Bufete de Informaciones Especiales y Noticias

Conferencia de la FITCM: construyendo sindicatos fuertes en la construcción, la madera y los bosques de América Latina y el Caribe

Rebanadas de Realidad - Nueva Época, Buenos Aires, 06/12/05.- Este evento fue realizado en Buenos Aires, el 4 de diciembre, en el marco del Congreso de la FITCM, para llegar el 9 de diciembre al Congreso constitutivo de la ICM -Internacional de la Construcción y la Madera-, nueva federación mundial constituida entre la anterior de línea CIOSL y la afiliada a la CMT.

En representación de esta última participaron por la FLATIC, Carlos Gaitán, Secretario General; Domingo Moreyra y Hugo de Franchi, Secretario General y Adjunto de la FOCRA, de Argentina; Pedro Machado, Secretario General de SINTRAICMA de Paraguay; Freddy Rosario y Esperidón Villa, Secretario General y Director de FETRACOM de República Dominicana; Miguel Marín Calderón, Secretario General del SUNTRACS, de Costa Rica; Carlos Javier Mejía, Presidente del SINTRAASPE, de Honduras; Ercilio Borriero, Presidente de FETIVICO de Sao Paulo, Brasil; Luis Salazar Estay, Presidente del Sindicato de Cerámica Cordillera de Chile; Margarita Llambías y Marcelo Luvecce, Asesores y Hilda Latance, Invitada.

Después de la apertura, en la que hicieron uso de la palabra el presidente de la FITCM, Roel de Vries; el representante de la Fundación Friedrich Ebert de Argentina, Alfred Stoll, Antonio Valiño, Asesor del Ministro de Trabajo de la República Argentina y Gerardo Martínez, Secretario General de la UOCRA y vicepresidente de la FITCM, se pasó al primer panel, que se desarrolló como sigue.

Introducción a cargo de Álvaro Padrón (F. Ebert)

El moderador presentó un panorama general sobre el sindicalismo latinoamericano, con la intención de ofrecer "algunas provocaciones en clave de desafíos".

Consignó como las principales características, el constituir un sindicalismo de larga tradición - más de 110 años -; con influencias europeas; con un alto grado de politización, implicando esto una mirada global no corporativa; concentrado fundamentalmente en los sectores industriales, en el Estado y en las regiones urbanas. Se trata de un sindicalismo, añadió, que ha sabido adquirir gran importancia en ciertas coyunturas; que se vio atrapado por la polarización de la guerra fría (a la que los compañeros de Centroamérica se refieren como "la guerra caliente", por su experiencia específica); que tiene una fuerte orientación hacia el Estado como referentes central; un sindicalismo con predominio masculino en sus filas y, finalmente, con una fuerte capacidad de lucha y de resistencia, como se ha manifestado durante los gobiernos dictatoriales que asolaron la región en forma tan recurrente durante todo el siglo XX.

Se refirió el ponente posteriormente a lo que denominó el "estado de ánimo" existente en la actualidad, haciendo referencia, en primer lugar, a las tendencias negativas, que enumeró como caracterizando al sindicalismo de la región en este momento:

  • Reducción del marco y del espacio de actuación
  • Pérdida de importancia estructural, aunque esto se da de forma diversa según los países
  • Dificultad de encontrar conceptos frente a las relaciones informales expansivas
  • Divisionismo, atomización, estructuras organizativas deficitarias y debilidad económica (hay países en donde existen más de veinte centrales sindicales)
  • Conceptos obsoletos y déficit de democracia
  • Poca atracción para jóvenes y mujeres

En cuanto a las tendencias positivas, enumeró las siguientes:

  • Capacidad de resistencia en un ambiente hostil, como el que promueve el neoliberalismo desde hace dos décadas
  • Ampliación de los márgenes en función de los cambios políticos hacia gobiernos progresistas
  • Aparición de nuevas organizaciones con conceptos innovadores
  • Políticas de alianzas de nuevo estilo
  • Nuevas estructuras subregionales (mercosur, can, Centroamérica y Caribe, ccscs)
  • Mayor conciencia del impacto de la globalización sobre la política nacional sindical, al tiempo que mayor cantidad de gente dedicada al trabajo sindical internacional
  • Creación de redes sindicales internacionales
  • Agenda de reforma y conceptos nuevos en orit/ciosl
  • Discusiones internas en el marco de la formación de una nueva central.

Desafíos

  • Autonomía
  • Unidad internacional - nuevas estructuras
  • Autoconstrucción (asumir el cambio y la renovación, con más unidad)
  • Articulación sectorial internacional (transnacionales: 30 % del comercio internacional).
  • Responder a esta nueva forma de articulación del capital, que son las empresas transnacionales

Exposición de Víctor Báez

Desplegó primero un mapa del mundo, en donde quedaron evidentes los diferentes procesos de integración existentes en América en la actualidad. Y luego planteó que era importante observar bien los fenómenos actuales pues, como dijo citando a un amigo:

Hay que tener en cuenta que el ALCA, no se trata tanto del vino que Chile, por ejemplo, pueda venderle a Canadá, sino de lo que Canadá quiere hacer con los bosques chilenos

Nosotros preferimos hablar de tratados de inversión y de tratados de comercio, no de "libre comercio", pues la inversión debe ser regulada. Antes que "libre comercio", lo que necesitamos es comercio justo. Pugnamos por incluir cláusulas sociales en los tratados, pero eso no es suficiente. En realidad, el respeto de los derechos de los trabajadores y las trabajadoras depende más del modelo de desarrollo que nos damos en cada país, en las regiones y en el mundo.

En el XVI Congreso de la ORIT, de 2005, adoptamos una resolución sobre la "Integración económica y social de las Américas", en la cual advertimos sobre el riesgo de que pretendan enviar a los sindicatos al "cuarto de al lado", y consecuentemente limitar su participación a los temas conocidos como "sociales", cuando en realidad es fundamental que podamos incidir en el modelo de desarrollo.

Hay que tener en cuenta que en las Américas vamos a soportar la segunda ola de apertura, lo que compromete nuestros derechos y proyectos de desarrollo. El Grupo de los 20, por caso, es importante pero insuficiente, ya que sólo se ocupa del tema de los subsidios.

Es necesario responder con un proyecto de desarrollo, concertado y debatido, desde Canadá hasta la Argentina. Con sintonía estratégica entre todos los países, con sintonía reivindicativa, en la política de desarrollo... basándonos en la absoluta certeza de que otra América es posible.

De ahí que hayamos elaborado la Plataforma Laboral de las Américas, la ORIT junto con las Coordinadoras de las Centrales Sindicales de las diversas regiones. En la intención que no existan movimientos segmentados sino que haya un verdadero Movimiento Sindical de las Américas, que contribuya a fortalecer al movimiento sindical mundial. Pero también con el concurso de las organizaciones independientes, con un criterio inclusivo, abarcante, sin detenernos en si va a ser interamericana o latinoamericana. Lo fundamental: fortalecer al movimiento sindical general.

Tenemos la Plataforma Laboral de las Américas, tal vez nos falte elaborar una Plataforma de Desarrollo de las Américas. Que ponga el énfasis en cómo lograr el desarrollo de aquellos países y sectores más atrasados, más postergados y más explotados de América.

En cuanto al rol del Estado: si este Estado está al servicio del gran capital y sobre todo del capital especulativo, podemos concluir que el Estado está al servicio de los sectores dominantes. Es por eso que desde una sociedad de mercado, debemos pelear por una sociedad de trabajo.

El tema del empleo es muy serio, como para dejarlo en manos del mercado.

Y, pese a lo que digan, creemos que el pleno empleo es posible.

Una sociedad con igualdad y equidad de género, necesita políticas públicas. Si queremos eliminar el trabajo infantil, hacen falta políticas públicas.

