Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
FEDERACION INTERNACIONAL DE TRABAJADORES DE LAS INDUSTRIAS METALURGICAS (FITIM)

Conflicto Social en la Minería

Por Jorge Campos Miranda (*)

Rebanadas de Realidad - FITIM, MUNDO METAL (**), 25/01/07.- Durante los últimos años, se agudizaron los conflictos sociales entre la minería y las poblaciones afectadas por las externalidades de estos procesos productivos. Se ha convertido en un conflicto global que afecta en especial a los países cuyas economías se basan en la extracción minera.

¿Dónde está el origen de estos conflictos? Se podría enumerar que, durante las últimas décadas, la minería entró en un proceso de expansión bastante acelerado. Cuando ocurren estas expansiones se pone en juego el control de los recursos. Asimismo en los últimos años, la extracción de productos primarios ha crecido debido a los elevados precios de los mismos en el mercado internacional.

Estas tendencias, provocan la utilización de gigantescas áreas de terrenos, en la cuales desde tiempos inmemoriales residen muchas comunidades y con ecosistemas muy frágiles y una biodiversidad impresionante. En este contexto los conflictos con las comunidades se agudizan aún más. Esto sumado a la escasa visión de los gobiernos en el manejo de las políticas económicas sectoriales, son también causas de los conflictos.

¿Qué argumentan los actores de estos conflictos?, por un lado los trabajadores reclaman el derecho al trabajo en una región en donde escasea el empleo. Por otro, a las comunidades, la minería les afecta en sus derechos económicos, sociales y culturales; controlan muchos recursos que son esenciales para su desarrollo, como por ejemplo el agua; las leyes existentes son contrarias a sus intereses, y no ven los beneficios de la minería, y en su mayoría las mineras actúan en zonas de extrema pobreza, y desde hace muchas décadas permanecen en ese mismo estado, agudizándose en otros lugares.

El Índice de Desarrollo Humano (IDH) no avanzó en absoluto en estas zonas (El IDH mide: Ingreso promedio mensual per cápita; la esperanza de vida al nacer; años promedios de estudios; y tasa de alfabetización de adultos). Y en las zonas de explotación minera, el IDH generalmente se mantiene bajo el índice promedio del país. En otras palabras, la minería aporta grandes ingresos y beneficios a los propietarios y al fisco, sin embargo no aporta nada a las poblaciones aledañas.

Al mismo tiempo, los Gobiernos promueven una legislación proteccionista a las "inversiones", así como marcos legales, pero que son limitadas y no resuelven los conflictos mineros, recurren a la fuerza pública para reprimirlos dada la incapacidad de resolverlo. Y los empresarios reclaman el derecho a la propiedad o concesión. Afirman que son "Responsables Socialmente" mediante la elaboración de sus Códigos de Conducta; balances sociales; creación de fundaciones, etc. PERO, estos instrumentos son: Unilaterales, no tienen mecanismos de sanciones ni de un monitoreo externo de su cumplimiento; existe una gran brecha entre lo que dice el papel y lo que se hace; es un simple ejercicio de Relaciones Públicas para su beneficio comercial; los afectados nunca tienen tribuna para demandar los efectos negativos que ellos sufren, entre otras falencias.

¿Qué se plantea para abordar estos conflictos?

  • Que los actores instalen "Mesas de Diálogo", de la cual se evacue un nuevo marco legal que de respuesta a los puntos que se plantean en los conflictos.
  • Desarrollar mecanismos de regulación pública, en materia ambiental; que incentive una participación ciudadana informada, para democratizar las acciones; que garantice el flujo de recursos provenientes de las explotaciones mineras, desde el inicio del proyecto minero; que promueva la transparencia en las acciones; que respete la variedad cultural; que revise los estándares laborales; que se respete la biodiversidad; etc.
  • Modificar políticas de corto plazo por una visión integral y de largo plazo para promover una minería que contribuya con el desarrollo sostenible.
  • Regular la expansión de la minería mediante mecanismos institucionales participativos y democráticos que compatibilicen un plan nacional de uso de los recursos mineros con los planes de desarrollo local sostenibles.
(**) Boletín Latinoamericano de la Federación Internacional de Trabajadores Metalúrgicos.
(*) Representante Regional de la FITIM para América Latina y el Caribe / Web
Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones