Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
FEDERACION INTERNACIONAL DE TRABAJADORES DE LAS INDUSTRIAS METALURGICAS (FITIM)
Turquía: Otro Primero de Mayo sangriento
Treinta años después de las matanzas del Primero de Mayo de 1977, la policía turca desata la violencia. Sin dejarse intimidar, Birlesik-is Metal continúa luchando contra leyes antidemocráticas que violan derechos fundamentales, con el apoyo de una campaña de solidaridad internacional.

Rebanadas de Realidad - FITIM, Turquía, 03/05/07.- Las violaciones de los derechos democráticos fundamentales en Turquía alcanzaron niveles inaceptables el Primero de Mayo. Líderes y activistas sindicales que conmemoraban el aniversario de las matanzas del Primero de Mayo de 1977 en Taksim Square se encontraron ante la brutal violencia de la policía y las fuerzas de seguridad.

La FITIM sigue con creciente preocupación la situación de las violaciones de los derechos de los trabajadores y de los sindicatos en Turquía.

Hace treinta años, 34 personas resultaron muertas tiroteadas o pisoteadas, y centenares heridas, al disparar un pistolero no identificado contra los manifestantes en Taksim Square, en el centro de Estambul. La policía dirigió tanques contra la muchedumbre en todos los puntos de salida, atrapando literalmente a los manifestantes.

En recuerdo de aquel brutal día, los manifestantes del Primero de Mayo, que llevaban coronas y flores en Taksim Square el martes se encontraron con gases lacrimógenos, cañones de agua y porrazos de la policía y de las fuerzas de seguridad que ocupaban la plaza de la ciudad. Según las informaciones, unos 5.000 policías antidisturbios, reforzados por personal armado transportado, hacían guardia en la plaza, en la que también había francotiradores apostados en tejados.

Un activista sindical de Birlesik Metal-IS, afiliado a la Federación Internacional de Trabajadores de las Industrias Metalúrgicas, hizo una reseña de la violencia del Primero de Mayo.

“Hacia las nueve de la mañana nos encontrábamos en Besiktas, que estaba llena, bajo un intenso humo provocado por varias bombas de gas mostaza y rodeados por miles de robocops. No se permitía a la gente acudir a Taksim ni a ninguna calle que pudiera conducirle cerca de Taksim Square. Cuando llegamos a Kabatas hubimos de afrontar un enorme lanzamiento de bombas de gas y un brutalísimo ataque de la policía contra manifestantes pacíficos, entre ellos nosotros que pertenecíamos mayoritariamente a sindicatos de DISK.

“Al igual que muchos otros, yo y mis amigos resultamos también heridos por el gas mostaza y decidimos huir de esa zona a través de calles estrechas conducentes a Taksim. También allí había miles de policías, donde únicamente se permitió a un pequeño grupo de sindicalistas (unos 1.000) acceder a la plaza. Más de 600 personas fueron detenidas y llevadas a diferentes comisarías de policía de la ciudad. En las primeras horas no se les permitió telefonear a nadie, por lo que no se sabía quienes estaban detenidos ni en qué comisaría,” dijo el activista.

La violencia en las calles de Turquía se produce en momentos de tensa violabilidad política respecto al próximo presidente del país.

Se está llevando a cabo una campaña de solidaridad internacional con el apoyo de afiliados a la FITIM de todos los continentes. Los trabajadores metalúrgicos turcos luchan bajo la dirección de nuestro afiliado Birlesik-is Metal contra leyes antidemocráticas turcas que violan derechos fundamentales reconocidos internacionalmente.

Las leyes vigentes limitan severamente los derechos de sindicación y de negociación colectiva de los trabajadores y conceden una situación de casi monopolio a organizaciones antidemocráticas que pretenden representar los intereses de los trabajadores.

"En tanto que ETN de Europa y de Asia se benefician de esta violación de derechos fundamentales, nuestras compañeras y nuestros compañeros en Turquía siguen luchando por cambios en la legislación para ponerla en conformidad con las normas internacionales mínimas”, dijo el secretario general de la FITIM, Marcello Malentacchi.

La FITIM, junto con la FEM e IG Metall, se unieron a líderes de Birlesik-is y DISK hace unos días, para celebrar conversaciones con el ministro de Trabajo turco, el viceprimer ministro y líderes de la oposición. Los sindicatos denunciaron la represión de los trabajadores y pidieron que se introduzcan cambios en la las leyes turcas, para ponerlas en conformidad con los Convenios fundamentales de la OIT que Turquía ha ratificado.

Gentileza de la Oficina Regional de la FITIM para América Latina y el Caribe
Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones