Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
FEDERACION INTERNACIONAL DE TRABAJADORES DE LAS INDUSTRIAS METALURGICAS

Un contratista de Alcoa demanda a trabajadores australianos por su actividad sindical

Total Corrosion Controls ha demandado a 40 de sus empleados por un total de 28,600 AUD (21,800 USD) cada uno y al AMWU por 220,000 AUD (168,000 USD) por celebrar una reunión sindical que duró 15 minutos.

Rebanadas de Realidad - FITIM, Australia, 22/08/06.- Los empleadores, deseosos de sacar provecho de las nuevas leyes antisindicales promulgadas por el Gobierno Howard, amenazan ahora a los trabajadores con presentar demandas individuales contra los empleados y sus sindicatos si proceden a acciones laborales.

En tanto que para las compañías esto representa una ventaja para aumentar los beneficios, es un verdadero problema para la subsistencia, los hogares y el bienestar de la familia de los trabajadores.

Garry Graham, con una familia de cuatro personas, es uno de los 40 empleados de Total Corrosion Controls (TCC) que habrán de comparecer ante el tribunal para defenderse contra la demanda que totaliza 28.000 AUD (21,800 USD). Está preocupado por las consecuencias de esa decisión del tribunal sobre el futuro de su familia.

“Esto es muy duro para nosotros, pues viene a sumarse al aumento de los costos del combustible y de los tipos de interés, por lo que tratar de hallar tanto dinero sería un verdadero apuro”, dijo Garry a los reporteros.

TCC, radicada en Australia Occidental, es uno de los contratistas de Alcoa para montar andamios. Su pleito contra los empleados y contra el Australian Manufacturing Workers’ Union (AMWU) es el primer caso de una compañía que utiliza las disposiciones penales de la Workplace Relations and Buildings Industry Improvements Act.

La compañía sostiene que la reunión supuso extraordinarias, por lo que constituye una acción laboral ilegal. La demanda de la compañía contra los trabajadores y el sindicato asciende a decenas de miles de dólares. El Secretario del AMWU en AO, Jock Ferguson, dice que los trabajadores no han hecho nada mal.

“Es un ataque absolutamente agresivo contra la legitimidad del movimiento sindical, y lo combatiremos vigorosamente”, dijo Ferguson.

Gentileza de la Oficina Regional de la FITIM para América Latina y el Caribe
Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones