Bufete de Informaciones Especiales y Noticias

De "soluciones habitacionales" a la olla común

La vivienda en España se ha convertido en un auténtico problema, aunque larvado, no por eso menos problema. La alarmante subida de alquileres y pisos hace inaccesible para la mayoría de los ciudadanos, gozar del "privilegio" de alquilar o comprar una vivienda digna. Eso sí, cada día se construye más y más. Hasta el punto que la nueva Ley del Suelo permite hacerlo donde jamás se pudo pensar. Ningún Gobierno ni partido político ha solucionado el problema. Ahora, al llegar el PSOE al poder, prometieron una y mil cosas. La realidad ha venido a mostrar, una vez más, que prometer es una cosa y cumplir otra.
Por Eugenio Pordomingo (*)

Rebanadas de Realidad - Espacios Europeos, España, 29/04/05.- No quisiera yo que lo aquí expuesto se viera como un ataque a la ministra de la vivienda María Antonia Trujillo. Al menos esa no es mi intención, ni mucho menos.

Con toda seguridad la Historia (con mayúscula) no recordará a la ministra, excepto si lograse -harto improbable- acabar de una vez por todas con la imparable subida del precio de compra y de alquiler de los "pisos", o acertase con la fórmula de dar "cobijo" a tantos jóvenes, que sueñan con emanciparse y formar su propio hogar.

La ministra nos sorprendió, qué duda cabe, primero con eso de bajar el precio de las viviendas; después con una empresa estatal de alquileres... Y ahora con sus "soluciones habitacionales", que no son ni más ni menos que un remedo de lo que en su momento alentó Salvador Allende en Chile o los distintos gobiernos de Venezuela. Lo cierto es que, en ambos casos, con escaso éxito.

Lo de la ministra ha sido llamativo y correrá todavía mucha tinta. Seguro que a ella no le va a molestar. Va en el sueldo.

Al Partido Popular, esto le va a venir bien, pues nutrirá el argumentario base que esgrime contra el Gobierno socialista. Y a Zapatero, aún mucho mejor, porque así los ciudadanos se irán olvidando de otros asuntos más graves. Por eso, a la ministra Trujillo se la va a utilizar como excusa y pretexto. De la promesa de construir 180.000 viviendas, por ejemplo, ya casi nadie se acuerda. ¿Qué más da? Con lo que está cayendo...

Según el Gobierno, la economía ha mejorado sustancialmente desde que el PSOE está en el poder. El presidente del Gobierno -en paralelismo con la doctrina Aznar- no se ha recatado en afirmar eso de que "España va mucho mejor..".

No está de más apuntar algunos datos: nuestra balanza comercial exterior va en picado; la inversión extranjera neta en España ha sufrido un serio retroceso; el Índice de Precios al Consumo (IPC) aumentó ocho décimas en el mes de marzo, situando la inflación anual en un 3,4 por ciento. La cifra de mujeres asesinadas sigue imparable, a pesar de tantos medios económicos como se destina a atajar esta lacra, creyendo que ahí está la solución. De la "racionalización" salarial y de los "contratos basura", mejor ni hablar... Por cierto, si al PSOE se le llenaba la boca criticando a Aznar por su política laboral, ahora tiene la oportunidad de modificarla. Seguro que el señor Carod-Rovira no le pondrá pega alguna.

Las cifras macroeconómicas van bien, de acuerdo con el discurso que se nos vende, pero España es uno de los cinco países de la Unión Europea con la tasa de pobreza más alta, alcanzando la llamada "pobreza persistente" el 11%. Respecto a la protección social, nuestro país ocupa el último lugar. Curiosamente, los países más pobres son los que peor distribuyen la riqueza.

Son datos de la UE, de la oficina Eurostat.

De las "soluciones habitacionales" a la olla común sólo hay un paso.

Del "empadronamiento por omisión", de los pacifistas que venden armas de guerra y de posibles indultos a ciertos personajes condenados en firme por apropiarse de "fondos reservados" que el Estado les confió, hablaremos otro día...

(*)Sociólogo. Colabora con los medios de información más importantes de España. Autor de "Fraga, a la búsqueda del poder". En la actualidad está preparando otro trabajo sobre el paso de José María Aznar por la Presidencia española. Además es Director de Espacios Europeos y colaborador de Rebanadas de Realidad.
Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones