañeros: podrán tirar muchas bombas y hacer circular muchos rumores, pero lo que nos interesa a nosotros es que no se salgan con la suya, y yo les aseguro que no se saldrán con la suya. Hemos de ir individualizando a cada uno de los culpables de estos actos y les hemos de ir aplicando las sanciones que correspondan.

Compañeros: Creo, que, según se puede ir observando, vamos a tener que volver a la época de andar con el almbre de fardo en el bolsillo.

(La multitud aclama: Perón, Perón, Perón! Leña, Leña!)

Eso de la leña que ustedes me aconsejan ¿por qué no empiezan ustedes a darla?

Compañeros: estamos en un momento en que todos debemos preocuparnos seriamente porque la canalla no descansa, porque están apoyados desde el exterior. Decía que es menester velar en cada puesto con el fusil al brazo. (...)

No vamos a tener un enemigo enfrente. Colocan la bomba y se van. Aumentan los precios y se hacen los angelitos. Organizan la falta de carne y dicen que ellos no tienen la culpa.(...)

Todo esto nos está demostrando que se trata de una guerra psicológica organizada y dirigida desde el exterior, con agentes en lo interno."

A pesar de palabras pacificadoras al final del discurso, la respuesta no se hizo esperar. La indignación popular ante el repudiable atentado se manifestó en la desconcentración, cuando pasadas las 19hs fue agredida e incendiada la Casa del Pueblo, se arrojaron piedras a la confitería "El Cabildo" de Corrientes y Esmeralda, que había abierto sus puertas antes de la hora fijada para el levantamiento del paro. También la Casa Radical, en Tucumán 1660, sufrió el ataque, e incendio y poco después el máximo reducto de la oligarquía, el Jockey Club.

Las bombas habían sido detonadas en la estación de Plaza de Mayo del subte A y la otra en el restaurante Conte de Hipólito Yrigoyen y Defensa. Hubo cinco muertos: Santa Festeggiata de D'Amico, Mario Pérez, Salvador Manes, Osvaldo Mouche de UTA, y León David Roumieux, secretario de prensa del Sindicato de la Madera. Heridos 93 y lisiados permanentes 19.

Tres fueron los jóvenes autores de este aciago atentado, para algunos el primer atentado terrorista subversivo en Argentina. El "Jefe": el dirigente radical Arturo Mathov, luego convencional en la Asamblea de la reforma Constitucional de 1957, y diputado nacional por la U.C.R. del Pueblo durante la presidencia de Frondizi, además otro dato interesante, padre de Enrique Mathov, secretario de seguridad del Presidente Fernando de la Rúa, responsable de la represión y muertes del 20 de diciembre de 2001. El "Ingeniero", que preparó las bombas de 30 y 100 cartuchos de gelinita, también dirigente radical, Roque Carranza, que fuera Ministro de Obras Públicas de Alfonsín, hasta 1985 en que pasó a ser Ministro de Defensa, por poco tiempo puesto que falleció el 8 de febrero de 1986. Y el "Ayudante" Carlos Alberto González Dogliatti, demoprogresista, que no tuvo ninguna relevancia ulterior. (2)

El 11 de mayo de 1953 se logró detener al Ingeniero, gracias a las investigaciones llevadas a cabo por la policía Federal. La pista la dio la caída de un avión en Uruguay, que trasladaba a los otros dos autores, Mathov, y Dogliatti. El Jefe utilizó la cédula de identidad de Carranza, dato que permitió localizarlo en un departamento de la calle Juncal al 2100, quedando preso en la cárcel de la calle Las Heras, hasta que en 1955 la Revolución Libertadora lo liberó.

Una paradoja de nuestra historia es que una estación de subterráneos, la Ministro Carranza, lleve el nombre de uno de los autores del atentado del 15 de abril de 1953 contra la estación Plaza de Mayo de la línea A de subtes. Ocurrida la muerte del mismo en1986 el gobierno radical resolvió ponerle su nombre en lugar de General Savio como originariamente se había pensado. En vez de Carranza correspondería en realidad el nombre de los que murieron en el atentado, como el inocente mártir de la Madera, David León Roumieux, o el del mismo Savio.

El periódico CGT Nº861 de 22 de mayo de 1953, informa que el Jockey Club fue intervenido y nacionalizados los hipódromos en todo el país. Dice al respecto: "Con la disolución del Jockey Club de Buenos Aires cae el más poderoso baluarte de la antipatria y se cierra el ciclo de una organización regresiva que por muchos años, gozó de toda suerte de privilegios... Muchas veces se habrá detenido el pueblo frente a las puertas de la mansión inhóspita, donde holgaban los vástagos de una clase parasitaria y siempre había seguido su camino encogiéndose de hombros despectivamente....Sólo cuando la sangre de los mártires inocentes corrió sobre la Plaza de Mayo y los trabajadores intuyeron que en el reducto de los "caballeros del turf" se había fomentado el asesinato, el pueblo echó abajo las puertas y prendió fuego el solar inexpugnable. Sobre esa ruina física ha caído ahora la sanción moral de un gobierno que hace justicia a su pueblo y que interpreta sus aspiraciones."

Lamentablemente por estos hechos la sociedad argentina quedó dividida por profundos odios, que llevaron a aciagos días de violencia y muerte. Son odios que parecen a veces dormidos pero que pueden volver a despertar.

En CGT Nº 873, del 14 de agosto de 1953, en la página 10, se informa que los delegados madereros eligieron precandidatos a miembros directivos en Asamblea General en el local de Díaz Velez 3565. Humberto Gruppi declinó integrar una lista de precandidatos en homenaje a la juventud de la Nueva Argentina: "que sea ella la que vaya ocupando los cargos de responsabilidad... que sea ella, la que aprendió el peronismo en las aulas, la que pase a los puestos de avanzada portando el estandarte del movimiento hasta el triunfo final ." Hecho, nada común en nuestra época, que mereció el aplauso de los presentes.

En CGT Nº 877 del 11 de septiembre de 1953, en la página 5, se comunica el resultado de las elecciones del gremio de la Madera, en Capital Federal, Avellaneda y Lomas de Zamora, localidades que forman parte de la Unión. Fue elegido secretario general Antonio Dopacio.

En CGT Nº 911, del 8 de mayo de 1954, aparece un artículo bajo el título "Interesantes declaraciones nos formula el compañero Dopacio, Secretario General de la Unión Obreros de la Industria de la Madera", en el marco de las entrevistas que dicho periódico realiza a los secretarios generales de entidades gremiales.

En el mismo nos informa que su organización agrupa en su seno cerca de 50.000 obreros en todo el país. Se muestra como un ferviente peronista. Y recuerda a Graciano Fernández como uno de los dirigentes más capacitados que tuvieron los madereros. También a León David Roumieux que , dice, "cumplió con la consigna de "la vida por Perón", caído en el criminal atentado contra el pueblo el 15 de abril de 1953, siendo uno de los dirigentes de la primera hora en las filas peronistas."

Observamos entonces que en los años 50 el gremio maderero tuvo dirigentes destacados , fervientes peronistas, que ocuparon cargos en el Consejo Ejecutivo de la CGT, tuvieron una presencia significativa en las audiciones radiales, como Graciano Fernández, Humberto Gruppi y Antonio Dopacio. Y además un mártir, que dio la vida por Perón, como David León Roumieux.

Notas:

(1) Memoria y Balance de la Unión Obreros de la Industria Maderera, noviembre 1949-mayo 1951, pág. 17

(2) en IMEPU, Instituto por la Memoria del Pueblo, Daniel Brión, y en Ciriaco Cuitiño (internet)