Bufete de Informaciones Especiales y Noticias

Las multinacionales del petróleo, grupos financieros, Banca y Gobiernos protegen y apoyan al Presidente de la República de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang Nguema

Por Eugenio Pordomingo (*)

Rebanadas de Realidad - Espacios Europeos, España, 05/10/05.- En el mes de junio el diario británico The Guardian publicaba un informe acerca de la relación entre el régimen imperante en Guinea Ecuatorial y las multinacionales que explotan el gas y el petróleo en ese país.

El reportaje, demoledor para esas compañías petroleras británicas y estadounidenses, comentaba que estas multinacionales del petróleo y del gas, se estaban aprovechando de la situación de corrupción total, inseguridad jurídica e impunidad, que existe en la República de Guinea Ecuatorial.

La falta de transparencia, el nivel de corrupción y la carencia total de democracia, permiten a estas compañías aprovecharse para obtener extraordinarias ventajas en los derechos de explotación del petróleo y del gas, sin ningún tipo de control.

Según los datos aportados por el periódico británico, Guinea Ecuatorial ha obtenido entre un 15 y un 30 por ciento del total de las ventas de petróleo y gas, cuando, al parecer, lo normal en esta zona de África es del 45 por ciento como mínimo.

El diario aportaba los siguientes datos: "Malabo sólo retiene para sí un 25 por ciento de participación en los extraordinarios beneficios que genera una planta productora de gas natural licuado". Es más, tampoco hay datos exactos de los niveles de producción.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que el gas licuado comienza a ser considerado como el combustible del futuro. Y el Golfo de Guinea y la zona Continental, territorio de la República de Guinea Ecuatorial, tienen grandes bolsas.

Una de las empresas más importantes afincadas en Guinea Ecuatorial es Maratón OIl, con sede social en Houston (Estados Unidos). En la actualidad, una parte muy importante del gas licuado que entra en esta compañía procede de Guinea Ecuatorial. En concreto, del puesto Alba, uno de los yacimientos más importantes de la zona.

Según los datos que aportó ese diario, Maratón "ofreció al presidente de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang Nguema, una gratificación de dos millones de dólares". De acuerdo con este informe, y una vez conseguida la licencia de explotación, "muchos de los derechos de explotación de petróleo de Marathon nunca llegaron a Guinea Ecuatorial, sino que quedaron en una cuenta en Washington".

La confirmación de lo aportado en este reportaje periodístico fue hecha publica el año 2004, a través del informe que elaboró el Senado de EE.UU., en el que se desvelaban, entre otras muchas cosas, el desvío de fondos del Estado de Guinea Ecuatorial, procedentes del petróleo y del gas. Este desvío de fondos se hacía a distintas cuentas bancarias privadas a nombre de Teodoro Obiang Nguema y de su familia.

Uno de los bancos donde se aperturaron esas cuentas fue el Bank Riggs, de Washington. No quedan exentos de esa "colaboración"algunos bancos europeos. En concreto, el banco español BSCH (Banco Santander Central Hispano). De hecho, en España, en la Fiscalía Anticorrupción se han puesto varias denuncias en relación con este asunto.

Según los datos aportados por el Informe del Subcomité Permanente sobre Investigaciones del Comité de Asuntos Extranjeros del Senado de los Estados Unidos de América, "se desprende entre otras cosas que durante tres años y medio, entre junio del 2000 a diciembre del 2003, se hicieron más de 16 transferencias electrónicas desde la cuenta llamada de petróleo del Riggs Bank a nombre del gobierno de Guinea Ecuatorial, hacia una cuenta de una supuesta sociedad llamada Kalunga Company S.A. en el Banco Santander de Madrid, que totalizaba en dólares americanos veintiséis millones cuatrocientos ochenta y tres mil novecientos ochenta y dos, 26.483.982,57". Estos datos aparecen en las páginas 53 y 54 del mencionado informe.

De acuerdo con la información del The Guardian, "el presidente Obiang, su mujer y su hijo, Teodorín Nguema Obiang, posible sucesor del mandatario, han adquirido aviones, mansiones y otros lujos financiados con millones de dólares en efectivo transferidos en maletas a Washington". Ante estas denuncias, ¿qué hace España? Pues, más o menos -con algunos matices de talante- lo de siempre. No molestar a Obiang, no sea que se enfade y tire de la manta... Al menos esa es la sensación que va anidando, poco a poco, entre las mentes de españoles y ecuatoguineanos.

A pesar de todo, España también sigue apoyando a Teodoro Obiang

El Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, ha seguido en este asunto los mismos pasos de sus antecesores en el cargo. Yo diría, incluso, que los ha superado. No "presionar" a Obiang y seguir con las "donaciones" de todo tipo y color, parece ser la filosofía a aplicar.

Y con esa política bajo el brazo, no nos extraña nada lo que está pasando. Recordemos, por ejemplo, visita a Malabo del ministro de Asuntos Exteriores Miguel Ángel Moratinos, con el regalo de 27 millones de euros al tercer país productor de petróleo de África, además de todo tipo de apoyos internacionales, sin excluir el cariñoso apretón de manos entre Obiang y Zapatero en el funeral de Juan Pablo, así como otro encuentro en el mes de septiembre en Nueva York en el transcurso de la fracasada Cumbre de la ONU.

Eso, sin olvidar las genuflexas disculpas de Moratinos y Bernardino de León (Secretario de Estado) al régimen de Malabo por el pequeño incidente en su embajada en Madrid.

El dinero que, por diversos procedimientos, España envía a Guinea Ecuatorial, es mucho. Lo viene haciendo desde 1977, y sin control. Lo hace, ahora, a través de la AECI (Agencia Española de Cooperación Internacional), con proyectos de todo tipo, seminarios de formación a cargo de distintos ministerios, instituciones y programas, además de los "fondos reservados" de siempre, subvenciones a alguna que otra ONG. Y, además, está el personal -funcionarios y contratados-, consultores externos, etc.

Pues bien, ahora hemos sabido que la UMH (Universidad Miguel Hernández) ha recibido de la AECI, 105.000 euros para formar a sanitarios en Guinea. Ese dinero va destinado a cursos de formación, así como a un "seminario avanzado", en el marco del Programa Vita...

Eso, sin contar lo que recibe de España, de forma habitual la FERE (Federación Española de Religiosos de la Enseñanza)... Estaríamos de acuerdo, con esa cooperación, con esas ayudas, si Guinea fuese un país pobre, pero resulta que es el tercer productor de petróleo de África. En Guinea Ecuatorial están operando las compañías petroleras más importantes del mundo: Marathon Oil, Amerada Hess, Exxon Mobil, Chevron Texaco, Vanco Energy, Ocean Energy, Energy Africa y Petronas. Todas son norteamericanas, excepto Energy Africa, con sede en Johannesburgo y Petronas -la última en llegar- de nacionalidad malaya.

Lo que tiene que hacer el Gobierno español y la Unión Europea es presionar a Teodoro Obiang Nguema para que los fondos procedentes del petróleo y del gas, reviertan en el pueblo guineano. Lo que debería hacer España y la Unión Europea es no dar cobertura diplomática a Obiang. Lo que podría hacer España y la Unión Europea es indagar si el dinero procedente del petróleo y del gas de Guinea Ecuatorial, llega a algunos bancos españoles, procedente de cuentas bancarias residentes en paraísos fiscales...

Y nos seguimos preguntando, ¿cómo se puede dar dinero a un país cuyo PIB aumenta a un ritmo vertiginoso?. Otro asunto es, que ha descendido 12 puestos -según el PNUD (Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo)- en el Índice de Desarrollo Humano (IDH), pasando del puesto 109 al 121. Y cuyos "ciudadanos han perdido 6 años de esperanza de vida desde el año 2001" .

Obiang Nguema está donde está porque a determinados poderes fácticos les interesa. Si no existiese Obiang Nguema lo crearían...

(*)Sociólogo. Colabora con los medios de información más importantes de España. Autor de "Fraga, a la búsqueda del poder". En la actualidad está preparando otro trabajo sobre el paso de José María Aznar por la Presidencia española. Además es Director de Espacios Europeos y colaborador de Rebanadas de Realidad.
Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones