Bufete de Informaciones Especiales y Noticias
FEDERACIÓN NACIONAL DE TRABAJADORES MINEROS METALÚRGICOS Y SIDERÚRGICOS DEL PERÚ (FNTMMSP)
Afiliado a la CGTP

El asesinato de Saúl Cantoral, un 14 de febrero de 1989

Por Valentín Pacho (*)

Rebanadas de Realidad - FNTMMSP, Lima, 14/02/07.- A eso de las 3.30 de la madrugada, ya del 14 de Febrero de 1989, me despertó el ring del teléfono, era Víctor Cuadros: ex Secretario General de la Federación Nacional de Trabajadores Mineros, del Perú, muy preocupado, me comunicó que según informaciones radiales y TV, fueron encontrados en un parque de Canto grande, el cadáver de un hombre y una mujer, asesinados a balazos, pero que todavía no daban nombres, sólo características físicas y ropa que llevaban puesto. Me sugirió movilizarse de inmediato: "tales características parecen coincidir con la de Saúl Cantoral".

En mi condición de Secretario General de la CGTP en ese entonces, me comuniqué con los demás dirigentes de la central y de la Federación Nacional Minera, Metalúrgica y Siderúrgica del Perú (FNTMMSP) tratando de ubicar a su secretario General: Saúl Cantoral, a medida que pasaban las horas, no era ubicable, amanecía el día, la tensión aumentaba entre los dirigentes sindicales, por esos años los asesinatos de sindicalistas o dirigentes de organizaciones populares ya no era novedad, nadie estaba seguro de regresar vivos a sus casas. Luego las informaciones, daban cuenta: que los cadáveres encontrados ya fueron trasladados a la Morgue.

En bien amaneció el día optamos por dirigirnos a la morgue. Me acuerdo que con la diputada de IU: Cristala Constanides ingresamos a la sala tétrica, estaba lleno de cadáveres: unos sobre las mesas y otros en el suelo, yo miraba los que estaban en las mesas, no estaba Saúl, cuando Cristala ubicó el cuerpo vacante de Saúl en el suelo, su camisa por lo visto era blanca cubierta de sangre, su cabeza parecía descansar sobre una masa de sangre coagulada ( por el tiro de gracia en la nuca). La diputada Cristala: valiente mujer, quién siempre estuvo al lado de las luchas de los trabajadores mineros, no pudo contener su emoción y rabia al mismo tiempo, en medio del llanto, preguntaba ¿porqué, porqué?

A su lado estaba el cuerpo de una mujer era de Consuelo García, su cabeza era una masa de sangre aplastada, luego se pudo saber que los asesinos le pasaron con el carro sobre su cabeza. Consuelo era una muchacha activa, con emoción social, se le veía vinculada a las actividades de las esposas de los mineros, quienes cumplen un papel importante de apoyo en las luchas de los respectivos sindicatos. Además Consuelo pertenecía a una organización de mujeres que practican la solidaridad en la lucha por los derechos de las mujeres. En memoria de Consuelo García, rindo homenaje a las mujeres que luchan por la justicia social.

Horas después empezaron a llegar a la morgue los dirigentes de la Federación Minera, de la CGTP, parlamentarios de IU, y demás compañeros de lucha. Las informaciones ya confirmaron que los cadáveres encontrados a eso de las 11.30 del 13 de Febrero, eran de Saúl y Consuelo.

¿Quienes estuvieron detrás del repudiable crimen?

En ese momento, se especulaba que podría ser: Sendero Luminoso, el MRTA, o los paramilitares del gobierno aprista (Rodrigo Franco) todos los dirigentes sindicales de aquella época y los que estábamos inmersos en la política teníamos noción sobre el accionar de cada una de estos grupos. El MRTA fue descartado, porque éstos no mataban a dirigentes sindicales ni dirigentes populares. Sendero Luminoso, en ese momento podría haber sido posible, pero al analizar las razones respecto a la dirigencia de la FNTMMSP, no concordaba con la lógica, por muchas razones, por tanto también fue descartado.

Los hechos y la situación del momento señalaban que el móvil de este crimen, obedecían a intereses políticos y económicos, ¿quienes podían ser los interesados?: el poder económico del sector minero y el gobierno, pues ambos estaban interesados en golpear a la FNTMMSP. Para la gran mayoría de las organizaciones sindicales estaba claro que todas las sospechas apuntaban al paramilitar Rodrigo Franco.

En 1988, se había librado una de las huelgas mineras más contundentes y prolongadas lideradas por Saúl Cantoral, exigiendo el derecho al PLIEGO NACIONAL: tanto los empresarios y el gobierno se negaban aceptar desde hace muchos años, por varias razones: los precios de los minerales en el mercado internacional: oro, plata, cobre, hierro, etc. son únicos. A los empresarios y gobierno les significaba ingentes ingresos, mientras que trabajadores mineros del Perú salarios que bordea la octava parte del salario y beneficios de los trabajadores mineros de países desarrollados.

Razón por el cual a los trabajadores mineros peruanos les convenía el pliego nacional porque así, se evitaba la dispersión y la desigualdad en los beneficios. Los pliegos nacionales unen a todos los trabajadores del sector y los convierte en una fuerza más contundente en torno a su FNTMMSP, mientras que los pliegos por cada sindicato los dispersa y pierden fuerza. Los empresarios y gobierno tenían sobradas razones para oponerse al Pliego Nacional.

Esa histórica huelga nacional minera de 1988, se caracterizó por ser la más sólida, fue acatada unánimemente y con convicción por todos los trabajadores mineros del Perú. El gobierno y los empresarios, se jugaban el todo por el todo, recurrieron a la campaña sucia como de costumbre y al método del cansancio, para los trabajadores mineros era decisiva esa huelga, a pesar de que la prolongación era riesgosa, pero al mismo un reto. La resistencia y combatividad de los trabajadores terminó por doblegar al gobierno aprista y a los empresarios (la historia y los entretelones de esa huelga es para escribir aparte).

Para la firma del acta de solución (es otra historia larga), se discutía los términos del texto, luego de consultar el contenido del acta a los trabajadores en huelga: fueron firmadas por parte de la representación sindical: la Federación Nacional Minera Metalúrgica y Siderúrgica y la CGTP y por parte del gobierno los respectivos ministerios, en el que por fin, se aceptaba y reconocía el derecho al Pliego Nacional de los trabajadores mineros. La huelga nacional fue un triunfo contundente

Incumplimiento del gobierno y empresarios y asesinato de Saúl Cantoral

Después del levantamiento de la huelga nacional de los trabajadores mineros, procedía a dar cumplimiento a la tramitación del Pliego Nacional Minero, pero tanto el gobierno como los empresarios recurrieron a métodos dilatorios y maniobras sucias para no cumplir los acuerdos del Acta y de esa manera burlar el derecho ya conquistado. Esta situación generó como era de esperar la indignación de los trabajadores. Cabe recordar que en el quinquenio del gobierno aprista sus políticas llevó al país a una inflación galopante, que golpeó duramente a la clase trabajadora y a la población, generó la peor crisis social. La CGTP, libró lucha frontal realizó varios paros nacionales y movilizaciones contra el gobierno aprista.

En ese contexto, se percibía nuevamente que el gobierno y los empresarios mineros preparaban medidas para impedir la realización de otra huelga minera, pero era difícil saber en que consistía, los sindicatos creían que lo harían como de costumbre: campañas de desprestigio, amenazas de despidos, detenciones etc. Pues la anterior huelga había generado ingentes pérdidas para los empresarios y al gobierno, ya que la minería es la que aporta mayores divisas al país y engorda los bolsillos de los empresarios, mientras que a los trabajadores se les mesquina. Pero optaron por el cobarde asesinato del Secretario General de la FNTMMSP, fue un golpe muy duro. No se necesitaba mayores análisis para entender quienes estaban detrás de este crímen. En concreto, es que el Pliego Nacional Minero quedó burlado. Gobierno y empresarios mineros probablemente se sintieron ganadores.

Saúl cantoral ofrendó su vida y su sangre por el derecho al pliego nacional y por la dignidad de los trabajadores mineros

A Saúl Cantoral lo conocí desde cuando fue Secretario General del Sindicato de Hierro Perú - Marcona, continuamente teníamos reuniones y coordinaciones de trabajo, dado que dicha organización era base de la CGTP, nos permitió conocernos ambos sobre nuestras posiciones política, si bien éramos de izquierda, pero Saúl no militaba oficialmente en ningún partido, porque siempre anheló una izquierda en un solo partido, por eso no era sectario. Luego fue elegido en un Congreso de la FNTMMSP como su secretario General. Y, también en el congreso de la CGTP Saúl me acompañó en el Consejo Nacional como Secretario de Disciplina de la central Mariateguista. Por lo tanto Saúl era un combatiente con conciencia de clase probado, y garantía de lealtad y consecuencia con el proletariado minero. Los asesinos de Saúl Cantoral privaron al movimiento sindical peruano a uno de sus cuadros más importes.

Después de los funerales de Saúl, continuaron las luchas, era la mejor forma de rendir homenaje al mártir minero, paralelamente, recurrimos ante Parlamento Nacional. En mi condición de secretario general de la CGTP y Senador de la República me vi obligado en honor a Saúl Cantoral a seguir insistiendo para que se ponga a debate mi proyecto de Ley que había presentado sobre el reconocimiento al DERECHO A LOS PLIEGOS NACIONALES, ya no solamente para el sector minero sino para todos los gremios de la diferentes ramas de actividad del Perú.

Con el peso de nuestros argumentos en los debates y las movilizaciones de los trabajadores fue aprobado dicho proyecto de Ley en la Cámara de Senadores y luego, en la Cámara de Diputados, por lo que procedía la promulgación de la Ley reconociendo el DERECHO A LA NEGOCIACIÓN COLECTIVA POR RAMAS DE ACTIVIDAD A NIVEL NACIONAL, válido para todos los trabajadores de los diferentes sectores, comenzando con los mineros. Por aquellos años los únicos que habían logrado el derecho a pliegos nacionales fueron: La Federación de Trabajadores en Construcción Civil del Perú (FTCCP) y la Federación de Empleados Bancarios del Perú (FEB).

Me acuerdo como si fuera ayer, el Presidente Alan García Pérez en las postrimerías de su gobierno convocó a un acto público para firmar la promulgación de esta Ley, yo estaba a su lado como autor de dicha Ley. El Presidente terminó su discurso diciendo "FIRMO, PROMULGO Y CÚMPLASE ESTA LEY EN MEMORIA DE SAÚL CANTORAL", pero no quiso decir quienes lo mataron

Han pasado 18 años pero SAÚL CANTORAL, ESTÁ PRESENTE HOY MÁS QUE NUNCA, SIEMPRE LO ESTARÁ, JUNTO AL CONTINGENTE DE LOS MÁRTIRES INVENCIBLES DEL PROLETARIADO PERUANO, SU TRAYECTORIA SEGUIRÁ SIENDO DIGNO EJEMPLO A SEGUIR POR LAS FUTURAS GENERACIONES DEL MOVIMIENTO SINDICAL.

Y, EN ESTA OCASIÓN EMPLAZO AL PRESIDENTE ALAN GARCÍA QUE RESTITUYA AQUELLA LEY SOBRE LOS PLIEGOS NACIONALES QUE EL MISMO PROMULGÓ, PERO BURLADA POR EL FUJIMORISMO Y QUE DIGA QUIENES MATARON A SAÚL CANTORAL Y SEAN CASTIGADOS LOS EJECUTORES Y LOS AUTORES INTELECTUALES, ASIMISMO SEAN INDIMNIZADOS LOS FAMILIARES

HONOR A LOS BRAVOS MINEROS DEL PERÚ Y LA FNTMMSP

¡¡GLORIA A LOS MÁRTIRES!!
(*) Ex Secretario General de la CGTP.
Rebanadas de Realidad - Envíenos sus comentarios e informaciones