Son las grandes compañías, especialmente las automotrices, las que se han beneficiado del MERCOSUR. Pero sabemos que los problemas del MERCOSUR se solucionan con más MERCOSUR.

Si nos centramos exclusivamente en luchar por los derechos de los trabajadores a secas, y descuidamos el modelo de desarrollo, no vamos a lograr esos derechos de los trabajadores.

Los problemas son innumerables. Por eso tal vez sea importante concentrarnos en algunos. Pensamos que deberíamos hacerlo en tres países primordialmente en esta coyuntura:

1. Colombia: un país en que los sindicalistas vienen siendo combatidos y físicamente aniquilados desde hace ya varios años, de manos de la derecha más abyecta que existe en nuestro continente.

2. Costa Rica: en donde los trabajadores del sector privado no tienen derecho a organizarse, y en donde los trabajadores del sector público se encuentran con que sus esfuerzos en ese sentido son tachados de inconstitucionales

3. México: en donde existen los llamados "contratos de protección", que niegan a los trabajadores y las trabajadoras la posibilidad siquiera de conocer cuáles son sus derechos.

Quisiera concluir esta intervención con estas palabras: recordemos que la lucha, da esperanza... y la esperanza, produce lucha.

Exposición de Carlos Pancho Gaitán

Derechos humanos y sindicales en América Latina y el Caribe: importancia de la dimensión social para el proceso de integración regional

Exposición de Marta Pujadas

Finalmente, la Lic. Marta Pujadas, luego de saludar a todos y todas los/las compañeros/as, realizó una exposición sintetizando los principales puntos de la Plataforma Laboral de las Américas, en cuya elaboración participaron las siguientes entidades:

  • ORIT
  • Consejo Consultivo Laboral andino
  • Consejo Laboral Caribeño
  • Coordinadora de Centrales Sindicales del Cono Sur
  • Coordinadora de Centrales Sindicales de América Central
  • Las centrales sindicales de Canadá, México y Estados Unidos

Con un subtítulo que se refiere a la consigna: Trabajo digno para el desarrollo sostenible en las Américas, la mencionada plataforma cuenta con dos postulados y cuatro pilares:

  • 1. abandonar las políticas neoliberales
  • 2. adoptar políticas de desarrollo sostenible que pongan en el centro al empleo de calidad con justicia social
    • a. reforma del sistema interamericano de decisiones
    • - en donde el proceso de toma de decisiones sea tripartito
    • - articulando con los diversos procesos de integración subregionales
    • - logrando que por lo menos un tercio de los responsables sean mujeres
  • b. una economía que impulse el desarrollo sostenible y ponga en el centro al trabajo digno
  • c. promoción y cumplimiento de los derechos sociolaborales, a saber:
    • - aumento del empleo formal
    • - fortalecimiento de las inspecciones del trabajo
    • - justicia laboral rápida e imparcial
    • - universalidad de la seguridad social
    • - promoción de la sindicación y de las negociaciones colectivas
    • - promoción de políticas públicas antidiscriminatorias
    • - libre circulación de los trabajadores y reconocimiento del principio
  • d. garantizar una sociedad sin excluidos.

Continuando con las actividades programadas, el lunes 5, se reunieron los Comités Regionales de la FITCM, a los que participaron como invitados los Delegados de la FMTCM.

Para el Jueves 8, en el Hotel Colón de la Ciudad de Buenos, está prevista la reunión del Congreso Extraordinario de la FMTCM, que procederá a disolver esta vieja y señera organización y el viernes 9, en el Centro de Convenciones "Parque Norte", se llevará a cabo, el Congreso Constitutivo de la nueva federación internacional unitaria que se denominará, Internacional de la Construcción y la Madera -ICM-.

Gentileza de Nueva Época, publicación de la Federación Latinoamericana de Trabajadores de las Industrias y la Construcción (FLATIC)
Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones